Últimos temas
» Confesionario 7u7
Jue Mar 09, 2017 9:31 pm por Kim Heechul

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

» {!} R E G I S T R O de idols [Boygroups]
Dom Dic 28, 2014 3:51 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Lun Abr 23, 2012 12:57 am

Cada canción que escuchaba me remontaba a un escenario que yo misma fabriqué, y no era uno donde todo era rosa, no, era un camino lleno de flores con espinas que yo me encargué de sembrar a pulso en el mismo instante en que eché por la borda lo que aparente era mi realización como mujer. Lo tenía todo, dinero, fama, buenas amistades y un hombre que me amaba. ¿No es cómo si teniendo aquello debería aferrarme más y luchar por lo que consideraba mío? Supongo que debió ser así, pero a diferencia lo que hice fue pisotear todo, dejarme engatusar fácilmente por otro hombre siendo capaz de engañar a quien creía que era el amor de mi vida. Tan estúpida.

¿Qué si aún creo en el amor? Puede que en un pasado hubiese creído ciegamente en ello, pero decidí abandonar con respecto a eso. Mi corazón lo entregué por primera vez a Junho, y aunque no haya sido con intensión, su desatención fue el mayor detonante para que yo acabase enredada en medio de las sabanas de su propia cama con otro hombre. Me entregué por primera vez a una persona ajena a mi novio, a aquel chico que decía amar con locura. ¿Cómo fui capaz? Ya es muy tarde para lamentos. Lo hecho, hecho estaba. Luego de él vinieron varios, todos con el mismo cuento, supuestamente implorando amor por mi pero al final acababan siendo una partida de imbéciles que solo querían pasar un rato agradable y nada más, a pesar de que haya vuelto mas dura desde mi experiencia con Junho, yo también soy humana, siento y me canso. Me canso de ser el nido donde mueren las ilusiones, donde todos quieren arribar pero que nada les cuesta partir y dejarme como cosa que no vale nada.

Hay cosas que es mejor dejar enterradas, porque transparentadas solo causan mas daño, eso es lo que he estado haciendo desde hace tiempo, intentando olvidar todos mis malos pasos o por lo menos, pretendiendo arreglar mis daños. Quizá ese impulso fue el que me llevó a arribar hasta la casa de Junho. Llevaba un par de minutos de pie tras la puerta mecanizándome mentalmente para lo que se vendría, no tenía certeza de qué era lo que exactamente le diría, pero es que la noche de la fiesta todo terminó muy mal y, de alguna extraña manera siento que las cosas no quedaron del todo claras entre nosotros. Todavía recuerdo su mirada llena de odio y desprecio, aun me dolía. ¿Qué le diría? Puede que tal vez gaste mis energías y mi voz de nuevo, puede que su odio hacia mí nunca se destierre de su corazón, e incluso puede que… de nada valgan mis esfuerzos y quede por el resto de mi vida con la marca de haberle dañado por mi propia culpa.

Tomé una bocanada de aire y con decisión presioné el timbre del departamento. Estaba vuelta un manojo de nervios y ansiedad. Mi corazón acelerado parecía querer salirse de mi pecho en cuando abrieron la puerta y mis ojos se encontraron con los suyos una vez más. Parpadeé con rapidez y antes de que pudiese pronunciar palabra alguna me le adelanté.- Junho... Hola...¿Podemos hablar? – Musité en tono suave bajando la mirada acomodándome el cabello detrás de la oreja.

avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Lun Abr 23, 2012 1:40 am

Sueños. Todo ser humano vivía de aquello que nosotros habíamos cumplido. No podía quejarme de nada, lo tenía prácticamente todo. La música adornaba cada momento de mi vida, el baile que yo podía ejecutar era mostrado a cada segundo de las complicadas acrobacias que ejecutaba para las coreografías de 2PM, mis propias letras llegaban a oídos de probablemente millones de personas, pero aún así, no podía más que odiar a cada una de aquellas mujeres que proclamaban amor por mi persona. Si, un fan es lo que siente, amor incondicional por su idol preferido, un amor que simplemente abarca nuestro físico y lo que creen conocer de nosotros, quitando conclusiones de como somos realmente de un programa de televisión o una entrevista, conociéndonos tan superficialmente en ocasiones, pero misteriosamente bien en otras. No podía negar que era reconfortante, pero todo lo relacionado con el amor causaba en mí una aversión por ciertos motivos del pasado que no me gustaba recordar.

Tomé el mando de la televisión, pulsando el botón de encendido, topando con su cara de frente, viendo aquella mirada que hacía tiempo despertaba en mí la más grande de las ternuras, el más dulce de los sentimientos, que por su propio pie decidió convertirlo en el amargo odio que ahora sentía por ella. ¿La amaba? No, no podía amar a alguien en quien no podía confiar, era imposible, demasiado difícil poder perdonar aquello. El hecho del engaño podría haber llegado a perdonarlo, incluso intentar de nuevo mantener la relación que antaño nos unía, lo que no podía perdonar es que lo hubiese hecho en la casa que ambos compartíamos, en el mismo lugar donde ciertas noches nosotros mismos compartíamos la mayor expresión del amor que dos personas podían profesarse. Y es allí donde la encontré revolcándose con aquel indeseable al que de toparme con él, un golpe sería lo mínimo que se merecería.

Tras aquel incidente dejé a aquella mujer a la que amé más que a nada en este mundo, a aquella con la que pensé que podría llegar a mantener una relación duradera, la cual tiempo después me demostró que el amor era un simple capricho por el que el ser humano se pelea día a día, pretendiendo sentir algo que al parecer siempre termina, algo que aquellos que llevan tanto tiempo juntos llaman amor verdadero ,eso a lo que ahora mismo, yo solo llamo costumbre. No podría decir que ahora soy alguien que cree en el amor, tampoco puedo decir que no lo hago, solo que pretendo no hacerlo, si alguien me preguntase que pensaba de ese estúpido sentimiento tan solo sonreiría y diría que preguntasen a alguien que dice sentirlo pues sabría plasmarlo de una manera limpia de odio y rencor, que era precisamente algo que yo sentía por aquel sentimiento llamado amor.

