Últimos temas
» Historia 2017
Sáb Mayo 13, 2017 9:08 pm por You´re Desitny

» Confesionario 7u7
Jue Mar 09, 2017 9:31 pm por Kim Heechul

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

Irresistible - (Priv/JiHyun)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Lun Mar 05, 2012 5:17 pm

En el instante en que tomé el taxi estaba tan desesperado por el simple hecho de buscar un medio en el cual llegar a casa, que olvidé el hecho de que ambos estábamos mojados y que todos los carros del servicio de taxis vienen con aire acondicionado, por lo que si antes estaba tiritando ahora está peor. El camino era largo, y mientras pasaba el tiempo sentía cómo la ropa se secaba sobre mi cuerpo, el escalofrió incrementaba de manera portentosa causando en mi un temblor incontrolable, como si se me fuese bajado la presión. Rogaba que llegáramos rápido a su casa, ya había pasado más de una hora y seguíamos dentro del carro, miraba por la ventana sumido en mis propios pensamientos.

- Noon emmm… JiHyun, ¿Vamos a el apartamento de 4Minute? – Pregunté volviendo mi vista hacia ella.- Por favor, explica tú la dirección – Inhalé aire con algo de dificultad. Escuché que ella le explicó al conductor, estaba tan confundido que me pareció haber escuchado una dirección distinta, no precisamente el apartamento de 4Minute, que es donde inicialmente creí que nos dirigíamos y que quedaba en el edificio del al frente de donde vivíamos nosotros. Como sea, no presté mucha atención, quizá el frio me tenía escuchando mal y me atrofia los sentidos (?)

Poco tiempo más pasó cuando llegamos, le pagué al señor con un billete mojado, le sonreí avergonzado.- No es falso, solo está mojado, ahora que llegue a su casa le pasa la plancha y queda listo! – Estiré el cuello y miré a JiHyun de reojo haciéndole señas para que saliera rápido del carro, en cuanto lo hizo me despedí del hombre con un exagerado movimiento con las manos, y en cuanto este se retiró me volví de frente al edificio. A decir verdad no sabía dónde estábamos, mismo motivo por el cual miré con confusión a la mayor.

- ¿En dónde estamos? – Dije tiritando siguiéndole sin refutar hasta que llegamos hasta la puerta de un apartamento. Me preguntaba a qué horas llegaría a mi casa, quería descansar y cambiarme de ropa, está en su mayoría se secó aunque eso no quitaba el que el frio se calase dentro de mis huesos terriblemente. – Creí que iríamos a casa de 4Minute…- Volteé la cara rápidamente hacia otra dirección soltando varios estornudos seguidos. Me ardían los ojos y sentía congestionada tanto mi nariz como mi garganta.


PD: Wiii llegué a mi post 100 (?)
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Sáb Mar 10, 2012 3:57 am

Que vergüenza! Ya tenia una larga lista acumulada en tan solo una noche como para no verle a la cara en meses, Dios porque no sufro de la memoria para olvidar los últimos acontecimientos que están calificados como los mas vergonzosos de todos mis 23 años de vida, o porque no existe una maquina del tiempo o una que lave la memoria, pues dudo poder olvidar lo que paso en varias décadas… una de las cosas irónicas de la vida es que recuerdas con dificultad cosas buenas de tu pasado y las vergonzosas se clavan en tu memoria y las recuerdas como si hubiesen sido ayer; algo dentro de mi presentía que lo de hoy seria uno de esos momentos imposibles de olvidar incluso puede que tal vez me atormenten en algunas ocasiones.

Ahora si no tenia ninguna duda, DongWoon me vivía arrastrando de un lado a otro; esta bien que teníamos prisa por llegar a casa pero dejar los zapatos atrás y correr descalzos era una locura, ya de por si llamábamos la atención y con eso aun mas, quien nos mirara no pensaría que somos dos personas que recién salen de una fiesta elegante sino un par de locos corriendo o huyendo de algo, hasta de ladrones nos podrían poner. Luego de tanto correr cogimos un taxi, me sorprendió que consiguiéramos uno por nuestras condiciones, no todos llevan a dos personas mojadas, embarradas, descalzas y con las prendas rasgadas, agradecí al chofer por compadecerse de nosotros.

En el momento de coger el taxi ninguno recordó que estos choches vienen con aire acondicionado, por lo que tenia mucho mas frio que afuera, la ropa mojada no ayudaba mucho, me estaba congelando por completo! para colmo nuestras casas no quedaban nada cerca, el castillo en donde fue la reunión era a las afueras de la cuidad y para colmo vivamos justamente del otro lado, por lo que cuando me toco dar la dirección de la residencia donde iríamos opte por dar la dirección del apartamento que tenia por separado para cuando mi madre o algún familiar venia a visitarme le ponía a su disposición, aunque yo también lo utilizaba de vez en cuando para reunirme con ChanSung cuando no queríamos ir a ningún lugar publico además que cuenta como una medida preventiva por los posibles desastres que puedan ocurrir en la casa de 4Minute - Ok, yo le explico - asentí sin mirarle ya que aun no me atrevía después de todo lo sucedido.

Lo único que quería ahora era llegar a mi casa y tomar un baño caliente. No veía la hora de bajarme de aquel taxi. Observe a DongWoon de soslayo, si no se cambiaba pronto podría enfermar por eso también había decidido ir a ese apartamento, quedaba mas cerca y allí él se podría secar mejor o le prestaría algo con que pueda abrigar, siendo honesta si algo le llagase a pasar me sentiría culpable por ello. En pocos minutos llegamos al lugar destinado, pensaba pagar el taxi pero deje mi bolso con todo en la recepción de la Fiesta, rayos! Tendría ir a preguntar mañana por el, salí primero del carro como me pidió DongWoon que lo hiciera, reí por lo bajo escuchando la charla entre el conductor y él.

Arrime a la portería y me pasaron las llaves de mi respectivo apartamento, la confusión en el rostro por parte del menor era obvia - Es el apartamento donde se vienen a quedar mis familiares cuando vienen de visita, por lo general mantiene vacío – respondí su pregunta dirigiéndome al apartamento – El de 4minute aun esta bastante lejos, a media hora de aquí mas o menos – mencione – No creo que sea conveniente para nosotros en especial para ti aguantar mas el aire acondicionado – agregue mirándole fijamente – Parece ser que ya te resfriaste – dije después de sus estornudos seguidos dando media vuelta y abriendo la puerta – Considero que seria mejor que te seques, te cambies y tomes algo caliente para eso ¿Qué dices?– me sentía realmente culpable por su estado y no estaba dispuesta a que empeoraran sus con diciones, si no fuera por mi no se encontraría tan mal.


Última edición por Nam JiHyun el Dom Abr 29, 2012 1:55 am, editado 1 vez
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Vie Abr 06, 2012 8:03 pm

Durante todo el trayecto desde la entrada del edificio hasta la entrada del apartamento no dije nada, tan solo caminaba con el pensamiento de que quería llegar pronto a mi casa para quitarme esta ropa que aun estaba un poco húmeda y tomar una ducha de agua caliente para ver si así se me quitaba el escalofríos y tomaba algo para la congestión que se había formado en mi garganta y nariz. Debía hacer algo pronto porque mañana cuando DooJoon me viese así, me daría una reprimenda porque teníamos que ensayar y yo lo más seguro es que amanecería enfermo. Antes bromeaba con mis amigos diciendo que les lanzaría una cubeta de agua helada en la madrugada cuando me ignoraran si les decía que me acompañaran a la cocina (?) a por comida, no volveré a amenazarles con eso, ya sé lo que se siente y es horrible, sientes como si incluso te dolieran los huesos debido al extremo frio de las madrugadas de Corea, mas tratándose de esta época del año, donde las brisas son realmente fuertes.

Ah, no sabía que lo tenías- Dije con voz nasal- ¿sí? – Estaba confundido, ni siquiera sabía por dónde se dirigía el taxi así que tenía idea de qué dirección tomamos para llegar hasta acá. El frio no me permitía hablar bien, y los estornudos no cesaban. Sonreí levemente al notar la preocupación en ella, no quería que se preocupase por mí, aunque en ese caso no se me daba ni porque quisiera, aparentar estarlo. – No es para tanto, solo tengo frio – Espeté, sin muchas ganas. Su sugerencia me dejó perplejo, pero tenía razón y no sonaba mal la idea, lo que sea con tal de no parecer un pollo remojado (?)- Está bien…- Asentí entrando a pasos inseguros hacia adentro del apartamento.

Se sentía tan acogedor el ambiente del apartamento, ni comparación con el frio tan desgarrador que hacía afuera, el silencio que hacía dentro de este era celestial, tan calmado que de inmediato sentía tranquilidad, el lugar perfecto para descansar y relajarse. Busqué el interruptor de la luz en una pared y lo encendí.- Por fin calorcito – Murmuré cruzándome de brazos. Volví a toser colocándome una mano empuñada sobre la boca.

- Ni por equivocación hubiese pensado que mi ida a la fiesta acabaría de esta forma- Dije divertido mientras me sentaba tímidamente en un extremo de uno de los sofás de la sala. Eché la cabeza hacia atrás recargándola en este cerrando los ojos, los cuales me ardían, y entreabrí un poco la boca respirando por allí debido a que tenía la nariz congestionada. - ¿Tú te sientes bien? – Pregunté sin moverme abriendo los ojos sintiendo mis parpados pesados por el cansancio que me cargaba, de verdad quería descansar, me sentía muy fastidiado por dentro.

avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Dom Abr 29, 2012 4:15 am

Pensando un poco mejor las cosas ir a mi apartamento era la mejor idea, no quiero ni pensar que podría pasar por la mente de las chicas cuando me vieran llegar así a esta hora de la madrugada, no traía mis zapatos, ni mi cartera, y mucho menos mi abrigo; todo lo había dejado en la fiesta, además de eso me encontraba mojada de pies a cabeza con el saco de quien sabe quien (?), cubierta de barro y para colmo con el vestido rasgado, si por mi mente no pasaba nada bonito por la de ellas menos! Nada de eso seria para si quiera imaginarse algo “lindo” y si me vieran llegar con DongWoon… tampoco es que ayude mucho que digamos, creo que hasta seria peor la idea que armarían en su cabeza (?).

Sacudí ligeramente mi cabeza dejando aquellos pensamientos absurdos que empezaban a cruzar mi mente – Dudo que solo tengas frio – mencione observándole con detalle, se notaba a simple vista que no estaba bien, lo mas probable es que se haya enfermado no es para menos sus ropas estaban mojadas por completo y con el frio tan aterrador que estaba haciendo antes no le dio hipotermia – Vamos entra, si sigues con eso puesto empeoraras – dije ya con la puerta abierta esperando a que entrase, apenas entro ingrese detrás de él. El cambio de clima fue muy perceptible, adentro hacia un calor acogedor a comparación del frio tan espantoso que hacia en la calle.

Yo diría que ni en mis sueños más locos pensé que esto pasaría – comente depositando las llaves encima de la mesa y caminando hacia el espejo que había en la sala, quería ver en que estado lucia pues dudaba que olvidaría esto por un buen, buen tiempo. Suspire levemente dejado caer mis hombros en lo que miraba de nuevo a DongWoon que yacía sentado en el sofá, se veía realmente mal – Si estoy bien ¿tu como te sientes? – Me acerque un poco – No pareces estar muy bien que digamos – me senté a su lado llevando una de mis manos a su frente con delicadeza – Parece que tienes fiebre – murmure esta vez tocando una de sus mejillas – Es mejor que te cambies de ropa creo que te puedo prestar la ropa de…. – hice una pequeña pausa –… de mi hermano, estoy segura que te podrá servir – dije levantándome del sofá para ir al cuarto por una toalla.

Estando en la habitación aproveche y busque la ropa que le prestaría para que no siguiera con ese traje mojado y sucio, no creo que a ChanSung le moleste si tomo prestada algo de la ropa que dejo la última vez que estuvo aquí o tal vez si... bueno no importa ahora lo primordial era la salud de DongWoon. No tarde mucho en regresar a la sala con todo listo para que DongWoon tomara una ducha con agua caliente, por suerte tenia calentador instalado, benditos sean cuando no quieres bañarte con agua fría a las 5 de la mañana (?) – Sera mejor que tomes una pequeña ducha – mencione pasándole la toalla, la sudadera y la camiseta que traía para él – El baño esta al fondo del pasillo, es la puerta de la derecha – sonreí ampliamente – Vamos, entre mas tiempo sigas con eso puesto te enfermaras mas – Tome su mano ayudándole a pararse – No demores, cuando salgas te estará esperando una tasa de chocolate caliente (?) – dije esperando que entrara al baño.
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Miér Jun 27, 2012 5:13 pm

Debí suponerlo, intentar engañar a Jihyun era tarea imposible, no sé si es porque es realmente lista, o porque es mujer y tiene aquello a lo que llaman "intuición", o si en realidad me veía tan constipado. En todo caso, no me gusta generar preocupación en quienes me rodean. "Debo ser fuerte" me digo todo el tiempo, pero supongo que el cansancio, la adrenalina y aquella mojada en una madrugada terriblemente fría no ayudaban en absoluto. En realidad lo mas deseaba era descansar y tomar una ducha caliente. Irme y dejarle sola cuando apenas acabábamos de llegar a su casa y cuando se estaba portando de manera condescendiente y preocupada conmigo no sería de buen ver, además que tampoco podía olvidarme del hecho de que me encontraba vuelto un desastre, no solo me sentía mal físicamente sino que mi ropa toda mojada y mojosa se prestaba para malas interpretaciones por parte de cualquier persona que fijase sus ojos en mi.

Mantuve los ojos entreabiertos observando descuidadamente el cielorraso estando consciente de que la mayor se encontraba a mi lado. Di un respingo al sentir su suave mano posarse en mi frente con sutilidad, lo que me llevó a mirarla casi de manera suplicante, no porque no quisiera que me tocara sino que ella ignoraba que su cercanía me ponía inquieto, y el desconocer la razón era desconcertante, un momento antes cree el juicio de que ella me gustaba, ¿Aquella sensación de debilidad cuando la tengo cerca se debe a eso también?, no quería sentir cosas, pero tampoco podía evitarlo, ¿Por qué justo tenía que ser ella, una chica para la cual no soy mas que un chiquillo, acostumbrada a la independencia, a las fiestas, a los lujos?. Escuchaba historias semejantes de mis hyungs, supe cómo iniciaban pero no recuerdo que alguna de esas hubiese tenido un buen final. Tal vez… a mi me esperaba lo mismo. Debía apartar esos pensamientos. No era momento para poner reparos, así que me limité a asentir aceptando su sugerencia.

Le vi marcharse a lo que me decía unas palabras que no fui capaz de comprender sino hasta verle regresar con una toalla, la sudadera y la camiseta para mí. Agrandé los ojos al analizar lo que eso quería decir: Me bañaría allí. La idea me espantó, sobretodo porque me parecía algo pasado el tener que bañarme en su apartamento, no me sentía bien pero con cambiarme de ropa creía que era suficiente, pensamiento que se contraponía con el de ella al hacerme entender que si continuaba vestido permitiendo que esta ropa húmeda se continuara secando en mi cuerpo mi fiebre aumentaría. Acepté su mano poniéndome de pie mientras le echaba una leve ojeada a la ropa que me había pasado, evidentemente era de hombre, no recordaba haber escuchado que ella tuviese algún hermano, ¿y si… era de Chansung? Que hubiese ropa de él aquí solo me daba a pensar que ellos habían estado juntos de manera mucho mas intima y que muy seguramente este era su nido de amor. Tan iluso yo creyendo que a lo mejor su relación no era tan sólida y cercana.

Gracias. No tardaré — Murmuré entrando al baño, me volví hacia ella y le miré por un breve instante. — ¿De esa manera esperas a tu novio cuando toma una ducha? Digo, me da curiosidad — Gruñí soltando su agarre, solo hasta terminar de decirlo fue que reparé mis palabras. ¡Que imprudente! Pero qué podía hacer cuando la curiosidad me estaba matando.

Suspiré sintiendo el aire caliente salir de mi nariz recordándome que debía apresurarme ya que inevitablemente me había subido la fiebre. Incomodo cerré la puerta con seguro y noté lo lamentable que me encontraba al mirarme en el espejo, elevé una mano hasta mi frente tocándola con el dorso de la misma comprobando que estaba caliente. ¿Cómo puede ser posible que me enfermara de manera tan pronta? Me deshice de mis prendas permitiendo que la tibia agua recorriese mi cuerpo en cuanto puse un pie adentro de la ducha, lavé incluso mi cabello echándome un poco de shampoo de ella, luego de enjabonarme demoré un largo rato debajo de la ducha disfrutando del refrescante baño, rogando que con eso bajara la fiebre. Al terminar tomé la toalla y me sequé, vacilé un poco antes de decidirme a tomar la ropa que ella de manera amable había optado para mí. Me coloqué los pantalones de sudadera sintiéndome incomodo por tener puesto algo ajeno, tomé la camiseta en una mano magullándola un poco y entonces me la puse despreocupadamente saliendo del baño yendo rumbo a la cocina. Siendo seducido de inmediato por el exquisito olor a chocolate.

Me da algo de vergüenza contigo— Dije apenas entré. — Siento que te estoy causando muchas incomodidades — Añadí antes de soltar un estornudo. — Aun así gracias por todo. Deberías ir a bañarte, también has recibido mucho frío. — La miré fijamente y no sé por qué me sonrojé, acabando por evadir su mirada posándola mejor en otro punto de la cocina.

avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Sáb Jul 07, 2012 3:50 am

Era inevitable para mí preocuparme por aquellos quienes me rodean y ocupan un lugar importante en mi vida, con el tiempo el papel de “madre” que desempeñaba en 4Minute se había vuelto un hábito para con todos los de la Cube Ent. Inconscientemente siempre me preocupaba por cada uno de ellos, en varias ocasiones las chicas me decían que me preocupaba más por los demás que por mi misma, lo cual resultaba hasta cómico, pero eso de causarle problemas a los demás y mostrarme débil no es lo mio, siempre me mostraba fuerte ante cualquier adversidad así me estuviese causando un gran daño, supongo que mi orgullo y obstinación ante cualquier cosa eran unos de los causantes de no querer que nadie me vea en un estado o situación preocupante.

Ahora mismo si bien me encontraba realmente preocupada por DongWoon ya que en parte me sentía la responsable de que se hallara en ese estado si él no me hubiera prestado aquella chaqueta que consiguió en la fiesta estaría corriendo con la misma suerte, solo esperaba que se mejorara rápido y su condición no empeorase.

No se si era por la misma fiebre o cuan maluco se encontraba que en un principio no entendió a lo que me refería, logre notarlo por la expresión que reflejo en su rostro apenas me vio llegar con la toalla y las cosas para él, sabia que le podría resultar incomodo balarse allí e incluso ponerse la ropa de alguien mas pero lo primordial ahora es su salud y que se quite esa ropa mojada que lo único que hacia era hacerle mas daño del necesario – No pienses mucho la idea ¿has de cuenta que te estas bañando en casa de algún amigo – mencione al ver su indecisión.

Nenecitas algo mas? – pregunte cuando se quedo mirándome por unos segundos en la entrada del baño – Ah? – Fue lo único que pude exclamar ante su extraño comentario – A que vino eso – murmure un tanto molesta dirigiéndome a la cocina para evitar contestarle de mala gana, pero que se creía para decirme tal cosa, ¿curiosidad? quien hace esa clase de preguntas solo por curiosidad, es mas que diablos tenia que ver lo uno con lo otro lo que haga o deje de hacer con mi vida es mi problema no el suyo, además ¿parecía aquello un reclamo? Desde cuando le tengo que decir lo que hago o no hago con ChanSung, DongWoon no tiene ningún derecho a preguntar ese tipo de cosas y mucho menos en el tono en lo que lo hizo, por Dios! ni que fuera mi padre! Enserio que no lo comprendo, por mas que trataba de verle lógica a su repentino comentario no se la hallaba, de vedad que a veces no le entendía.

Suspire y conté hasta 10, debía calmarme o quien sabe que le diría cuando saliese del baño, de momento seria mejor pensar en otra cosa como en hacer el chocolate, el cual le serviría para reponerse un poco no solo a él sino a mi también, rápidamente saque la chocolatera y me dispuse a hacer la bebida. Pensaba que si me ponía hacer otra cosa sacaría aquella frase de mi mente pero parecía imposible… por mas que lo pensara seguía sin entender porque dijo aquellas palabras, su voz me trajo de nuevo a este mundo estaba tan sumergida en mis pensamientos que no me di cuenta que hora había salido del baño – No te preocupes – mencione terminando de batir el chocolate – Si eso hare – dije levemente desviando la mirada, aun estaba un poco molesta por lo anterior por lo que preferí no hablar mucho mientras se me terminaba de pasar el disgusto – El chocolate ya esta listo así que te puedes servir – agregue saliendo de la cocina directo a mi habitación, saque la ropa que me pondría y entre al baño rápidamente.

Deje a un lado el vestido, la chaqueta y demás accesorios que traía puestos. Ya sin ellas entre a la ducha dejando que el agua tibia recorriera cada parte de mi cuerpo, quite de mi cabello algunas hojas que tenía enredadas, no se cuantas veces me toco echarme shampoo para quitar la tierra que tenia en el cuero cabelludo, parecía interminable así como cuando te echan harina y duras horas en el baño quitándotela, luego de la interminable lavada de cabello cerré la ducha para buscar el jabón, de repente sentí una extraña sensación de ser observada…
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Miér Jul 25, 2012 6:05 am

Sabía que aquellas palabras que sin pensar salieron de mis labios le molestarían, se le notó principalmente en su mirada desconcertada, acompañada de su ceño que podía jurar que estaba a punto de fruncirse. A pesar de que no dijo casi nada, bastó lo suficiente para darme a entender que cometí un error. ¿Por qué dije algo como eso?. En realidad sé la razón, poco a poco voy conociendo mas mi corazón, el cual aquella mujer que tenía al frente tomaba posesión de este sin querer. Si tan solo, me permitiese un segundo de su tiempo y me dijera qué soy para ella. No me he atrevido a preguntarle algo semejante, ni siquiera era por cobardía de a lo mejor escuchar un rechazo de su parte, sino enojo y mi orgullo entraba en juego, una vez mas aquel interrogante que tanto detesté hacerle en la discoteca semanas atrás regresaba a primar en mis pensamientos “¿Por qué me besas?”. En esa ocasión fue ella que me sorprendió con un beso demandante que no pude ignorar, y le correspondí con la misma entrega y pasión con que ella me besaba. Jamás había sentido algo semejante. Desde entonces se adueñó de mis pensamientos, empezando a mirarla con otros ojos, increíble lo que puede llegar a ocasionar un simple beso, no, el nuestro fue mas que eso, lo puse sentir. Después, bañados por el agua de la fuente y bajo la luz de la mismísima luna caímos tentados una vez mas a fundir nuestros labios en un beso prohibido y sensual, sabíamos que eso no estaba bien pero ninguno lo evitaba, entre ella y yo todo fluía de manera natural.

No dije nada pues me apresuré a cerrar la puerta siendo consciente de mi acción, pero ¿qué podía hacer? Era alguien que hablaba impulsivamente, a veces, a lo bruto y sin pensar, así había sido esta vez. Sino fuese porque de verdad necesitaba aquel baño, no hubiese dudado en llamar a mi manager a que me fuese a recoger, pero pensándolo mejor no era pertinente. ¿Qué razón le daría por encontrarme en casa de ella? Recibiría un regaño y, si contaba con mala suerte, me prohibiría verme con ella fuera de la agencia para evitar algún escandalo. La fiebre en vez de bajar sentía que se concentraba más y más, mi respiración se sentía caliente, la congestión en mi nariz y mi garganta también empeoraba. Lo que si rescataba era que me sentía más cómodo, al menos no llevaba puesta la ropa mojada.

Sentía como algunas gotas de agua bajaban de mi cabello y resbalaban por mi rostro, esto ya que no me había secado bien el cabello. Temía un poco de su reacción al ir a la cocina, y así fue. Sabía que me había pasado, pero para mi era inevitable no pensar con recelo que ella se comporta de esa misma manera, con aquel cuidado y protección a su novio. Era un tonto, lo sé. Sin embargo, solo era un chico que tenía miedo de que sus sentimientos se desbordaran a tal punto de no poder controlarse, un chico al que le dolía no saber qué había en el corazón de la mujer que tenía al frente, un chico que piensa egoístamente y que desea que le miren a él y solo a él. El silencio y la prudencia eran mis mejores aliados, debía intentar calmarme, aunque en mi estado no es como si me encontrase con las fuerzas suficientes para enfrentarla y pensar con claridad, quizá, si dejaba las cosas como estaban todo pasaría rápido. En realidad, sabía que eso no pasaría, porque podía sentir que el ambiente se tornaba distinto cuando ella y yo nos encontrábamos en un mismo lugar. Pero no quería ser aquel que goza de sus labios y al que luego le dan la espalda, deseaba poder leer sus pensamientos y saber lo que había en su corazón. Quería… saber tantas cosas.