Apagué el televisor cerrando los ojos, apoyando mi cabeza sobre el respaldo, llevándome una mano a la cabeza para pasarla por mi cabello, desordenando este con desgana, notando mi cabello rizarse como solía hacerlo si no me peinaba o simplemente no me alisaba el cabello. Pretendía dormir un rato, no tenia ganas de seguir evocando aquellos recuerdos que para mi desgracia estaban tan marcados en mi corazón que tardarían más de lo que me gustaría en irse, si tuviese el poder de olvidar algo, aunque tan solo fuese una cosa, querría que ella fuese la elegida, simplemente olvidar lo mucho que la amé, el daño que me hizo verla con otro hombre. Bien es cierto que yo mismo la desatendí, pero si tan necesitada de cariño estaba, el simple hecho de cortar la relación con palabras habría bastado, habría dolido, pero probablemente a día de hoy podría mirarla a la cara, probablemente al menos podríamos ser amigos, pero visto lo visto eso, ya era imposible.

Me levanté del sofá, arrastrando los pies camino de mi cuarto, necesitaba dormir en un lugar en el que mi columna no se resintiese después cuando escuché el timbre. Puesto que no esperaba visita supuse que sería mi presidente o el vice que vendrían a darme algún trabajo, o mismo el manager que buscaría regañarme por algo que muy probablemente fuese cosa de otro. Caminé hasta la puerta, posando mi mano en el pomo para abrirla. No podía creer lo que veían mis ojos. Como se había atrevido a venir a la puerta de MI casa después de lo que ella misma había hecho. Iba a echarla con palabras educadas, pero ella misma se me adelantó - ¿Hablar? ¿De que quieres hablar? Creo que lo que teníamos que decirnos está dicho ya. ¿O es que aparte de aquel con el que te pillé hubo más? Si es así prefiero no escucharlo. - Sostenía la puerta con fuerza, trataba de mantener la calma, pero aún así no podía, simplemente era demasiado difícil para mí mantenerme cordial delante de aquella mujer por la que tanto había llorado en su momento.
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Mar Abr 24, 2012 11:26 pm

E allí una vez más enfrentando nuestras miradas como si fuésemos un par de desconocidos, hace mucho no existía ni en sus ojos ni los míos aquel brillo especial que tanto me gustaba. Era tonto pensar en cosas como esa justo ahora, cuando todo estaba perdido entre los dos, cuando no quedaba mucho que hacer si quiera para salvar la amistad que una vez nos unió. No esperaba el trato mas amable de su parte, pero si sola mirada me estaba doliendo, la amargura con la que se dirigía hacia mi tallaba en la herida.

Un error ¡Un maldito error! Me ha costado caro y vaya de qué manera, y lo sabía, sabía que merecía su trato, su desprecio e incluso su odio. Pero aun a pesar de que en mi vida han pasado varios hombres después de él, algunos más especiales que otros, lo cierto es que nunca he tenido algo tan puro como lo que teníamos Junho y yo. No pude seguir sosteniéndole la mirada por un prevé instante así que acabé por posar mi vista en un lugar cualquiera, donde fuese con tal de no seguir siendo testigo del desagrado en su mirar. Tampoco quería decir que pensase que puede pisotearme a su antojo aprovechándose de las situaciones que me encargaba de crear, y como siempre, acababa todo mal, esta vez parecía no ser distinta a las demás.

No soy de las personas que dejan las cosas a mitad de camino ni mucho menos que se aguata todo lo que piensan o desean hacer, ¿Qué tantos nos costaba buscar un poco de comprensión? Así que continuaría con esto hasta el final, le obligaría a escucharme si fuese el caso. – Te equivocas – Repliqué casi en un susurro.- No todo está claro. – Apreté los puños a los costados de mis caderas contiendo las ganas que arraigaban todo mi ser por darle una bofetada. Pero, aun en parte, sé que lo merezco. Mas sin embargo, aquel muro fuerte y firme llamado orgullo ni siquiera me permitía admitirlo, aun cuando me estuviese muriendo de ganas de decirle que soy una idiota por haberle hecho tanto daño, mi castigo es que olvidarlo me es casi imposible, pero sé que por mi bien y por el suyo, eso sería lo mejor que pudiese hacer.

- ¿Te hace sentir mas hombre decirme eso? – Repliqué curvando mis labios en una sonrisa retorcida. – Y no, aparte de él… No hubo nadie mas entre nosotros- Dije con simpleza y sin mas me abrí paso hasta entrar a la sala de su casa. - ¿Podrías alguna vez en tu vida dejar de hablarme así? ¿Es que no te bastó con lo que nos dijimos la otra noche? – Espeté exhalando un leve suspiro.

avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Jue Abr 26, 2012 9:30 pm

Podría decir que aquella mujer que se mantenía en pie frente a mí no me importaba, podría simplemente haber cerrado la puerta para no mantener aquella mirada que tanto me dolía, aquellos ojos que expresaban tanto cuando entraban en contacto con los míos. Podría decir millones de cosas, pero la que más se repetía era "te odio", una y otra vez, sin dejarme más opción que comportarme como un verdadero cerdo, convirtiéndome en esa persona que siempre odié, esa que antepone sus sentimientos a los de la otra persona sin interesarse abiertamente por ellos. Hay tantas cosas rondando por mi cabeza en aquel instante que solo podía transformarlas en aquella mirada de odio entremezclado con aquel dolor que tan solo taladraba mi corazón desde aquel día, aquel fatídico día en el que todo se rompió con aquella rapidez espeluznante.

Ella no merecía aquel trato, cualquiera puede equivocarse, cualquiera en un momento de debilidad podría dejarse llevar por alguien que se interesase con ella. Es cierto que en parte había sido mi culpa, yo había dejado de lado nuestra relación por centrarme en el trabajo, por no atenderla lo suficiente había sido que aquello había sucedido, pero el maldito orgullo que se encontraba incrustado en cada uno de los poros de mi cuerpo no me permitían más que proclamar palabras hirientes hasta el punto de dañar a aquella persona que hasta ahora, había sido la única a la que había amado hasta tal punto de dolerme, aquella a la que sin quererlo le había entregado una parte de mí que todavía permanecía en ella, aquella parte que no me permitía volver a amar a otra persona, aquella que ahora mismo dolía necesitar, por que de ser así, significaría que la necesitaba a ella.