- Lo beberé, gracias- Asentí bajando la mirada, me sentía tan patético y culpable, ella preocupándose por mi y yo incomodándola con mis preguntas impulsivas. Ni siquiera me giré cuando pasó por mi lado desapareciendo de la cocina. Di un hondo suspiro y caminé hasta el mesón, me serví chocolate en una taza, la tomé por la oreja y me senté en una silla del pequeño comedor de la cocina. Meneé la taza y soplé un poco ya que el contenido estaba sumamente caliente. Aproximé la misma a mis labios y bebí un sorbo de chocolate. Estaba delicioso. Transcurrieron los minutos hasta que terminé de beberlo todo. ¿O quizá pasó mas tiempo? Durante todo el rato estuve con la mirada ida sobre cualquier punto de la mesa solo empinan la taza hasta mis labios, casi, de manera mecánica. Lo había acabado todo pero aun sujetaba la taza en el aire. Prontamente un hormigueo en mi garganta y mi nariz me hizo advertir que se venía un fuerte estornudo, pero, desafortunadamente no pude hacer nada y la taza irremediablemente se me cayó partiéndose en muchos pedazos en el suelo.- ¡Ah! – Exclamé levemente al darme cuenta que me había salpicado un vidrio, cortándome mínimamente un dedo. Lo apreté con fuerza y me levanté rápidamente y salí de la cocina a pasos agigantados. ¿Dónde estaría alguna escoba? ¡Genial! No solo estaba incomodando a Jihyun teniendo que lidiar conmigo enfermo sino que además, le parto una pieza de su vajilla.

No sé si era debido al descontrol interno que tenía mi cuerpo o si fue porque me levanté demasiado rápido de la silla, pero conseguí sentirme mareado. Estaba de nuevo en el pasillo pero, súbitamente había olvidado cual era la puerta del cuarto de ella, quería advertirle sobre lo que había ocurrido en la cocina. Pasó mucho tiempo desde que había salido a bañarse así que supuse que ya se encontraba arreglada, y tal vez, se demoraba a propósito para evitar verme, ya que de verdad le sentí molesta. Me encaminé hacia la primera puerta que vi y abrí la misma sin titubear adentrándome de inmediato, plenamente confiado de que esa era la recamara de ella. Al notar que entré fue al baño iba a salir, pero cuando giré hacia la parte de la ducha, mis ojos se encontraron con una imagen que probablemente no olvidaré jamás. Por supuesto, encontré a quien buscaba, pero no precisamente como creí encontrarla. Ella… estaba sin una sola prenda que cubriese alguna parte de su cuerpo, mi consciencia me decía que debía salir pronto de allí antes de que se diese cuenta pero mis piernas se negaban a moverse, estaba atónito, nunca había visto a una mujer de esa manera. Su cuerpo era armonioso, eso lo sabía, pero verlo de esa forma era increíble, sus caderas pronunciadas, su cintura delgada, la línea curva de su espalda, sus piernas largas y bien contorneadas, sus senos eran perfectos; blancos, redondos, voluminosos y firmes. Su belleza excedía los límites, me quedé sin palabras, pasmado sin poder parpadear o siquiera decir algo, solo era consciente de que mi pulso se aceleraba abrumadoramente y que la sangre se subía a mi rostro haciéndome sentir sofocado.

Tenía que hacer algo pronto, esto no estaba bien. Debía ser fuerte, salir de ese baño y hacer de cuenta que nunca vi nada, que mis ojos jamás se deleitaron con el hermoso cuerpo de la mayor, que jamás vi algo tan sensual en mi vida. Tenía que hacerlo. Con mucha dificultad aparté mi mirada de ella, prefiriendo por bajarla al suelo, pero, al intentar dar un paso hacia un lado para salir de allí, choqué el mueble donde estaban las cremas escuchando como un par de estas caían al suelo. – Jihyun, yo te juro que no sabía que estabas aquí. -. Me apresuré a decir antes de que ella dijese algo. – No sé…- murmuré casi sin voz.- si esto esta bien, o si esta mal pero…- Mi consciencia me pedía a gritos salir corriendo de allí, pero las demandas de esta distaban mucho con las de mi cuerpo, pues en cuanto me quise dar cuenta me encontraba dirigiendo mis pasos hacia la ducha. Enfrenté mi mirada con la de ella, y no dije nada más, tan solo me quedé así, quito perdiéndome en sus ojos una vez más, estaba tocando terreno peligroso, pero estaba hechizado por la magnitud de las emociones que siempre despertaba en mí aquella mujer. No pensé, solo me dejé llevar por lo que sentía, mis brazos se envolvieron alrededor de su cintura jalando su cuerpo mojado contra el mio, rosé nuestras narices levemente sintiendo su respiración y sin mas rodeos cubrí sus labios con los míos fundiéndolos en un beso lento y a la misma vez apasionado, sentía que mi corazón se saldría de mi pecho y mi cuerpo temblaba por los nervios, no sabía qué pasaría después pero de momento no pude evitar aquel impulso por querer sentirla mas cerca de mí, mientras le besaba sentía su cuerpo frio pegado a mi torso caliente debido a la misma fiebre.
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Miér Ago 01, 2012 2:47 am


A medida que el agua iba cayendo y recorriendo todo mi cuerpo me iba calmando poco a poco, no solo necesitaba aquel baño para quitarme la mugre que traía encima y evitar un resfriado sino que también debía refrescar mi mente pues aun me tenía un poco molesta por el comentario raro y repentino que había hecho antes de entrar a tomar una ducha, en algún loco momento llegue a pensar en preguntarle porque había dicho tal cosa pero lo vi incomodo y no me atreví sin contar que prefería dejar las aguas calmas y no terminar peleando con él por unas simples palabras impulsivas y poco prudentes.

No se cuanto tiempo llevaba en el baño, pero estaba segura que hacia ya un buen rato que estaba dentro de la ducha y lo peor era que ni siquiera me terminaba de bañar del todo. Estire la mano para tomar el jabón del lugar donde siempre lo dejaba sin embargo esta vez no lo encontré allí. Cerré la ducha para no desperdiciar agua y así buscarlo, lo mas probable es que DongWoon o en su defecto la aseadora que viene cada tres días a arreglar el apartamento lo hubiesen cambiado de sitio, poco tiempo después di con el bendito jabón que estaba en la repisa al lado de la ducha, de repente por un instante sentí la extraña sensación de cuando eres observado o sientes la presencia de alguna persona atrás tuyo, ‘No seas paranoica JiHyun, de seguro son solo imaginaciones tuyas’ me dije a mi misma sin prestarle mucha atención a esa incomoda sensación, no debía preocuparme por algo como eso ya que no había ningún hueco ni nada por donde pudiesen espiarme (?) así que he de suponer que el baño es seguro y solo estaba un tanto incomoda porque DongWoon se encontraba en la cocina… nagh tonterías mejor debía apresurarme para salir rápido ya que me estaba demorando mas de lo necesario.

Suspire leve tomando el jabón con una de mis manos mientras que con la otra acomodaba mi cabello hacia un lado, en el segundo que pase la barrita de jabón por encima de mi hombro oí un fuerte estruendo dentro del mismo baño, desvié la mirada hacia el lugar donde provenía el ruido encontrándome con todas mis cremas tiradas en el suelo sin embargo… eso no era el mayor problema… pasaron unos pocos segundos para que pudiera procesar toda la información que estaba asimilando mi cerebro rogaba porque mi cabeza se estuviera alucinando todo eso y fuera todo producto del frio acumulado o mas bien me negaba a creer que el causante del desastre fuera nada mas ni nada menos que DongWoon!. Pegue un grito y por auto reflejo le tire el jabón mas sin embargo no dio en la victima acto seguido intente “taparme un poco” sintiendo como subía la sangre a mi rostro poniéndose de un color rojo intenso ya sea de la misma vergüenza o molestia de verlo allí parado sin mover un mísero musculo! estaba completamente atónita y perpleja, parpadeando constantemente sin poder mencionar una sola palabra por la impresión y todas las emociones encontradas, entre la pena y querer lanzarlo por la ventana o las escalares no sabia cual de las dos dominaba mas mis instintos ahora mismo.

Que decía? Que no sabia que aun estaba aquí? – Eso lo pongo en duda – dije tenuemente bajando la mirada intentando calmarme, por una parte quería romperle un hueso pero por otra sabia que seguía enfermo aun así eso no era escusa para entrar a mi baño como pedro por su casa (¿) y... observarme sin nada puesto!! Además hasta ahora él era el primer hombre que me veía de esta manera, apreté mis puños sin dejar de “cubrirme”, tome un poco de aire y alce la mirada, encontrándome con el muy cerca de mi, alguien me podría decir que hacia todavía allí como si nada y para rematar acercándose – Oye que haces? – mencione llevándome un gran asombro en el instante en que sus brazos envolvieron mi cintura y me pego contra su cuerpo caliente por la misma fiebre, aquel movimiento provoco que mi pulso se acelerara considerablemente, esto era bastante peligroso que diablos estaba pretendiendo DongWoon – Sal…– dije por lo bajo sin dejar de mirarlo dando un paso hacia atrás al sentir el roce de nuestras narices evitando así el contacto entre estas – No te dije que… – mis palabras se vieron interrumpidas en un santiamén al sentir sus labios sobre los míos, de nuevo ese elixir prohibido que eran sus labios volvían a mezclarse con los míos en un beso lento y apasionado; fue algo tan repentino que quede en blanco sintiendo el suave toque de sus labios, después de varios segundos correspondí el beso débilmente y algo dudosa, era una de las primeras veces que no sabia como reaccionar, mi cabeza empezaba a dar vueltas.

Sentir su calor corporal, sus fuertes brazos abrazándome y pegándome contra su torso bien marcado hacían que mi mente se empezara nublar, me veía tan tentada a corresponder su beso de la misma manera pero en esta situación no me agradaba, sumándole que no dejaba de lado el hecho de que había entrado sin avisar al baño encontrándome de esta manera… Mi mente se refresco un poco recordando esto ultimo por lo que le empuje levemente teniendo ya espacio suficiente y con la palma de mi mano le di un golpe en una mejilla – Son DongWoon espero que para cuando salga tengas una MUY buena explicación del porque entraste aquí – mencione con mucha seriedad haciendo que su rostro mirara hacia la pared mientras con mi mano libre agarre la chaqueta que anteriormente me había quitado y se la lance en el rostro tapándole así los ojos. Sin mencionar una sola palabra lo saque de un empujón del baño y cerré la puerta, ahora el problema era como haría para verle a la cara (?) otra cosa mas se sumaba a la lista de las miles de veces que he pasado por situaciones vergonzosas con el pero creo que esta se lleva el premio, me lleve ambas manos al rostro sintiendo este caliente por lo ocurrido, podría jurar que casi me evaporo allí mismo de lo roja que me encontraba.

Olvidar lo que acaba de pasar seria bastante duro para ambos, aun persistía la sensación de estar siendo rodeada por sus brazos, sacudí ligeramente mi cabeza y me metí a la ducha de nuevo, buscando centrarme un poco, me enjabone y enjuague rápidamente; en poco tiempo ya estaba fuera de la ducha vestida y arreglada. Tome aire antes de abrir la puerta del baño y salir en busca de él – DongWoon donde estas? – pregunte viendo que no se encontraba en la cocina.
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Vie Ago 03, 2012 4:28 am

Cuando conocí a Jihyun un par de años atrás no hubiese llegado a imaginar que mas adelante acabaría despertando emociones en mí. Era consciente de que al poner un pie dentro de aquella ducha no solo tocaría terreno prohibido por el hecho de estar invadiendo su privacidad, ella estaba desnuda y después de todo yo soy un hombre, mientras que por otro lado estaba el hecho de que la mayor era una mujer que estaba en una relación sentimental con otro hombre. Ella no era el tipo de mujer que le gustaba llamar la atención de los hombres, Jihyun era mas bien una mujer sin igual, consciente de sus puntos fuertes así como de sus debilidades, sabe qué decir en cada momento y es dueña de un carisma desbordante, quizá, según yo, uno de sus principales atractivos. Pero ahora, yo era conocedor de que detrás de aquel rostro angelical se encontraba una mujer dueña de un cuerpo virtuoso, sensual y armonioso, ¿Es que acaso el destino se encarga de torturarme cada vez que pienso que lo mejor es alejarme de ella? Porque parece que cada que me aferro a la idea de apartarme de su lado porque tengo la sospecha de que su cercanía me hará daño más adelante ¿Por qué no detener aquellas emociones y seguir como si nada? Era estúpido, pero lo cierto era que no podía, sabía que no lo conseguiría porque nadie mas que yo era consciente de lo profundo que ha llegado a calar la mayor en mis pensamientos.