¿Que me equivocaba? ¿Tenía el valor de decir que el equivocado era yo? No pude evitar reírme de una manera bastante sarcástica, curvar mis labios en una mueca de desagrado ante ella y su atrevimiento - ¿Que yo me equivoco? ¿Todavía tienes la cara de decir que el equivocado soy yo? - Mantuve mi postura de imbécil orgulloso, no podía permitir que ella supiese ni siquiera en lo más mínimo que estaba todavía dolido, que todavía, a pesar de no querer reconocerlo había algo que me unía a ella pese al rechazo que aquello me causaba. Podría decir que el odio era algo que me inspiraba a comportarme de aquel modo, pero no sería mas que otra estratagema absurda para auto convencerme de que aquello era algo muy lejano al amor que por ella sentí, que simplemente era una jugarreta de mi propia cabeza la que me hacía sentirme de alguna manera inferior a ella , sentir de algún modo que mi forma de actuar era solo una nueva máscara para tapar aquel dolor que pinchaba cada uno de mis costados con tan solo verla. Entrecerré los ojos con cansancio, no tenía ganas de volver a pelearme con ella, sabía que ambos podíamos salir bastante mal parados.

Una carcajada bastante sonora salió de mis labios al escucharla - Me hace sentir la hombría que me borraste al acostarte con otro mientras estabas conmigo, ¿Te sientes tú mas mujer por eso? - Brusco, hiriente y directo, ese era mi comportamiento con ella, era quizás de mostrar mi pesar contra ella, suspiré al verla entrar, pero no lo impedí, siquiera intenté pararla, ni siquiera pude cerrar la puerta en sus narices y no permitirle pasar - Es todo un alivio saberlo, al menos sé que no fui tan estúpido como para que pasara mas de una vez y te pillé a tiempo de que terminaras mintiendo en algo más - Suspiré pesadamente pasándome una mano por el cabello, alborotandolo suavemente, negando con la cabeza - A pesar de aquellas palabras veo que no fueron suficientes,¿Acaso buscas enojarme de verdad? Ham Eunjung, deberías ya asumir que no tenemos nada que hablar, que no me hace bien verte y que no me gusta ni siquiera escuchar tu maldita voz ¿Te darás cuenta algún día? Todo está aclarado y terminado ¿Por que removerlo?
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Mar Mayo 22, 2012 4:06 pm

Es impresionante la manera tan veraz en que la gente puede llega r a cambiar, dando giros abruptos a como eran antes, no solo él había cambiado, también lo había hecho yo. El recriminarme día tras día mi imborrable error no me dejaba descansar en paz, y es que todo ocurrió tan rápido que no medí las consecuencias, y yo que solo lo miraba y amaba a él, creyendo con ilusión que él era mi todo, que se había convertido en mi razón de existir. Recuerdo con nostalgia cuando empezamos nuestra relación, nos llamábamos muchas veces en el día, algunos incluso si se daba la oportunidad no nos bastaba con las interminables llamadas sino que nos encontrábamos, era como si nos hubiésemos vuelto adictos el uno al otro y no pudiésemos vivir separados un momento, hasta llegar al punto de irnos a vivir juntos. Fui tan feliz en ese entonces, pero como una mala jugada del destino no tardamos en comenzar a distanciarnos por nuestras agendas, a pesar de vivir bajo el mismo techo no nos veíamos como se debía, las llamadas disminuían al igual que mis esperanzas por salvar lo nuestro.

Se supone que durante nuestra lejanía había aprendido a vivir con la responsabilidad de haberle traicionado sobre mis hombros, viviendo todos estos meses con el pensamiento de que ya todo estaba bien para mi, que me cerraría al amor y solo me divertiría con quien desease estar junto a mi, sin compromisos, sin tener que sucumbir a falsas ilusiones que luego se desbordarían por el abismo de las mentiras y las frustraciones, no quería volver a sufrir ni a sentirme atada a nadie.

Pero entonces era cuando le veía y aunque al principio fue realmente difícil, no podía admitirlo y se tornó aun más doloroso aceptar que muy a pesar de mis esfuerzos, aun hay algo que no me permite abandonar del todo. Pero ¿De que sirve aferrarme a algo que se ha desvanecido? ¿No es acaso aun más doloroso no poder romper del todo aquel lazo que una vez me unió a él? Solo me lastimo más y sinceramente no le veo el propósito a vivir así. Sin embargo, no depende de mí sino de mi estúpido corazón y de mi maldita culpa.

Con cada palabra que salía de sus labios podía perfectamente identificar el desprecio y el odio dirigido hacia mí, maldición, ¿por qué simplemente no podía darle “Reset” a todo y ya? Tenía que soportarlo todo, tenia que mostrarme fuerte al menos lo intentaría. Eso pensaba, pero cada vez se me hacia mas difícil siquiera sostenerle la mirada sin sentir aquella aberrantes ganas de llorar, incluso pude haber pensado en pedirle perdón, pero las palabras se negaban a salir de mis labios cuando un cumulo de emociones y sentimientos encontrados me tenían vuelta en un embrollo mental.

- Tú no sabes nada… - Murmuré entre dientes.- No sigas, Junho - Empuñaba mis manos con tanta fuerza que sentía mis uñas enterrarse en las palmas, mis ojos cristalizados fijos en el piso sin parpadear y cerré mis ojos tratando de contenerme, pero no pude mas. Mi mano en un principio temblorosa acabó de forma firme y fuerte sobre su mejilla sin titubearlo si quiera en una sonora cachetada que le volteó el rostro. Me dolió la mano por el golpe, pero mas me dolían sus palabras. - ¿Ya eres feliz? - Repliqué con la voz temblorosa- Has saciado todo tu veneno, te has vuelto en un maldito monstruo, ya no queda nada del Junho del cual me enamoré – Callé un instante para tomar aire- Aun así, nada te da derecho a tratarme de esa manera, Lee Junho – Resoplé dando un paso hacia adelante quedando en frente suyo golpeándole con las palmas de mis manos sobre su torso mientras mi mirada volvía a mantenerse baja pretendiendo calmar las ganas de llorar que me embargaban, era tan doloroso.

avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Jue Ene 10, 2013 9:06 pm

Impresionado. No habría otra palabra para dejar ver mi gran shock al sentir aquella mano estampándose sobre mi mejilla. Pero eso no era todo... ¿Por que en ese momento en el que su piel entró en contacto con la mía había vuelto aquellas repentinas ganas de probar sus labios? Entrecerré los ojos suspirando pesadamente, realmente si, no quedaba absolutamente nada de aquel Junho que decía haber amado, pero desgraciadamente no podía echarme la culpa de la muerte de aquel Junho, simplemente no podía, pues desde que la había visto con el otro siempre me había culpado a mi mismo en un 50% de aquel incidente, yo no presté atención, pero ella tampoco tardó demasiado en tirar ese amor que decía sentir por mí cuando corrió a caer en brazos de otro tipo.

No me culparía a mi mismo, no podía, simplemente mi orgullo me llevaba a como ella había dicho , verter mi "veneno" sobre ella. Pese a lo que pudiera parecer, me dolía hacerlo, me dolía remover aquello y más de aquella manera tan brusca que ahora mismo salía, pero cuando se trataba de mi orgullo y más aún de mi herido corazón no podía evitar dejar relucir mi lengua viperina que sin dolor ni remordimientos se desataba en una ráfaga de palabras tan frías como el más gélido aliento del Ártico.

Elevé mi mano para sujetar con fuerza su muñeca, mirándola con los ojos algo más húmedos de lo normal ¿Llorar? Mis lágrimas estaban extinguidas, muertas como mi corazón y una risa cínica fue lo primero que salió de mis labios, lo primero que ella pudo escuchar de mis labios tras aquella cachetada que no me había dejado para nada indiferente, ni mucho menos mas relajado que antes, tiré de su muñeca, haciendo que se quedase a escasos centímetros de mi rostro, sabía que aquello iba a ser mas complicado de controlar para mi que para ella, pero no podía decirle este tipo de cosas teniéndola con la vista fija en el suelo, sería injusto para ella, para mí y para aquella relación que se había tornado casi como un cáncer, podrida y dañina para ambos. Podría recurrir a la metáfora de la manzana podrida, pero en este caso no podría considerar que aquella manzana del frutero fuese ella o yo, si no aquellas dudas que ambos habíamos sembrado en el otro, aquellas dudas que habían logrado convertirnos en dos desconocidos, dos personas que de amarse mas que a sus propias vidas ahora son simplemente conocidos, y ni eso, se odian desde lo mas profundo de su alma, cada uno por culpar al otro del mal que sienten en sus corazones ambos destrozados por una relación tan pasional como degenerativa ¿ Me equivocaba llamando a Eunjung como si fuese un error? Quizás, probablemente sería mi error mas imperdonable, pero no podía verla simplemente como una victima, al igual que ella yo había sido herido y no por ello había recurrido a meterme bajo las faldas de otra mujer que no fuese ella, y es que desgraciadamente estaba tan herido como enamorado de aquella mujer que tanto había significado para mí y para mi pesar seguía teniendo un lugar demasiado profundo en mi ser, estaba grabada en mí como si de un hierro candente se tratase, estaba tan marcado por ella que hacía mucho que no podía ver a otra mujer como la ví a ella en su momento.

-¿Que no sé nada, Eunnie ? - Aquel apelativo cariñoso que una vez había usado ahora mismo tan solo sonaba con desprecio y rencor hundido en mis propias palabras - ¡¿Que no se nada?! ¿Quien carajo te crees que eres Eunjung? ¿Quien eres para juzgarme? Para atreverte a decirme que pare, para tener la cara de decirme lo que me has dicho ¡¿Ah?! - Apreté su muñeca algo sulfurado, quizás más de lo que pretendía semejar, pero aquella situación estaba removiendo tantos sentimientos ocultos que me dañaba, que volvía a hacerme ser un cabrón con ella, como lo fui gritándole de todo como en la noche anterior - ¿Sabes donde está el Junho del que te enamoraste? Murió, como mi amor por ti está podrido en rencor y dolor que me causó tu traición. Ahí está, enterrado y lo hiciste tu con tus propias manos ¿No estas orgullosa de tu trabajo Eunjung? ¿No lo estás? - Una nueva risotada cínica y atacante salió de mis labios, haciéndome soltarla aun sin separarme de ella - Dejaste tanto veneno en mi cuerpo que ni en 100 años conseguiré que se libere, por que estoy envenenado, envenenado por la traición y lo que sentí durante todo este tiempo. Me has hecho convertirme en una víbora, en un ser que se da asco a si mismo y que no puede evitar ser cortante y desagradable con todos aquellos que una vez lo quisieron ¿Sabes por que? Por que el Junho que tienes delante no sabe confiar en la gente, tu le quitaste ese conocimiento. - Apreté la mandíbula cerrando los ojos y los puños con fuerza, respirando pesadamente, sintiendo aún mi mejilla ardiendo debido a su cachetada.
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Sáb Ene 26, 2013 9:50 pm

Debía estar asustada. Tenía motivos para estarlo. Debía temer que Junho en cualquier momento me bombardeara con palabras crueles y llenas de odio y desprecio. Sabía que eso podría ocurrir. Pero una cosa era imaginarlo y otra muy distinta corroborarlo. Lamentaba profundamente no tener las suficientes agallas para marcharme de ese lugar, muy a pesar de que el motivo que me empujó a visitarle distaba demasiado de la realidad, había pensado en ir a buscarle y pedirle perdón. No importaba si después de eso volveríamos a ser el mismo par de extraños en que nos habíamos convertido, pero al menos, sentiría algo de alivio por desahogar aquello que amenazaba con llevarme al borde de un colapso.