Mis oídos percibieron la suave voz de ella pidiéndome que saliera del baño, pero, mis sentidos empezaban a nublarse, negándome totalmente a hacer lo que me ordenaba. Y lo hice, la besé, era la segunda vez en esta noche que sentía aquellas ganas por probar sus labios, los cuales se me hacían cada vez mas aditivos aun cuando eran sinónimo de lo prohibido, los mismos que me convidaban y generaban en mí las férreas ganas de creer que podría luchar por convertirme en su dueño a sabiendas que no sabía si tenia oportunidad de conservar algo que jamás ha sido mío realmente. La besaba con calma frotando mis labios suavemente con los de ella, moviéndome de un lado a otro, apresándolos con ansiedad y anhelo. Sentía su cuerpo temblar sus senos voluptuosos y desnudos apretarse contra mi pecho, percibiendo su tacto, fuerte y suave a la vez, lo que estaba empezando a producir otro tipo de sensación en todo mi cuerpo, me encontraba envuelto en su calor, pensando, que por ese instante tan intenso, ella se encontraba donde debía estar… junto a mí. Mis manos que habían estado aferrándose alrededor de su cintura recorrieron su espalda, comenzando un sutil rose sobre su piel, como si quisiera de alguna manera grabar la suavidad de su piel en mis huellas.

Así como inesperadamente empezó también terminó, fui sorprendido por la manera en que me alejó de ella para seguido abofetearme haciendo mí girar el rostro en el acto. Quedé pasmado por unos segundos, y entonces, sentí aquel el ardor en mi mejilla debido al golpe. Mas que consternado porque me hubiese abofeteado, lo estaba por su reacción. De pronto, me sentí muy inexperto. ¿Por qué se ponía así? ¿Acaso ella no estaba tan entregada a nuestros besos hacia tan solo un instante? ¿Acaso sus labios no me besaban con lentitud y entrega también? ¿Qué sabía ella de cómo fue que llegué hasta aquí?. Estaba devastado, siendo incapaz de mirarle al rostro de nuevo, era un cumulo de sentimientos, entre el arrepentimiento y el dolor, la había molestado y hecho sentir mal, que llegase a pensar y crear juicios malos de mi persona. No debí haber entrado, que si ya mi cabeza estaba confundida con respecto a ella, mi corazón se tornaba de la misma manera, aun cuando luchaba con todas mis fuerzas contra aquellas inquietantes sensaciones y emociones que la mayor despertaba en mí, no podía ignorar lo que ocurría, y estaba seguro que ella tampoco, porque si alguien inició todo esto no fue otra persona sino ella. – La tendrás – Repuse con firmeza antes de que la mayor arrojase sobre mi una chaqueta sacándome del baño.

Una vez afuera, me quité de encima aquel trapo y tras soltar un gruñido lo dejé caer en el suelo. Me recargué por un instante en la pared cerrando los ojos, iba a enloquecer, no solo me sentía mal físicamente sino que tantos cambios de emociones me hacían sentir agobiado. Elevé una mano hasta mi frente, estaba realmente caliente, abrí los ojos y con aspereza caminé hasta la sala, me quería ir de ese apartamento, no quería verla, era terrible cómo dominaba mis sentidos aquella mujer, y me negaba a volverme su juguete, porque si, era sumamente complaciente su entrega a la hora de besarme, aquella pasión desbordante haciéndome sentir eso que llamarían ‘mariposas en el estomago’, pero había algo que no podía pasar por alto más, ella tenía novio. ¿No lo quería lo suficiente como para besarme y así mismo, para aceptar mis besos sin objeciones? ¿Qué pasaba por su cabeza cuando pensaba en Chansung y en mí? No quería pensar mal de ella, pero cada vez el embrollo en mi cabeza creía más y más, no sabía qué creer. A lo mejor si fuese un chico con experiencia sabría qué hacer en esta situación, pero lamentablemente jamás he sabido lo que es estar en una relación con alguien y nunca había sentido una atracción tan fuerte hacia a alguna mujer.

- ¡Rayos! – Bufé de mala gana al notar que la puerta estaba cerrada con seguro. Obviamente no podía salir de allí. Que suerte tan pésima, ni porque me llamo DongWoon (?). Me pasé las manos por los ojos restregándolos, parpadear era cansado. Quería dormir, descansar, olvidarme de todo, despertar y creer que todo lo ocurrido esta noche había sido solo un sueño. Pronto comencé a toser una y otra vez, mi pecho dolía por lo fuerte que se volvía mi toz. Por un momento había olvidado lo constipado que me encontraba. De ninguna malera le pediría algo más, no soportaba tener que enfrentarle de nuevo y ver en sus ojos una cosa y escuchar de sus labios otra distinta, ¿Por qué hacía las cosas y actuaba como si no fuese consciente de ello? ¡Basta!. Abrumado y sin plantear otra opción, me agaché y senté en un costado del sillón en el suelo, flexioné las piernas y abracé las mismas apoyando mi cabeza sobre mis rodillas, así, cerré los ojos, que por cierto, me ardían. Escuché la voz de Jihyun desde la cocina, pero no contesté, muy por el contrario enterré mas el rostro entre mis brazos, me sentía mal. Puede que estuviese teniendo una actitud algo infantil, pero no sabía cómo comportarme frente a muchas situaciones, y esta era una de esas.

avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Sáb Ago 04, 2012 4:02 pm

Las imágenes recientes de lo ocurrido en el baño no salían de mi mente, por mas que intentara pensar en otra cosa me resultaba imposible alejarlas por completo, mas cuando aun tenia marcada en mi piel su calidez, la sensación de ser rodeada por sus fuertes brazos, su esencia y el sutil toque de sus dedos en mi espalda, ese movimiento que había hecho estremecer todo mi cuerpo y causo miles de sensaciones en este en tan solo unos pocos segundos tampoco quería desparecer. En el momento en que me beso parecía que iba perdiendo mi energía poco a poco, era la segunda vez en esta noche que me besaba con aquel anhelo, sus labios y el ligero rose eran tan dulces que por poco derribaba todas mis fuerzas. En esos segundos tan intensos y la cercanía con su cuerpo estaba logrando que me intimidara un poco, me sentía avergonzada ya que nunca antes había pasado por una situación como esta, ni siquiera ChanSung que era mi novio me ha visto sin una sola prenda ese era uno de los motivos por el cual estaba molesta y por ello termine reaccionando como lo hice, si le abofetee pese a que sus caricias no me desagradaron y estaba correspondiendo a su beso, sin embargo no tenia porque haber entrado al baño y además de verme desnuda besarme y aprisionarme contra su cuerpo de esa manera… fue tan vergonzoso que juraría que me iba a desvanecer allí mismo de la misa pena.

No se de donde cogí las fuerzas para salir del baño una vez que le saque de este y termine de arreglarme, creo que lo que mas me impulso fue porque quería oír una explicación de porque había entrado como si nada, es que no me cabía en la cabeza que hubiese entrado aun sabiendo que posiblemente estaría allí adentro todavía, no me imaginaba que DongWoon se atreviera a espiarme o hacer algo parecido, no aparentaba ser ese tipo de chico o bueno al menos eso creía ya que uno nunca se imagina con las sorpresas que puede salir la gente. Observe la cocina desde la entrada notando en el suelo una taza partida en mil pedazos cerca donde estaba la mesa – Que paso aquí – murmure entrando la cocina para limpiar aquel desastre, tome la escoba, el recogedor y unos periódicos del cuarto de aseo para recoger todo y no cortarme con ningún vidrio; en contados minutos ya había terminado, puse todo en una bolsa y la deje en un rincón de la cocina, mientras estuve recogiendo los miles de vidrios no escuche ni un solo ruido en el apartamento – DongWoon done estas? – volví a llamarlo esperando que esta vez me respondiera, no pretendía jugar con el a las escondidas por todo el apartamento hasta dar con su paradero puesto que dudaba que se halla ido ya que tenia la costumbre de cerrar la puerta con seguro a esta hora de la madrugada solo por seguridad.

Suspire leve mandando mi mano a mi frente en son de resignación al ver que no obtendría respuesta alguna de su parte, primero me saldrían raíces si me quedaba allí parada esperándolo, es que acaso no se da cuenta de su condición (?) si no toma alguna medicina y descansa un poco ahora mismo quien sabe como se sentirá mas tarde. Me dirigí a las dos habitaciones del apartamento esperando que estuviera en una de estas dormido pero lamentablemente no era así. Aunque todavía no quisiera verlo a la cara, esperaba que saliera de su escondite lo mas rápido posible, así no pudiera tenia que dejar de lado lo ocurrido hace poco, debía hacerlo, sino como le enfrentaría ahora o mas adelante si le tenia que ver prácticamente todos los días en la agencia (?) – Ash – que problema como si ya no tuviera suficiente con no poder sacármelo de la cabeza y que las cosas con él siempre fueran… tan enredadas y complicadas ¿Qué me pasaba cada vez que le tenia al lado? No sabía muy bien pero lo que si tenia claro es que me volvía un completo lio internamente cuando se me acercaba.

Antes de seguir buscando por la casa entre a mi habitación y agarre una medicina que estaba en uno de los cajones de la mesita de noche, la llevaría conmigo para luego dársela a DongWoon ya que cuando me abrazo en la ducha pude percibir que su fiebre en vez de disminuir estaba aumentando lo cual hizo que me preocupara un poco. Salí de mi habitación camino a la sala en donde pude ver algo peculiar al costado del sillón al lado de la ventana – Así que allí es donde te encontrabas – susurre a lo que me acerque silenciosamente apenas estuve al frente me agache quedando casi a la misma altura que él – No funciona, por mas que trates de ocultarte en este lugar te puedo ver – mencione dándole un leve golpecito en el brazo con el tarrito de la medicina – Acaso no recuerdas que me debes decir algo – dije esperando que me contestara o dijera algo – Pero primero debes levantarte y tomarte la medina antes que tu salud empeore – En verdad quería que me explicase las cosas pero no ahora mismo, podía esperar un poco – DongWoon vamos levántate si te quedas sentado ahí te hará daño el frio del suelo – cogí su muñeca para ayudarle al notar que no se movía ni un poco.
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Jue Ago 16, 2012 4:04 am

Aun me costaba creer que esto me estuviese pasando, si tan solo pudiese enviarla lejos para no tener que cruzarme en su camino de nuevo, si tan solo algo me garantizara que cuando nuestras miradas se volviesen a encontrar mi corazón no se acelerase tan desesperadamente como lo hace cada que le veo, si tan solo pudiese borrar de mi mente aquellas imágenes que me hicieron estremecer por completo y así mismo la sensación de sus labios sobre los míos, de sus brazos rodeando mi cuello y sus manos enredándose en mi cabello. Pero la realidad era que Jihyun se había filtrado en cada foro de mi piel, en cada rincón de mi mente y de mi corazón, ¿Cómo es que ocurrió?, eso era lo que menos importaba ahora, el caso es que sentía como si estuviese encerrado en una pequeña habitación sin salida. Era una lucha constante entre lo que estaba bien, lo qué debía hacer y lo que sentía, mi descontrol era total. Lo único que tenía levemente claro era que estar cerca de ella me hacía mal, a medida que pasaba el tiempo y que iban sucediendo mas acontecimientos y acercamientos entre ella y yo por mucho que intentase ignorar mis sentimientos, en realidad era que cada vez crecían mas, ya no me bastaba con solo verla, pero ella no era mía, probablemente jamás lo sería, era una mujer con novio, y si ese chico sigue siendo su novio aun después de lo que ocurrió entre nosotros en la discoteca solo me daba a entender que en verdad ese beso no significo nada para ella, no hubo un ‘antes y un después’ a partir de ese momento, como si lo hubo para mí.