Aquel menor se había convertido en lo único que deseaba poder olvidar y desterrar vorazmente de mis más recónditos recuerdos y pensamientos, en la única persona que añoraba que me perdonase con demasía; todos en la vida le debemos una disculpa a alguien, absolutamente todos, nadie está totalmente exento de culpa, aunque unos lo estaban más que otros. Estaba segura de que no existía peor karma que cargar con nuestra propia culpa sobre los hombros, el peor castigo era que tu consciencia no te dejase continuar andando sin recordarte, cada que se presenta la oportunidad, el terrible error que cometiste. Y era precisamente sanar mi corazón lo que buscaba y lo que me había llevado a querer buscar al único hombre que había amado y también lastimadosin pudor.

Pero ahora esa persona no era la que sonreía inocentemente en mis recuerdos, era otra, ya no veía aquella dulzura en su mirada ni siquiera el rostro sereno cuando sus labios se cerraban optando por no pronunciar palabra alguna, ahora de aquellos labios solo se escapaban palabras crueles y venenosas que reverberaban y parecían tener un efecto motriz para hacer volver un puño mi agitado y cansado corazón. Haberle golpeado la mejilla dejó un leve dolor en mi mano, pero no se comparaba ni por asomo a lo derrotada y adolorida que me sentía, quise arrepentirme dar un paso atrás e irme de aquel apartamento poco dispuesta a continuar escuchándole. Él me había tomado de la muñeca con severidad y del mismo modo tiró de ella para acercarme más a sí. Apreté mis labios sintiendo tanta impotencia que hubiese deseado desvanecerme en el mismo instante en que contemplé de cerca el rostro masculino del menor y sus ojos cargados de desprecio, acompañados de una risotada tal como si estuviese degustado el dulce sabor a victoria. ¿Tanto le había lastimado? ¿Tanto desprecio y odio sentía por mí? Aun me resultaba increíble la manera en que me había encargado de dañar la buena relación que hubo entre los dos. De cualquier modo, eso no hacía sino extenuar mi culpa.

— ¿Quieres que mienta acaso? Nunca oculté ni traté de desmentir mi engaño, ¿Serviría de algo cuanto tú mismo me viste con él en nuestra cama? — Y me había atrevido a contestarle, con voz de queda. Solté un jadeo quejumbroso al sentir que apretaba más fuerte mi muñeca y entorné mis ojos vidriosos en los suyos una vez más.Pero sus siguientes palabras llegaron a mí como una daga punzante y afilada. Era demasiado. Los ojos se me llenaron de lágrimas que pronto comenzaron a resbalar por mis mejillas nublando mi vista, pero en ningún momento aparté la mirada de la suya. Saber que con mis propias manos había destruido y transformado a un buen chico en otro completamente diferente, en un ser despiadado, frío y tajante. ¿Era éste nuevo Junho una obra que debería llevar mi firma de autoría?No me sentía orgullosa, ni poco, por el contrario, me daba ascomi persona, asco que todo lo que tocase lo destruyese y miedo, miedo de que con mis propias manos acabase de dañar lo poco bueno que tenía. Ni siquiera podía reprocharle nada, él estaba en todo su derecho y tenía la razón. Una vez dejó de hablar, vi la impotencia y el furor con que cerraba tanto sus ojos como sus manos, sin moverse. Entreabrí mis labios, sintiendo mi respiración agitada. — Sé que te hice mucho daño…, que te engañé como una cualquiera, que no tuve en cuenta tus sentimientos al dejarme llevar por aquel hombre. Cada maldito día de mi vida me lo recrimino. — Comencé a hablar, abrumada por la mezcla de sentimientos azotando mi poca estabilidad.— Y no, no me siento orgullosa de lo que eres ahora. Jamás podría estarlo— Sentía una especie de nudo formarse en mi garganta dificultándome respirar— ¿Crees que yo no me doy asco? Me miro al espejo y odio lo que veo, costándome aceptar que destruí lo poco bueno que tenía. — Cerré los ojos un instante y volví a abrirlos— Junho… — Sollocé atreviéndome a hacer una copa con mis manos alrededor de su rostro, percibiendo su cálida piel después de tanto tiempo.— Cuando traicioné tu confianza no pensé que dolería al punto de sentirme enloquecer. Te he dañado tanto. Te he causado tanto dolor…— Tiré un poco de su rostro inclinándolo hacia mí, entonces uniendo su frente con la mía.—Perdóname, Junho.Perdóname… — Susurré con voz temblorosa.
avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Lun Ene 28, 2013 1:10 am

Mis ojos seguían totalmente cerrados, mi corazón bombeaba de un modo anormal, me dolía, mi pecho no era más que un saco de estúpidas y punzantes agujas que tan solo perforaban mi piel con tanta lentitud que cada una hacia mas daño que la anterior. Sus lágrimas. Aquellas lágrimas habían hecho que en mí se despertase aquel que una vez la amó, y que quizás, muy a mi pesar nunca dejó de hacerlo, pero el dolor, la traición que había sentido me hizo pensar en aquel sentimiento como algo negativo, algo que me hizo dejar de confiar, algo que mató los sentimientos de mi corazón por ella, o quizás los dejó moribundos y aquella pequeña parte de vida que anidaba en mi pecho estalló al verla llorar, al escuchar aquellas palabras salir de sus labios, no estaba seguro de lo que estaba sintiendo, o mas bien, no quería estarlo.

Sentir sus manos de aquella manera sobre mis mejillas me hizo recordar a aquellos reencuentros al volver ambos de trabajar, volver a acordarme de aquellos días y recuerdos que estaban profundamente enterrados en lo más profundo de mi memoria. Sentir aquella calidez, aquella cercanía...Yo me había empeñado en causar un rechazo natural contra ella, simplemente odiarla, esquivar todos y cada uno de sus argumentos en su defensa...Pero quizás aquellas palabras no eran las que esperé desde un primer momento, y mas recordando aquella discusión en la que precisamente las cosas no fueron de este modo, si no que el orgullo puesto por ambos en aquella parrilla de rencores y reproches no había hecho más que estallar dañándonos a los dos, haciendo que ambos pudiésemos lucir quemaduras en todos los rincones de nuestros cuerpos, y es que si algo era dañino para los dos era nuestro orgullo.