En un instante me perdí dentro de mí, sumergido completa y absolutamente absorto en mis cavilaciones, pensando en los momentos duros que he tenido que vivir desde hace un par de años hacia acá, enfrentarme al hecho de que las personas que creía mis amigos en realidad solo se acercaban a mi por interés, las humillaciones por parte de personas ‘importantes’ del medio que si bien ahora han de estar mordiéndose los codos por ver lo mucho que he avanzado y lo exitoso que se volvió mi grupo, la vez en que me dejé llevar por aquel impulso de querer sobresalir mas que los demás chicos que estuvieron formándose conmigo fielmente para debutar como B2ST, acabando por abandonar el grupo cegado por el egoísmo o mas bien enmarañado por las palabras del difunto Kibum, y si, cada día de mi existencia me arrepentía de haber cometido ese atrevimiento, no pensé en mis amigos, en aquel sueño que deseábamos alcanzar todos, en lo doloroso que sería para ellos ver su grupo en picada, así también pensaba en mis padres, a quienes decepcioné pero aun así me apoyaron una vez más y me hicieron ver que no todo estaba perdido. Ahora todo estaba mucho mejor, pero eso no quería decir que cuando mirase hacia atrás sintiese la carga del pasado haciéndome sentir de lo peor. Todo eso me dejaba como lección que debía pensar bien en la repercusión de mis acciones, pero, ¿De verdad podría hacerlo siempre? , si bien es cierto que soy una persona realmente emotiva e impulsiva, lo que me llevaba a pensar, en que si en aquella discoteca hubiese sabido mantener la distancia nada de esto estuviese pasando, no me sentiría mal por involucrarme en una relación, ni tampoco tendría esa fijación por la mayor.

Sentía el brazo donde tenía apoyada la frente algo sudado en la parte donde posaba esta, no quería abrir mis ojos, me ardían demasiado, aun así me sobresalté un poco al sentir su presencia en frente de mí, mas sin embargo, no me moví para nada quedándome en mi posición, por el contrario encogiéndome mas. Cuando me golpeó suavemente con lo que parecía ser un frasco tampoco me inmuté. La delicada compasión que captaba en el tono en que me hablaba me abrumó, me debatía en el desasosiego por su comentario o el deseo de desahogar en alto mi desconcierto. Aun seguía con eso, ¿Qué esperaba escuchar acaso? ¿Qué me metí al baño expresamente para ver la desnudez de su cuerpo?, si ese era el concepto que tenía de mi, con simpleza, yo no tenía por qué soportar todo eso. ¡No quería verla!, pero tampoco me dejaría marchar, la conocía y sabía cuan persistente era cuando se proponía algo. Me sentía débil y atrapado. Meneé la cabeza en forma de negación con terquedad. Sentía mi cabello pegarse a mi frente y a los costados de mi rostro por el sudor que emanaba, como odiaba sentirme tan disgustado físicamente. Pero, tal como creí, no le bastó sino que tomó mi muñeca tirando de esta para obligarme a ponerme de pie.- Déjame.- Dije con aspereza poniendo resistencia en mi cuerpo aun cuando ella tiraba de uno de mis brazos.- No quiero.– Me acongojé caprichosamente.- Y no sé que es lo que quieres escuchar, mis palabras fueron sinceras hace un rato- Levanté solo un poco la cabeza, mostrando mi rostro de perfil sin mirarla, parpadeaba pesadamente - Jamás cometería una falta de respeto ni contigo ni con nadie. – Cerré mis ojos de nuevo.

No aguantaba más aquella presión, necesitaba marcharme de ese lugar cuanto antes, esto era demasiado, tantas emociones en una noche tenían mi cabeza vuelta un lío. Dejé de acomodarme en mis piernas, las extendí sobre la alfombra, sin soltar la mano de la mayor, proseguí a pretender ponerme de pie, pero al por fin hacerlo y al levantar la cabeza, sentí que me mareaba poco a poco, que todo a mi alrededor comenzaba a dar vueltas, era la sensación como si estuviese en un barco. Fruncí el entrecejo mirando a Jihyun, pero la imagen se fue debilitando, mi concentración estaba dispersa, escuchaba las cosas pero me constaba mantenerme en pie, el vértigo aumentaba cada vez más. Me llevé la mano que tenía libre a la cara, estaba temblorosa y caliente como sentía el resto de mi cuerpo.- Noona, siento que todo me da vueltas.- Fue lo único que pude decir antes de sentir que mi cuerpo perdía un poco el equilibrio y me sujetaba del de ella intentando mantenerme en pie.
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Lun Sep 03, 2012 4:18 pm

Aunque mi semblante pareciera tranquilo y como si no hubiese pasado nada, la verdad es que me encontraba mas nerviosa y apenada de lo que podría imaginar, que supiera controlarlo es distinto pero internamente estaba hecha un mar de emociones encontradas unas con otras que, no tenia la mas mínima idea de cómo estaba haciendo para controlarlas. No pensaba que verle después de lo sucedido en el baño me afectaría tanto, pero como no estarlo si hace poco había pasado además que dudaba olvidar eso tan fácilmente si todavía tenia presentes cada una de las sensaciones que logro causarme sin contar las imágenes imborrables que seguían sujetas a mi mente; lo cierto era que no creía olvidar nada de lo que paso en el transcurso de toda la noche, para ser mas exacta desde nuestro encuentro en la fiesta. Estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano para estar allí enfrente de él, yo diría que lo que me impulsaba a no dejarlo allí tirado en el suelo era que mas que vergüenza estaba sumamente preocupada por su salud puesto que yo tenia la culpa de su estado actual. Por mas que estuviese molesta o no lo quisiera ver u enfrentar no seria capaz de echarlo de la casa dejándolo a su suerte sabiendo que no se encontraba nada bien, ni que no tuviese corazón para tirarlo a la calle cual perro callejero (?)

Seguía allí, arrodillada a su misma altura insistiéndole y prácticamente que rogándole para que se parara y fuera a descansar como se debía pero al parecer estaba hablando con el mueble o las paredes – Vamos DongWoon no juegues así con tu salud – repuse a ver si esta vez se inmutaba pero nada, con su actitud sentía que estaba tratando con un crio – Por favor toma ya la medicina, luego si quieres puedes dormir en uno de los cuartos – mencione pero ya mi paciencia se estaba acabando, parecía que le hablara a un árbol aferrado fuertemente a la tierra pues apenas intente forzarle a levantarse puso resistencia y solo se digno a mencionar unas cuantas palabras en las que claramente se negaba rotundamente a pararse – Ya deja de comportarte como un niño – mi paciencia estaba llegando a su limite ¿Cómo se podía ser tan descuidado? En cierta parte se puede decir que entendía su situación pero lo primordial aquí era su salud independientemente de lo ocurrido. Baje mis hombros mirándole fijamente con algo de desconcierto – Se que no eres esa clase de persona… por eso – Hice una pausa recordando lo que había dicho en el baño a pesar de que las palabras en ese momento no fueran lo suficientemente claras preferí dejar las cosas así para no incomodarnos mas – Olvídalo – dije leve desviando la mirada sintiendo como mis mejillas se sonrojaban ligeramente. Siendo honesta no estaba segura de lo que precisamente quería oír de sus labios, él dijo que no sabia que aun estaba dentro del baño, sin embargo lo que mas me interesaba saber en si es porque termino besándome de esa manera tan… especial y con ese anhelo tan peculiar, ese beso era distinto no es de los que le das a cualquier persona por simple capricho de buenas a primeras, por eso deseaba saber porque lo había hecho ya que estaba segura que la razón por la que entro al baño tan abruptamente era porque tenia algo que decirme con urgencia y no porque le dio la gana hacerlo.

Guarde silencio por unos segundos mirando hacia otro lado recuperando mi paciencia y esperando que el color de mis mejillas regresara a la normalidad, hasta que le volví a mirar de nuevo fue que me di cuenta que inconscientemente aun sostenía su mano, justo en el momento en que me considere darme por vencida porque me estaba cansando de rogarle tanto si obtener ningún resultado a cambio vi la luz y oí coros celestiales (?) apenas extendió sus piernas, por fin después de un buen tiempo de estar allí sentado sin moverse parecía que se dignaría a levantarse. Cuando se puso de pie note algo extraño en sus movimientos – ¿Qué pasa? ¿Estas bien? – indague al ver la expresión de su rostro – DongWoon estas bien? – pregunte nuevamente ya que juraría que le estaba viendo muy pálido, parpadee varias veces observándole fijo, su mano temblaba y estaba sudando mucho era obvio que no se encontraba para nada bien, me atrevía a decir que si antes se hallaba mal ahora parecía mil veces peor – Vez como te pusiste por tu descuido – dije en forma de regaño tan pronto como se sujeto de mi para no perder el equilibrio, con mi mano libre toque una de sus mejillas percibiendo la alta temperatura de su cuerpo y aquella sudoración fría, síntoma muy común de un resfriado o una gripe – Ven, debes descansar un poco – mencione y sin dejar de sostener su mano pase su brazo por encima de mis hombros para aguantar un poco mas su peso y ayudarle a caminar hasta una de las habitaciones – Intenta caminar un poco, la pieza esta cerca por lo tanto no te apresures – comente antes de emprender camino hacia uno de los cuartos.

La distancia entre la sala y la habitación más cercana era poco menos de unos 10 metros, los cuales se me volvían eternos puesto que DongWoon era mucho más alto y pesado, y con el poco equilibrio que tenía, caminar le resultaba algo difícil, lo que significaba realizar bastante esfuerzo. Faltando ya poco para llegar a la puerta de la habitación por poco pierdo el equilibrio, no se como milagrosamente logre recargar el peso contra la pared y evitar caernos. Suspire aliviada cuando entramos a la habitación y lo ayude a sentarse en la cama, la travesía hasta aquí había sido una odisea de las tantas veces que nos vi en el piso – Regreso voy por la medicina – dije saliendo de la habitación al recordar que deje caer el tarrito en la sala, no demore mucho en encontrarlo y estar de vuelta en el dormitorio – Ahora si DongWoon, tienes dos opciones o te tomas la medicina o te la tomas – repuse seriamente parándome enfrente suyo a lo que le pasaba la botella de agua que siempre dejaba en el nochero todas las noches y sacaba una de las pastillas del frasquito – Abre la boca – dije acercando la pastilla a sus labios pero instantáneamente el menor volteo el rostro provocando que casi dejara caer el medicamento, aparentemente DongWoon seguía con esa actitud necia y obstinada, en verdad estaba logrando sacarme de mis casillas, ya no le seguiría insistiendo y rogando que se tomara el medicamento por las buenas puesto que no serviría de nada, por lo que me estaba viendo obligada a hacer algo quizás un poco extremo, pero como dicen por ahí casos desesperados requieren medidas desesperadas – Cielos, no pensaba que me vería en la necesidad de hacer esto – mencione colocando la pastilla entre mis labios aproximando mi boca a la suya a medida que con una de mis manos elevaba ligeramente su rostro y con la otra intentaba abrir su boca, en unos cuantos segundos de forcejeo logre pasarle la pastilla haciendo que nuestros labios se rozaran sutilmente – Bebe algo de agua, sino te ahogaras o es que también necesitas ayuda con eso? – murmure aun cerca de su rostro esperando a que ingiriese el medicamento.

asadsad:
Se me había pasado poner la imagen de vestuario que ahora tengo en el post anterior asi que mas vale tarde que nunca e_é (?)

PD: Aunque parezca que no tengo short, aclaro que si tengo
PD de la PD: espero te guste la respuesta (?)
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Sáb Nov 24, 2012 7:40 pm

Entre mas la escuchaba, mas procuraba acurrucarme caprichosamente, negándome a sus cuidados. Por ese instante poco me importó que estuviese ardiendo en fiebre, que me sintiese tan disgustado físicamente, el rechazo que sentía hacia ella primaba ante cualquier intento de verle a los ojos, no quería cruzarme con sus rostro, ni muchos mirarle a los ojos. Esos ojos que no sabía que querían decir cuando los miraba, ese rostro de facciones preciosas dueño de un par de labios engañosos, que me tenían envuelto en un embrollo mental. Tampoco me apetecía discutir, me sentía demasiado débil como para levantarme y enmarcar una discusión, solo deseaba recortarme y descansar un rato, lejos de ella, lejos de todo lo que me recordarse su persona. Pronto iba comprendiendo todo, y no sabía qué pensar, quería preguntarle tantas cosas pero arriesgarme a quedar como un tonto no estaba entre mis prioridades. Suponía que en algún momento podría hacerle todo lo que quería saber, pero no aun, no cuando después de haberme besado, una vez más, acabó por voltearme el rostro. Sabía que había hecho mal al aproximarme a ella invadiendo su privacidad, pero tampoco es como si ella hubiese puesto mucha resistencia al estar rodeada entre mis brazos, estaba seguro de que ella sintió ese beso tanto como yo. Eran demasiadas emociones encontradas, sentía rabia, temor, angustia y unos inapelables celos.