Ver como ella misma echaba aquella muralla abajo me hizo tambalearme en mis ideas, en mis pensamientos mas internos. ¿Que estaba haciendo? Había pasado tiempo desde que lo nuestro terminé y aun así seguía sintiendo cosas por ella ,cosas que pese a mi orgullo podría decir que la seguía queriendo, pero...El amor es confianza también, ¿Se puede querer a alguien sin confiar en esa persona? Confusión era todo lo que en ese preciso instante dominaba todo mi ser, no sabía como actuar, como hacer las cosas. En mí cualquier rastro de falta de orgullo no tenía cabida, abrí los ojos encontrándome con los de ella, sintiendo mis propios ojos algo húmedos, pero no iba a llorar, no podía permitirme que aquello sucediese. ¿Que clase de hombre sería si no mantuviese mi palabra de odiarla?

- Si simplemente hubieras mentido, si tan solo no me hubiera enterado...Quizás no tendríamos que haber pasado por esto - No podía soportar cargarla con tanta culpa como la que había visto en aquella mirada, dentro de mi no podía negar que hubiese rencor y desconfianza por aquella mujer, pero no podría jurar que la odiaba, al menos no a mi mismo aunque por fuera lo gritase cada vez que me daban la ocasión, tomé aire pesadamente sintiendo su respiración chocar con la mía propia, sintiendo aun ahora el tacto de aquellas manos que en lo mas profundo de mi ser extrañaba, aquella suavidad tan extrema que me hacía estremecerme. Volví a cerrar los ojos subiendo mis propias manos para posarlas sobre las de ella, a diferencia que antaño, mis manos eran toscas, mal cuidadas...No tenía razones para tener aquel tacto que antes tenía, ella había sido la única mujer a la que de verdad había mimado, a la que de verdad había amado con todo mi ser y a la única que quería hacer feliz. El haberla escuchado decir aquellas palabras había derrumbado mis murallas, había hecho que aquella persona que una vez fui quisiera levantarse de entre los muertos y abrazarla, besarla y simplemente decir que todo aquello estaba olvidado...Pero las cosas no podían ser de este modo, no podía simplemente rechazar todo aquello que sentí durante el tiempo que no estuve a su lado y lo que me hizo convertirme en quien todos, menos las fans veían ahora ¿Podría olvidar todo aquello? Pese a que estuviese sintiendo aquellas cosas, incluso aunque me arrepintiese de otras tantas...No podía perdonar todo aquello, y no solo por ella, si no por mi mismo, no podía simplemente asentir y decir que todo había pasado, no podía...

Nuevamente cerré los ojos, elevando mi mirada hacia ella, negando con la cabeza - No puedo... - Alegué con voz quebrada, sin poder mirarla a los ojos, sintiendo mi garganta resquebrajarse ante aquellas palabras, dolía, me desgarraba por dentro tener que decir eso, mataba los pocos sentimientos que tenía en mi interior - Si...Si te perdonase ¿Que habrá cambiado Eunjung? Ninguno de los dos puede cambiar las cosas que ha hecho, pensado o deseado...No puedo simplemente decir que te perdono, no puedo decir que lo hago, no puedo tan solo olvidar lo que he pasado. Soy un estúpido egoísta orgulloso, y si te perdonase que? ¿Seriamos tan amigos y olvidaríamos esto? - Acaricié con extrema lentitud sus manos aun con mis ásperas yemas, sintiendo la calidez que en mis manos estaba extinguida - ¿Si te perdonase que? No puedo, no puedo simplemente perdonarte y olvidar, por que si olvido el por que te tengo este rencor correría el riesgo de volver a amarte y volver a vivir esto, y soy fuerte, pero no soportaría dos veces la misma traición, no soy ese tipo de persona, además...¿Que amistad podríamos tener si no confío en tí? ¿Si nos hemos dicho tantas cosas malas el uno al otro que podríamos llenar toda una línea de enciclopedias con ellas? - Bajé un poco la cabeza sin llegar a separar mi frente de la de ella, cerrando fuertemente los ojos - ¿Que ganarías con que yo te disculpase?
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Dom Feb 10, 2013 5:38 pm

Había reprimido todos mis miedos por tanto tiempo, mostrando una careta dura y descarada que hasta entonces desconocía que tenía. ¿A qué le había temido? A reconocer que por muy indiferente que me mostrase en un principio, las heridas no parecían sanar. Recordaba la manera fría y desvergonzada con la que le había hablado aquella noche en la fiesta de disfraces, incluso me atreví a restregarle en la cara casi con burla que le había engañado, le había tratado de poco hombre y echado toda la culpa de nuestro fatídico final.¡Qué tipo de mostro fui!¿Qué persona puede gozar del mal y el dolor ajeno? Era apenas entendible que guardase tanto rencor en mi contra. Pero, había llegado hasta el fondo de mis lamentos y un día simplemente desperté y miré lo que estaba haciendo con mi vida, esa no era la EunJung que todos conocían, esa no era la Eunjung de la que mi madre se sentía orgullosa, era como si fuese otra persona completamente distinta.De no haber sido tan egoísta, de no haber estado tan pendiente de mis propios miedos e intereses, nada de aquello habría pasado.

Durante unos segundos, me sentí todavía más vulnerable y derrotada tras haber escuchado su voz. Pude ver la expresión adolorida y oscura en sus ojos, la misma que tuvo el día que me descubrió con Minho. Me sentí tan culpable, por no haber podido controlarme, por no encontrar la manera de arreglar lo nuestro y sobretodo, por haber matado a aquel Junho amoroso y divertido del cual me había enamorado tiempo atrás. Suspiré profundamente al pensar que luego de Junho me había involucrado con un par de hombres más, pero con ninguno me sentía completa. Al final acababan por marcharse, y yo quedaba sumida en mi soledad una vez más. Una experiencia tras otra, alguna más triste que la otra, sin embargo, pronto comprendí que solo buscaba en otros hombres la seguridad y protección que Junho me había brindado.