Detestaba sentirme débil, especialmente estando junto a ella. La mayor insistía con imponerme que me tomara la medicina, y yo continuaba negándome. ¿Acaso no entendía que quería estar solo? Quería tomarme mi tiempo, refrescar y organizar un poco mis pensamientos. Esta conversación era incomoda, así como tenerle cerca. A lo mejor estaba tomando una actitud demasiado infantil para ella, pero no sabía cómo afrontar las cosas, no tenía idea qué decir o hacer, solo era consciente de que por fin reconocía para mi mismo que inevitablemente ella me gustaba incluso mas de lo que a lo mejor en algún pensamiento pasado pude llegar a creer. Necesitaba alejarme de allí, tenía que irme. Con esos pensamientos fue que intenté ponerme de pie, dispuesto a exigirle que me abriese la puerta, salir de allí tomar un taxi y marcharme al departamento de BEAST, pero para mi mala fortuna, de repente sentí que el rostro se me acaloraba mas de lo normal, que mi respiración se descompasaba y que las cosas alrededor se movían, perdiendo un poco el equilibrio y no caí gracias a que logré sostenerme de ella. — No lo sé, pero es como si se me hubiese bajado la presión — Murmuré cerrando los ojos cansado, a lo que ella me tocaba el rostro. De pronto me sentía derrotado y exhausto al comprender que mi arrebato solo entorpecía mas mi estado de salud.


Me vi obligado a hacer un lado todo tipo de pensamientos y concentrarme, lo poco que podía, en mantenerme en pie procurando no irme hacia algún lado, ahora ella me ayudaba a caminar sirviéndome como apoyo mientras me guiaba a una de las habitaciones. No tengo la menor idea de cuanto tardamos en llegar hacia allá, tampoco escuchaba con mucha atención lo que me decía, mi atención era dispersa, la sensación de debilidad en mi cuerpo era terrible. ¿Cómo es que acabé por ponerme tan mal en tan poco tiempo? Supuse que si me libraba de una hipotermia era un logro, hacía mucho que había dejado de temblar de frío, sin embargo, la fiebre no parecía apaciguarse ni un poco, creí que con el baño disminuiría pero veía que no, que el asunto era mas serio. Rogaba que llegásemos rápido, dudaba poder seguir un instante más de pie sin tener la sensación de estar pisando sobre una balsa y a la vez metido en un sauna, tan sofocante y tedioso. En mas de una ocasión creí que nos iríamos directo al sueño, pero la mayor tenía buenos reflejos y era bastante fuerte, de no ser por ella no sabría cómo hubiese hecho yo para andar solo. Pensar que así pretendía salir a la calle, ¿Qué hubiese hecho si en la calle me hubiese desvanecido de esa forma, teniendo en cuenta además, el frío colosal que hacia afuera?

Pronto me vi suspendido sobre la superficie suave de la cama de Jihyun, en el momento en que ella se retiró, apoyé mis manos con firmeza en mis rodillas, cabisbajo, suspiré levantando la cabeza, echándola hacia atrás, parpadeando pesadamente y miré el cielorraso de la habitación, percatándome del fino diseño de yeso rodeando la lámpara de centro, la cual destellaba una luz que solo consiguió marearme mas, viendo esta corrida quedando entonces impávido bajando nuevamente la cabeza, viendo entonces a la mayor regresar con aquel molesto tarro de pastillas entre las manos. Aun así, mi obstinación a no recibir aquella medicina continuaba, recuerdos remotos venían a mi mente, de cuando era un niño y mi mamá tenía que andar detrás de mi para darme las medicinas cuando me enfermaba, nunca he sido muy asiduo ni dependiente de medicinas, tampoco de ir al hospital. Sin embargo, en la agencia solían hacernos chequemos médicos de los cuales no podía escapar, porque sabía que con la vida estresante que llevaba, eran necesarios, así como lo era en ese instante la medicina que ella persistía en darme. Sin muchas ganas recibí la botella — No quiero— Repuse casi en un susurro, apreté los labios y giré el rostro cuando ella intentó introducirla en mi boca. Los ojos se me cerraban del cansancio, pensaba echarme hacia atrás y acostarme en la cama cuando sin previo aviso el fuerte agarre de la mayor a mi rostro me hizo detener, no tenía ganas de seguir poniendo resistencia, a decir verdad, estaba tan disgustado que la resignación parecía ser la mejor opción. Hubiese seguido apretando los labios, forzando inútilmente mi rostro para girarlo a otra dirección, ella de manera inteligente acabó por presionar tanto mi boca y mi rostro que me hizo abrir la boca un poco, suspiré un poco, y en cuanto menos lo supuse me dio la pastilla sujetándola entre sus labios, rosando ligeramente los míos casi con naturalidad. Era extraño pero, de alguna manera, ver su preocupación por mí me conmovía. Le dediqué una mirada expresiva, quité la tapa de la botella y la incliné sobre mis labios bebiendo prácticamente toda el agua. Tras sentir que me había tragado la pastilla, cerré la botella y la hice a un lado.

—. No sabía que fueses tan mandona, noona — Susurré con una débil risilla, y desvié mi vista hacia otro punto viendo por encima de su hombro. — Confío en que me pondré bien con eso, si me muero tú serás la culpable – Balbuceé parando los labios, antes de soltar un fuerte estornudo, no era que ya se me hubiese pasado el desconcierto, mas bien estaba tan cansado que no pensaba seguir dándole vueltas a lo mismo. Además, no podía negar que ser sujeto de sus cuidados, más de lo que creía que me correspondía, era alentador. No había deseado aquel altercado, pero era evidente que entre los dos estaban empezando a ocurrir cosas, las cuales, no tenían nombre, porque dudaba que existiese una palabra exacta para describir la chispa que parecía esparcirse cada que estábamos juntos, al menos, esa era mi percepción, pero no quería dañar a la mayor mas con mis actitudes descuidadas, era difícil controlar mis impulsos, debía concentrar todas mis fuerzas por hacerme el ciego, el sordo, el insensible. Ese era mi reto desde ese momento en adelante. Con cuidado me acomodé en la cama subiendo por esta acostarme bien, colocando la cabeza sobre la suave y acolchonada almohada. Cerré los ojos buscando dormir un rato e intentando relajarme, no obstante, tan pronto lo hice, imágenes de aquel último beso en la ducha asaltaron en mi mente, pareció ser una cruel ironía. Solté un gruñido arrugando el entrecejo, liberé un profundo suspiro sintiendo el aire caliente emerger de mi nariz. — Noona, ¿Ya te irás a dormir? — Dije con voz suave, sin abrir los ojos. Siento causarte tantas molestias.
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Sáb Ene 12, 2013 1:32 am

Su descuido consigo mismo me estaba molestando un poco, más cuando de manera tan testaruda se negaba a tomarse el medicamento con la poca fuerza que le quedaba. En su rostro se reflejaba claramente el malestar y el cansancio, todo producto de la enfermedad. La verdad es que aunque tratase de ponerme en su lugar no sabía bien como se sentía y con todo lo que había ocurrido no podría decir que le entendía perfectamente, no obstante lo único que importaba en este momento era que se aliviará un poco y su estado no empeorara. Me angustiaba y mucho verle aquel semblante tan débil, que, nunca antes le había visto por mas apretados que fueran sus horarios de trabajo. No quería que algo peor le sucediera y así el sentimiento de remordimiento e infinita culpa me invadieran por completo, por esa razón, pese a que jamás me había visto en la penosa necesidad de darle a alguien un medicamento de aquella forma actué impulsivamente sin que me importase nada más que su bienestar dejando de lado cualquier cosa ocurrida anteriormente entre los dos, pues ahora lo primordial era su salud.

En algún momento pensé que quizás llegaría a escupir la pastilla por ello seguía mirándole fijo a una distancia prudente pero no muy alejada de su rostro, para mi sorpresa no hizo lo que cruzo por mi mente sino que me dedico una mirada bastante expresiva y enseguida abrió la botella tomándose casi todo el contenido. Suspire aliviada y una leve sonrisa de satisfacción se dibujó en mi rostro, siendo sincera estaba que me daba por vencida pues ya no me apetecía seguir insistiendo y discutiendo con él por sus descuidos y comportamiento cual niño de 8 años, bueno eso pensaba pero no creía que fuera capaz de hacerlo por muy molesta que estuviera, siendo sincera me importaba demasiado como para dejarlo morir solo, justo ahora me daba cuenta que sin ser consciente de ello DongWoon se estaba convirtiendo en una persona muy especial para mí, mucho más de lo que en alguna ocasión hubiese llegado a imaginar, lo cual empezaba a inquietarme un poco porque estaba llegando a ocupar un espacio muy grande en mis pensamientos.

¿Mandona yo?! – Exclame en forma de queja cruzándome de brazos – No soy mandona es solo que como no cooperabas toco tomar medidas drásticas – dije en mi defensa pero ahora que lo pensaba quizás si me había pasado tan solo un poco, supongo que mi paciencia en ese instante estaba llegando a su límite. – Claro que te pondrás mejor – mencione mientras agarraba el tarrito de la medicina que había dejado a un lado de la cama – No digas eso, no te pasara nada – balbucee dejando el tarrito en uno de los cajones del nochero y luego encendí la lámpara que se encontraba en este, su comentario fue un poco exagerado pero me atrevería a decir que el dramatismo de DongWoon podría llegar a ser un poquito exagerado y nada raro de parte de él – No seas dramático es solo un simple resfriado, esperemos que no te dure mucho tiempo – comente a lo que apagaba las luces de la habitación dejando solo la luz tenue de la lámpara. Cuidar de DongWoon en aquel estado junto con sus caprichos y aquella actitud al no querer tomarse los medicamentos era como cuidar a un hermano menor, parecía un niño pequeño que cuando está enfermo necesita de la atención y los cuidados de alguien para que se mejore, aquel pensamiento me hizo bastante gracia por lo que solté una leve risilla – Ummm creo que todavía no, en realidad no tengo mucho sueño – respondí sentándome a un lado de la cama – No te preocupes por eso, descansa y cualquier cosa que necesites estaré aquí un rato más o en la habitación que está al lado ¿vale? – mencione con voz suave y una leve sonrisa en mis labios.

Esperaba que el medicamento hiciera efecto lo más pronto posible y tanto como la temperatura y el sudor frio del menor disminuyeran. Una de mis manos se posó sutilmente en su mejilla sintiendo su piel arder a causa de la alta fiebre – Ojala en poco tiempo te baje la fiebre – Si por mi fuera que bajara ya mismo para poder dormir tranquila porque para ser exacta no creía conciliar el sueño tan fácil si continuaba con esa temperatura tan alta. Aparte mi mano de su mejilla, me pare de la cama y camine en dirección al armario, saque dos pequeñas toallas y volví a sentarme al lado de DongWoon, doble una de las toallas y con ella retire el sudor de su frente – Estas sudando mucho ¿no tienes escalofríos? – mencione pasándole la toalla con la que antes había secado su frente.
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Sáb Feb 09, 2013 2:53 pm

¿Cómo una noche que parecía destinada a ser entretenida, misteriosa y divertida, se resumió a, quizá, una de las aventuras más locas e inesperadas de mi vida y finalizó conmigo enfermo? Solo hasta entonces me percaté de que, los momentos más imprevistos y emocionantes, todos y cada uno de ellos, los había vivido junto a Jihyun. Pensé que tal vez por el hecho de estar unidos por aquellos instantes donde la vergüenza; una emoción natural en mí persona, aunque esta noche la mayor también había palpado aquella degradante sensación, la adrenalina; podía sentirla recorrer mis venas cada vez que Jihyun estaba cerca aún sin ser necesario tocarle, pero indudablemente la sentía en su máxima ostentación al sentir nuestros labios unirse en un baile clandestino e intrigante, era como si al tenerla junto a mí de esa manera recordara cuán vivo estaba,el agua; por muy absurdo que sonase, era ya todo un hecho que cada vez que nos cruzábamos alguno de los dos acababa mojado (?), atragantado, empapado y cualquier derivación de humedad.

Pero claro, como siempre las cosas conmigo no mejoran sino que van de mal en peor, tuve precisamente esta noche que enfermarme. ¡Estúpido cuerpo, ¿no pudiste tener las defensas altas para esta noche?! Detesté verme a mí mismo en un estado tan deplorable delante de ella.Fue como si lanzaran bultos colosales de sal sobre mí, no solo por sentir la áspera pesadez socavar mi cuerpo siendo incapaz de hacer fuerza sino por la mala suerte que me cargaba encima. Deseé desaparecer de mi pecho aquel cosquilleo intenso por tenerle cerca. Ella no se daba ni por enterada de lo mucho que me gustaba su personalidad tan desinhibida y divertida, algunas veces era tan dulce y otras en cambio tan tosca y directa. Aun así, para míera más difícil leer sus expresiones y entender su comportamiento. Me daba la sensación de que la pasase bien conmigo, pero sentía una barrera, ¿tal vez por su novio?.¡Su novio!.Debía grabarme esa palabra y ponerla en su frente para recordar que tenía pareja cada vez que mis ojos se posasen en ella. No sonaba tan mal la idea (?).

Espontáneamente mis ojos se posaron en ella, ahora resignado a aceptar sus indicaciones si de verdad esperaba recuperarme para cuando fuese de mañana. No quería ni imaginar el regaño de DooJoon y el largo cuestionario de preguntas “¿Por qué simplemente no te devolviste en cuanto acabó la fiesta?” “¿Qué tenías que hacer alejándote hasta una fuente en una noche fría?” “Aumentaré tus horas de ensayo y recudiré las meriendas hasta que aprendas a ser responsable” si, si, ya podía predecir las palabras de mi líder, como siempre tan delicado. —Comienzas a darme un poco de miedo— Me atreví a bromear, divertido por cómo se cruzó de brazos ante mi comentario.—Antes me lanzaste el jabón, luego me golpeaste y ahora casi desfiguras mi mandíbula con tus manos para hacerme abrir la boca—Elevé las cejas e hice una trompa con mis labios, gesto que, según mi madre, me hacía ver cómo un chico mimado. —Aigo, esta mujer…— Suspiré difícilmente, mi garganta ardía y dificultaba el paso de aire con rapidez. Sonreí ligeramente y me puse serio enseguida, al rememorar porque había hecho las dos primeras acciones. Vi a la mayor alejarse para dejar el, tan odiado por mí, tarro de medicinas en el nochero, y volver hacia mí con expresión preocupada en su rostro.

Para cuando quise terminar de acomodar en la cama y apoyar mi cabeza en la almohada, ella había encendido la luz de la mesita de noche y apagado la del foco principal.Sintiéndome un poco más a gusto con la tenue luz que destellaba alcanzaba solo una pequeña parte de la habitación, cerré los ojos intentando dormir. Pero no pude. En cuanto mis parpados cansados se cerraron, solo podía recordar la intensidad con la que nos habíamos besado en la ducha. Y ella estaba junto a mí, podía sentir su presencia cerca. Se sentó a mi ladoy traté de convencerme de que nada sucedía y concentrar las pocas fuerzas que tenía enhacerme en insensible. ¿A quién quería engañar? Mi corazón para entonces ya se había acelerado tanto que parecía que en cualquier momento se fuese a salir de mi tórax. Asentí al escuchar su sugerencia, mi garganta a este punto se había cerrado prácticamente, primero por la constipación y luego por los nervios.

Fruncí suavemente el ceño sin abrir los ojos, tensándome al sentir el roce de su mano sobre mi rostro. Pero, no me sentí con fuerzas para replicar o mostrarme arisco como quizá lo hubiese hecho de no haber estado enfermo. Sentía tanta pesadez en mi organismo, una debilidad incesante acompañada de aquella respiración caliente que parecía quemar mi garganta y cada poro de mi piel. Al principio no creí que fuese tan serio mi decaimiento. Me había bañado y aun así la fiebre no mermaba ni un poco. Estaba transpirando. Sentía calor. Mucho calor. De repente tuve ganas de darme otro baño, pero sabía que otro solo alteraría más mi cuerpo teniendo en cuenta la hora que era y lo alta que estaba mi temperatura. Mi piel se sentía más sensible al ambiente; un ligero roce de brisa me hacía tensarme y temblar. Así fue cuando veníamos en el taxi, incluso la sensación permaneció hasta poco antes de bañarme, pero volvió.

Sentí una especie de vacío cuando apartó la delicadeza de su tacto de mí rostro y se levantó de la cama. Tuve la intención de abrir los ojos para mirar si se había marchado a la otra habitación, más no lo hice. De verdad quería dormir, dormir y dormir. El ruido proviniendo desde donde recordaba haber visto el armario, me hizo saber que aún estaba allí. No solo no se fue sino que regresó a mi lado, ahora sintiendo cómo secaba mi frente con una toalla. —Si… tengo mucho frío.—Dije con voz ahogada manteniendo los labios entreabiertos. —Noona, no te vayas—Puse una mano sobre donde sentía la suya, cerrándola contorno a ésta y abrí los ojos un poco.—Quédate conmigo hasta que me duerma. —Moví mi rostro hacia un lado, inhalando aire y exhalando temblorosamente. Cuanto frío sentía. —No importa si te mantienes en silencio simplemente. Solo… quiero sentir tu presencia junto a mí. Cuando caiga en un sueño profundo, descansarás también.—Y volví a cerrar los ojos en un débil parpadeo soltando su mano. Estaba en sus manos lo que decidiera.
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Lun Abr 29, 2013 12:45 am


Todo lo acontecido esta noche más que una locura era algo inexplicable, incluso me atrevería a decir que se trataba de algo inevitable y no una simple casualidad. Quien hubiese imaginado que al asistir a esa fiesta donde tenía pensado despejar mi mente terminaría encontrándome precisamente con la persona que deseaba apartar de mis pensamientos y peor aún, como mi pareja durante la velada; todo esto resultaba algo loco e increíble de creer lo se pero cuando se trata de DongWoon no me sorprendía en absoluto ya que siempre sucedían cosas peculiares e impredecibles cuando me encontraba con él. Para ser sincera y aunque me sienta mal en admitirlo todos esos momentos que hasta ahora pase con él no me desagradaban pero si me molestaba un poco puesto que nunca antes me había sucedido algo así con otra persona por lo que me costaba demasiado tener una reacción rápida, prudente y acorde con mis sentimientos.

Me frustraba, realmente me frustraba el hecho de no comprenderlo a él ni a mí misma, todo esto era tan sofocante que no sabía cómo sobrellevarlo… en verdad no tenía ni idea de cómo seguirlo tratando de ahora en adelante, de momento evitaría mencionar o pensar cualquier cosa incomoda que perturbe la serenidad con la que nos encontrábamos hablando, bueno eso pensé hasta que lo que empezó como una de sus simples e inusuales bromas retumbo en mi cabeza y trajo de nuevo todas esas imágenes de quizás, el momento más vergonzoso de toda mi vida, el cual no deseaba recordar en un buen tiempo o al menos eso era lo que pretendía ya que no creía poder olvidar aquello nunca. Trágame tierra! Exclame internamente evadiendo su mirada y en unos pocos segundos un color rojo carmesí se apodero de mi rostro por completo ya sea por el infinito bochorno o por la ligera molestia que se volvía a apoderar de mí producto de su inoportuno comentario. Rayos! Porque tenía que mencionar eso justo ahora cuando las cosas parecían estar “normales” entre nosotros, gracias a Dios no salían palabras de mis labios y creo que eso era lo mejor en este instante puesto que la atmosfera se empezaba a tornar un poco incomoda. En este tipo de situaciones es cuando más amaba poder disimular todo lo que pasaba por mi mente si me lo proponía.

Trate de calmarme lo más rápido posible y hacer de cuenta que nada había pasado. Mientras limpiaba su frente me repetía varias veces “Encuentra tu punto zen, encuentra tu punto zen” – ¿Quieres que te traiga una manta para calmar el frio? – pregunte con un tono preocupado en mi voz, esperaba que respondiera mi pregunta pero sus siguientes palabras en un principio no las entendí muy bien además de ser inesperadas – Ah? – balbucee después de unos cuantos segundos al procesar sus más recientes palabras; de alguna manera esa petición de quedarme con él hasta que se durmiera y su mano agarrando la mía me pusieron un poco nerviosa, sin embargo no podía dejarle solo ya fuese culpabilidad, preocupación o deber algo en mi interior impedía que me fuera al verlo en ese estado – No te preocupes no me iré hasta ver que te sientas un poco mejor – mencione retirando algunos mechones de su cabello que estaban pegados en su frente debido al sudor. Solté un pequeño suspiro y luego una ligera sonrisa se esbozó en mis labios ¿cómo se suponía que iba a negarme después de haberme pedido que me quedara a su lado de esa manera tan enternecedora? Aunque siendo sincera aun si no me hubiera hecho aquella petición no tenía la intención de irme de su lado hasta que se sintiera ligeramente mejor o al menos su fiebre y escalofríos mermaran, no quería abandonarlo así tuviese que pasar el resto de la noche en vela.

Toma sécate el cuello con esto – dije pasándole la toalla con la que anteriormente le estaba limpiando la frente. Luego cogí la otra toalla, la humedecí un poco con el agua de la botella que estaba en el nochero la doble y acomode en la frente del menor para así mantenerlo fresco y tal vez tratar de controlar la fiebre – Espero que esto funcione – dije en voz baja – Si necesitas algo no dudes en pedírmelo ¿de acuerdo? – cuestione esperando una respuesta de su parte, aunque estaba muy callado sabía que todavía seguía despierto, quizás no tenía alientos para mencionar algo o simplemente no le provocaba nada por el momento, de verdad me dolía verle débil y sin fuerzas muy distinto al semblante que acostumbraba tener, quería verlo pronto igual de enérgico y alegre como siempre – Recupérate pronto – murmure desviando la mirada hacia un lado.

Mientras me peguntaba si habría algo más que podría hacer por él recordé que en uno de los cajones del nochero desde mi último resfriado como buena mujer precavida y preparada para cualquier cosa que pueda suceder había dejado un pequeño tarro de mentol que le ayudaría perfectamente para la congestión que presentaba, puede que no sea algún medicamento milagroso que lo curaría al instante pero cualquier cosa que le ayudara a aliviarse era bienvenida en este momento, más aun si contribuía a que se librara de la congestión nasal para que pudiera respirar sin dificultad – DongWoon – mencione leve – Tengo crema mentolada que te ayudara a sentirte mejor, si deseas puedo aplicarte un poco – sugerí mirando fijamente al joven, si antes creía que este cuadro era como si se tratara de una hermana mayor o una madre cuidando de un niño pequeño ahora sí que lo parecía.
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Mar Mayo 21, 2013 1:55 pm

Aunque ella se había esforzado por intentar disimular el disturbio que posiblemente le causaba recordar la escena ocurrida en el baño, el sonrojo en sus mejillas no pasó por alto ante mi mirada, débil pero centrada en la finura de su rostro. Sentí algo de arrepentimiento por estar causándole tantos inconvenientes, pero así como ninguno hizo algo para provocar aquellos encuentros, también era cierto que ninguno de los dos había hecho aunque fuese el esfuerzo mínimo por detenerlos. Y ahora, cuando estaba siendo el centro de sus atenciones y sus cuidados, me sentí asustado. Me asustaba de sobremanera la forma tan inmensa como aquella mujer había entrado por mis pupilas grabándose en mi ser, impidiéndome dirigir mi atención que alguien más. Me aterraba la necesitad por querer tenerla a mi lado sin pensar en las consecuencias. A pesar que ella solo un momento antes estaba enojada conmigo, luego sin miramientos hacia todo lo posible por animarme.