Volví a sentir aquel oscuro resentimiento ante la profunda antipatía y aversión hacia el recuerdo de Q-ri borracha admitiéndome que se había acostado con él. ¿Se había tratado de una venganza para hacerme sentir una sobredosis de traición y desagravio? De pronto me dio la impresión que la tensión en la atmosfera se electrizaba.Desde aquella noche mi amistad con Q-ri se fue por un abismo. Delante de las cámaras me mostraba sonriente y amigable hacia ella, pero una vez nadie nos observaba, entre las dos se formaba un silencio sepulcral. Independientemente de que yo hubiese cometido el error de engañar a Junho, me dolía que quien, hasta entonces, era una de mis amigas más cercanas, se hubiese atrevido a involucrarse con él de manera tan íntima, aun cuando sabía lo mal que la había pasado desde nuestra separación.

Mi corazón se encontraba demasiado adolorido y pisoteado. El dolor se sentía demasiado real, punzante y desgarrador. Pero allí estaba, enfrente de él, con mis manos sobre su rostro, aspirando su aroma tan masculino, sintiendo su cálida respiración envolverse con la mía y sus manos posarse sobre las mías suavemente. No me gustaba que me viesen llorar; transparentaba mis sentimientos y me volvía blanco de cualquiera que gustase hacerme sentir peor. Más no pude soportar por más tiempo las lágrimas que se habían acumulado en mis ojos y ahora recorrían mis mejillas. Inhalé y exhalé aire temblorosamente mientras le escuchaba. A medida que las palabras salían de sus labios, sentía como si lanzasepuñales directo a lo más profundo de mí ser. Podía palpar la tristeza en sus palabras. Era evidente que el pasado sobrevolaba sobre los dos como una sombra maléfica y despiadada, dejando en el aire el desosiego y el resquemor. Pero yo quería repararlo. Quería aliviar su pena. Quería hacer algo por él, no importaba qué. Sin embargo, el menor, como era de esperarse, ya no podía creer en mí como antes. Yo misma había labrado con mis propias manos aquel camino tembloroso por el que ahora me balanceaba. —Tal vez las cosas entre los dos no cambien, tal vez no volvamos a ser cercanos, tal vez continuemos siendo como hasta ahora un par de desconocidos con recuerdos en común. Pero, al menos… si tú me perdonases, aliviaría la culpa que me mata día tras día— Hice una pausa tomando un poco de aire— Ni te imaginas lo que me duele verte así. Sé que te dije cosas demasiado hirientes, y que estas en todo tu derecho de no querer saber más de mí. Y si tú eres un estúpido, egoísta y orgulloso, entonces yo soy una estúpida, insolente y pretenciosa…— Podía sentir el calor de su tacto sobre la piel de mis manos, tan suave y apacible. — Lo sé… hemos dicho y hecho cosas horribles, sobretodo yo. Pero tú también me hiciste sentir traicionada cuando te involucraste con Q-ri, ¿querías pagarme con la misma moneda? ¿Querías que sintiera lo que se siente ser traicionado?— Delineé con mis pulgares la línea debajo de sus ojos, luego bajé hasta sus labios, y me detuve allí por un instante. — Aun así, ni por un solo momento, he dejado de lamentar tu perdida. Porque, si, tú fuiste el chico que más amé y te perdí… — A estas alturas mi voz era apenas un susurro, ¿tenía caso mentir? Decir las cosas tal como las pensaba siempre fue propio de mí y, bastante había aprendido de las mentiras, no volvería a hacerlo. — Lo peor de todo, es que mi mayor castigo… es que… es que aún te amo. — Lo había dicho, cuando menos lo pensé aquellas palabras salieron de mis labios cansadas de haber estado atascadas en mi garganta durante tanto tiempo.
avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Miér Feb 27, 2013 9:29 pm

Cerré los ojos negando con la cabeza ¿Que estaba pasando? ¿Que diantres se estaba pasando por mi cabeza en aquel momento? ¿Por que solo tenía ganas de decir que estaba perdonada? Respiré profundamente apartando sus manos de mí, abriendo los ojos mostrándose estos algo acuosos en aquel momento, sintiendo como si aquel puñal que sentía en mi pecho estuviese siendo arrancado totalmente de este, dejando aquella herida totalmente abierta, haciéndome totalmente vulnerable ante sus palabras, sintiendo aquella necesidad por abrazarla y tenerla tan solo para mí, teniendo aquella sensación de nueva dependencia sobre ella, sintiendo que los latidos de mi corazón se aceleraban de aquella manera que solo ella había logrado, haciendo que mi pecho se sintiese golpeado por mi corazón, por aquellos sentimientos encontrados que se encontraban luchando.

Di dos pasos atrás negando con la cabeza, llevándome las manos a esta misma tratando de organizar mis pensamientos, de volver a levantar aquel muro que había tardado tanto en construir, aquella muralla que me separaba de mis sentimientos, aquella que día tras día había fabricado con mi resentimiento desde que aquello nos había sucedido, desde que aquellas imágenes llegaron a mí y simplemente solté tantas malas palabras contra ella que no pude darme cuenta de que el que había hecho que nuestra relación se fuese a pique había sido yo enfocándome en el trabajo.

Negué con la cabeza golpeando la pared con fuerza, sintiendo mi mano tensarse por el dolor, notando que debido a la rugosidad de la pared mi mano había salido lastimada, separandola rápidamente de esta para mirarla. Tan solo eran unos rasguños, una simple herida que me había hecho bajar de nuevo a la tierra tras escuchar sus ultimas palabras, haciendo que mis ojos se abriesen de par en par. ¿Era eso posible?

Miré hacia el suelo, recordando lo sucedido con Qri, aquella manera de hacerle daño a ambas, por que no solo había dañado a Eunjung, había provocado un más que seguro enfrentamiento entre ambas mujeres, algo que nunca habría querido si hubiese sido mi anterior yo, si tan solo fuese la persona amable que era antes de que todo sucediese, pero aquello me había hecho pensar solo en mí, en mi manera de afrontar las cosas, esa que en aquel momento vi tan bien y ahora veía tan estúpida.