Estaba entristeciéndome; Descubrir que ella me gustaba más de lo que creía, asumir la realidad que nos resguardaba con crueldad y la fiebre que adormecía mis sentidos, sumados zanjaban un dolor profundo en mi corazón. Mientras yo divagaba en pensamientos tristemente quiméricos, sus manos delicadas limpiaban mi frente con paños húmedos, enardeciendo la inquietud que sólo su tacto despertaba en mí, al punto de haber tenido el impulso por apartarla de mi frente y colocar su mano sobre mi pecho para que fuese consciente del frenetismo de los latidos de mi corazón. Pero no lo hice. A diferencia de eso me escuché pidiéndole que se quedara. No me importaba si de sus labios no escuchaba una palabra en lo que restaba de noche, ni si mis ojos cansados no se deleitaban con la belleza que ella constituía, con que sintiera su presencia junto a mí me bastaba.

Por favor—. Asentí con los ojos cerrados. Temblaba debido al fuerte escalofríos, por lo que su sugerencia fue atinada. Quería que mi cuerpo dejase de temblar de esa manera. Detestaba el roce caliente de mi respiración. Detestaba sentirme enfermo como lo estaba. Al sentir la suavidad de sus dedos apartando mí cabello sudado de mi frente, arrugué el entrecejo, no porque su atención me causase molestia sino todo lo contrario, el leve roce me causó un cosquilleo que simplemente no pude ignorar. Le miré con los ojos enfebrecidos cuando me ofreció la toalla para que la pasara por mi cuello, tomé la toalla en un puño pero no la moví y volví a cerrar los ojos. Me sentía somnoliento, cansado y deprimido. Sin embargo, no me desagradaba la tranquilidad que a pesar de todo se sentía en aquel departamento, ni mucho menos la preocupación que ella mostraba por mí.

Escuché el dócil timbre de su voz hablándome, lejos pero sosegado. Quería contestarle debidamente, pero las fuerzas me abandonaban; estaba cayendo en los brazos de Morfeo. Se sentía tan bien. —Hum—. Fue lo único que pude musitar. Asentí por segunda vez cuando le escuché hablar de nuevo. Podía sentir su penetrante mirada sobre mí, sonreí leve y le miré con los ojos entrecerrados un instante. Anteriormente, cuando era pequeño, mi madre solía untarme mentol en el pecho, la garganta y la espalda cuando me enfermaba. JiHyun haría lo mismo. De algún modo extraño, ella me recordaba a mi madre. Jihyun era una mujer bastante cálida y protectora cuando se lo proponía, alejándose del imaginario de chica fiestera, descuidada y amante del alcohol (?) que muchos creen conocer. Acabé por inclinarme un poco hacia adelante, solté la toalla que tenía en la mano para entonces asir la camiseta desde el dobladillo, subirla y finalmente sacármela toda dejándola a un lado volviendo a recostarme en la almohada. Cuando me saqué la camiseta ni me inmuté en abrir los ojos, cierto era que estaba más dormido que despierto.

Tenía un poco más de frío debido a que tenía la mitad del cuerpo descubierto. Rogaba a que todo saliese bien, que la fiebre me bajase para cuando quisiese ser de mañana, no quería ni imaginar el embrollo que se armaría en la agencia donde ella llegase desvelada y yo enfermo. Sentí un desvanecimiento mezclado con alivio, vacío y pena al mismo tiempo. Era una mezcla de sentimientos tan grande dentro de mi pecho que me dejaba desconcertado. Por un lado me sentía bien al tenerla junto a mí, pero otro me llenaba de rabia e impotencia que la mayor no fuese clara conmigo. La duda sobre por qué permitía que sucediesen cosas entre nosotros dos a pesar de tener novio, volvió a surcar en mi mente. ¿Era posible que ella estuviese jugando a las dos puntas? ¿Cómo se sentiría al respecto? ¿Le tenía sin cuidado lo que yo pudiese sentir cuando nuestros labios se unen en un ardoroso beso? ¡Esta mujer me iba a volver loco! —Noona, sé que te incomoda hablar de esto—. Murmuré con voz rasposa. —Pero, necesito saber algo—. Abrí los ojos y la miré fijamente. —¿Qué es Chansung para ti? Dime, ¿Lo amas?—. Cerré mi mano sobre una de las suyas, no quería que huyera. Necesitaba respuestas. —Si tienes novio… No entiendo por qué me besas y dejas que te bese—. Bramé, extrañamente con voz suave haciendo una mueca.
avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Nam JiHyun el Dom Sep 08, 2013 8:55 pm

Me quedé en seco al escucharlo ¿Acaso no se podía estar en peor situación que esa? ¿Por qué insistía en preguntar cosas así cuando lo verdaderamente importante en esos momentos no eran precisamente los cuestionamientos si no su salud? Giré la mano con cuidado para responderle el gesto con los dedos, apenas un ligero apretón para… ¿Reconfortarlo? Tal vez eso era ¿Pero cómo reconfortar a alguien de palabras que aún no salían por mis labios? Todo era tan complicado. Suspiré y con una medida indiferencia me levanté para ir en busca del tarro con mentol, quería pensar con claridad al menos unos cuantos segundos más no podía armar cosas en mi cabeza cuando nada tenía sentido, todo era una gran figura amorfa que hasta ahora comenzaba a causarme cierta molestia en la boca del estómago. El silencio se prolongó más de lo que hubiera deseado pero no podía o quería articular nada porque sabía la tremenda sorpresa que me llevaría con mi respuesta, abrí y cerré algunos cajones hasta que encontré lo que deseaba pero no volví a acercarme, esperé recargada en el mueble mientras fingía leer los ingredientes del gran tarro. —Chansung es alguien muy importante para mi…. —hice girar la botella con habilidad y por fin me animé a acercarme de nuevo hasta DongWoon. —…pero estás hablando cosas sin sentido, lo que tienes que hacer por el momento es descansar—sabía que eso no respondía nada de lo que él quería saber pero hasta el momento era mi único recurso y podría parecer que estaba huyendo de atender a mis responsabilidades más no había mucho más que yo le pudiera responder en ese momento. Giré la tapa y en lugar de inundarme por el aroma del ungüento fue como si no poseyera de ese sentido en especial, tal vez era el momento y yo misma deseaba desaparecer para no tener que mirar a los ojos al menor, más aun así lo hice. —Estás muy enfermo…no hables, guarda tus fuerzas—tomé un poco de aquella sustancia y siendo lo más cuidadosa que pude lo coloqué sobre su pecho que ardía, cosa que no hizo más que alarmarme de sobremanera.

Tensé los labios para ocultar mi preocupación; forcé una sonrisa mientras repetía la acción ¿Cómo todo había acabado en eso? ¿No había una mejor situación? ¿Para mí? ¿Para él?  Expandí el mentol y lejos de parecer una acción apasionada y llena de miles de emociones que no entendía, como los besos y sus brazos sobre mi cuerpo esto estaba mucho más cercano a ser un acto más simple, más tierno, menos viciado de todas las locuras que hasta el momento habíamos vivido. Sentí como su calor se aunaba a mis dedos gracias al pequeño masaje, podía casi saborear lo mal que se sentía con ese simple accionar pero ya no estaba segura si solo era la enfermedad lo que actuaba sobre él u otra cosa más y realmente prefería no pensar mucho en aquello. —Levántate con cuidado—tomé de su brazo para ayudarlo, algo un poco sin sentido pues de nuevo me encontraba  ante su casi peso muerto, y de inmediato cambié de lugar para colocarme detrás de él. —Con esto te vas a sentir mejor, lo prometo“Nunca prometas cosas que no estás segura que vas a cumplir”…Si, si, como sea, no tenía tiempo, ganas ni humor para recordar o hacer caso de aquellas sabias palabras, ya bastante tenía con sentirme de esa forma con él para también cargar encima un pesar meramente físico, lo curaría, tenía que, se lo debía.

Listo, terminé, iré por algunas cobijas y otra taza de chocolate ¿Te duele algo? — ¡Vaya que me estaba esforzando por evitar cualquier clase de conversación que tuviera que ver con mi novio!...Pero muy aparte de eso tenía algún medicamento con ibuprofeno que había guardado hace no mucho cuando me había lastimado. Fui y regresé empleando el mayor tiempo posible en tareas fáciles, dejé la taza en la mesa de noche y cubrí con las cobijas a DongWoon, incluso le dí un beso en la frente. —DongWoon-ah no deberías de preocuparte por eso—mencioné retomando el tema de sus preguntas sobre mi vida amorosa que ahora se movía en un hilo muy delgado si no es que roto ya. —Y no sé si esto te sirva y responda todo pero sí, quiero a ChanSung y me preocupo por él  más eso no quiere decir que me seas indiferente y no me preocupe por ti también—¿Admitirlo o no admitirlo? Estaba confundida y ahora le estaba dejando entre ver parte de mi comprensión sobre el asunto que me dejaba en una situación parecida a la de un barco que poco a poco se hundía en alta mar ¿Qué más respuesta podía pedir que no fuera aquella?

Off: LOOL Perdón el post tan horrendo ;-; Los otros estarán a tu nivel corazón <3
avatar
Nam JiHyun
4Minute
4Minute

Mensajes : 348

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Son DongWoon el Mar Ene 28, 2014 3:04 am

En muchas ocasiones había asegurado que el silencio era la mejor arma para los inteligentes. Pero en ese momento, cuando mi cuerpo constipado y mi ánimo decaído aunaban fuerzas para afrontar cualquiera que fuese la razón por la cual ella se comportaba de esa manera conmigo, sólo lo odié. Empecé a impacientarme. Primeramente por su actitud indiferente; ella sin más reparo se había desecho de mi agarre, levantado y alejado de mí. ¿Por qué no respondía si era una simple pregunta? Lo único que pasó por mi mente es que se lamentaba de todo lo que hubiese ocurrido hasta ese momento entre los dos.

Mis ojos se cruzaron en la línea perfecta de su perfil mientras ella se apresuraba a esculcar entre los cajones, pero me obligué a apartar la mirada. No importaba cuán intensos hubiesen sido nuestros besos, ni que la hubiese sentido temblar entre mis brazos en la ducha, ella seguía siendo una mujer ajena. Ella era la novia de otro. Eso lo tuve claro desde aquella primera vez en que nuestros labios se juntaron, pero nunca me había dolido tanto tal verdad como hasta ahora. Su falta de palabras, de expresiones y respuestas me calaba en lo más profundo de mi orgullo y de mi ser. Por momentos me alegraba por conocer a una chica con una personal tan especial como la suya, pero otros sentía que la odiaba. Pero sobretodo, odiaba que me hubiese convertido en un mar de confusiones arrastrándome a su paso, empujándome ciegamente hacia donde estuviese ella, donde pudiese encontrarla, apreciarla, anhelarla rogando que algún día fuese mía afuera de mis pensamientos.

Si estaba pensando en alguna posibilidad de que me dijera que su novio no era tan importante en su vida, estaba delirando. Al por fin decidirse a abrir los labios, fue lo primero que me hizo saber. Sentí que cada musculo de mi cuerpo se tensaba de la impotencia que me dio escuchar eso. Aun así, fijé mis cansados ojos en ella, me mordí los labios inhalando y exhalando lentamente mientras sentía un nudo formarse en mi garganta, y una eminente tristeza que no supe cómo explicarme. Guardé silencio un largo momento; mi mente se llenaba de pensamientos que me hacían tambalear y preguntarme constantemente si habrá errado o no al hacerle esa pregunta. Entreabrí los labios,  pretendiendo expresar mis pensamientos, pero, ¿qué le diría? ¿Qué no tenía derecho a decir que su novio era una persona importante porque sin reparos lo engañaba conmigo? Decir aquello era estúpido, y la haría sentir mal.

No sé si debería sentirme bien al saber que no te soy indiferente, o devastado porque estás admitiendo tan francamente que quieres a tu novio y que aun así has permitido que sucedan cosas entre nosotros dos. —Musité con firmeza, pero mi voz temblaba a pesar de mis esfuerzos. — Yo debería estar ahora mismo a mil kilómetros de distancia de ti. No quiero causarte problemas, noona, pero heme aquí, bajo tu cuidado. —Bajé los orbes, hastiado de aquella situación sinsentido. —Olvida ésta charla. Olvida todo. Hasta mañana. —Murmuré, removiéndome en el suave colchón y usé de todo mi esfuerzo para sonreírle. Era muy tarde y debíamos descansar. Luego, cerré los ojos, dispuesto a dormir. Necesitaba hacerlo. Mi cuerpo agotado me lo exigía. Finalmente, dejé de pensar, adentrándome en un sueño profundo.

avatar
Son DongWoon
B2ST
B2ST

Mensajes : 135
Humor : 16D / Divertido & Infantil

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irresistible - (Priv/JiHyun)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.