Levanté mi mirada hacia ella, negando con la cabeza - ¿Por que me haces esto? - Tomé aire acercándome nuevamente a ella, mirándola a los ojos - ¿Por que cuando al fin he conseguido hacer que la herida dejase de sangrar vienes a abrirla de nuevo y recordarme lo mucho que te sigo queriendo? - Miré hacia un lado negando con la cabeza - Lo de Qri...Fue una venganza, una de la que me arrepiento muchísimo, no solo por ti, si no también por ella y por vuestra amistad. No la quería, nunca he podido quererla como te quiero a ti, y es que...¿A quien voy a engañar? Estoy enamorado de tí, desde que nos conocimos no he podido ver a otra como te he visto y veo a ti. Esto no esta bien, no está bien que nos perdonemos, no por ti, o por mi, si no por los que nos rodean que también han salido heridos con nuestro orgullo y nuestras pataletas - Bajé un poco la cabeza antes de agarrar su cara con suavidad - No puedo perdonarte por que no puedo perdonarme a mi mismo, pero si puedo intentar ganarme tu perdón para poder aceptar el tuyo... - No sé en que momento me encontré inclinado sobre sus labios, sintiendo aquel sabor que tiempo atrás tenía cada día en mis labios.
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Lun Abr 15, 2013 8:35 pm

No tenía caso continuar alargando más la agonía sobre la cual estábamos tendidos; Había ido a su casa dispuesta a saciar todo aquello que mi corazón y mi consciencia no soportaban más seguir resguardando, por esa razón hice a un lado el orgullo que tanto me dignificó y al tiempo me hundió en el más profundo de los mares de la depresión, por hacerme soportar la idea de que no tenía por qué mostrar arrepentimiento ni doblegarme. Sin embargo, ¿Qué había ganado con eso? Indudablemente una suma de malas conductas que no me traían precisamente buenos recuerdos. Pero al expresarme con sinceridad, no creí que su reacción fuese sido de ese modo. Me odié, me odié tanto por hacerle sufrir de ese modo. Podía entrever la amargura en sus marrones ojos, podía vislumbrar la cólera que probablemente sentía por el modo en que se alejaba de mí, como buscando las palabras adecuadas, como si se negara a creer en mis palabras. Sentí una profunda opresión en el pecho y tuve que contenerme para no arrojarme sobre él y abrazarlo. Quizá por su mente no cabría que su dolor era mi dolor, que su angustia era mi preocupación, que su contrariedad me estaba arrojando al filo de la irrealidad.

En ese momento, desee desvanecerme y no ser más la causa de sus lamentos. Me estaba comportando como una egoísta, sabía lo que estaba sufriendo y que le estaba complicando más la vida, aun así yo me sentía derrotada también, y lo único que podía hacer era ver su mirada llena de desesperada frustración mientras agitaba la cabeza. Pero no podía pretender que no quise decir todo lo que dije, había sido sincera y no me arrepentía. No esperaba una buena respuesta de su parte, tal vez se sentiría decepcionado y comprendería menos el por qué le había lastimado tanto y había sido tan cruel con él, pero ni yo misma supe en su momento cuánto le quería. Tuve que pasar una ola de problemas y situaciones difíciles, para comprender cuanto le amaba y cuanto lamentaba haber sido tan tonta. Era un castigo, lo sabía, y estaba dispuesta a aceptarlo de la mejor manera, por más que lastimase sin piedad. Él antes con sus propias manos se había encargado de darme qué sentir, al involucrarse con Q-ri, ¿A qué jugábamos entonces? Todo indicaba a que ambos nos enfrentábamos en un duelo de orgullo contra el corazón. Esa era la verdad. La única verdad.

Me llevé una mano a la boca sorprendida al ver cómo había lastimado su mano con la pared. Junhoprobablemente había preferido descargar su ira contra aquella pared, para no arremeter contra mí. Lo que hizo que se me hiciese un nudo en la garganta; él estaba en sus límites, pero ni siquiera eso había sido impedimento para confesar aquella verdad que tanto me pesaba. Nada ni nadie podría entender lo toxico y a la vez delicado que era mi amor por Junho. Nada ni nadie podría alcanzar a imaginar cuánto había intentado arrancarlo de mi mente y de mi corazón, sin éxito, el hombre se había clavado en el fondo de mí ser sin darme cuenta. Nada ni nadie… sabía cuánto lamenté perderlo.Él parecía perplejo ante mi revelación, sus ojos incrédulos se entornaron en mí, inescrutables. Fue allí cuando un escalofrío recorrió mi columna y suspiré preparándome para un posible rechazo o una burla de su parte; creí que podría ser así. No obstante, fueron palabras distintas las que inundaron mis oídos e hicieron que el pulso se me acelerara. De pronto me sentí invadida por una luz de esperaba recorrer mis venas y una desbordante felicidad cobijar mis emociones. No sabía si abrazarlo o besarlo, todo parecía surreal. Junho me seguía queriendo, ¿cómo era posible tal cosa? No lo sabía, pero él había asegurado seguir enamorado de mí. Era inevitable no sentir miedo,¿Por qué permitimos llegar tan lejos? ¿Por qué a pesar de todo lo que pasamos, los sentimientos no se desvanecieron? ¿Qué continuaba a partir del momento en que revelamos nuestros sentimientos?

Junho… —Murmuré ante su imponente presencia, no me di cuenta en qué momento la distancia entre los dos se había reducido y sus apacibles manos bordaron mi rostro. Levanté la mirada buscando la suya, viéndome en el reflejo de sus ojos oscuros y brillantes. Tuve que respirar profundamente para sentir que me llegaba aire a los pulmones, las piernas me flaqueaban y de repente me sentí mareada por las emociones. —Y lo conseguiste, porque odié como no tienes idea el solo imaginarte en sus brazos, besando sus labios, entregándote a ella. Me sentí tan miserable y enfurecida… tan frustrada y dolida…—dije embriagándomeuna vez más con su aroma, él estaba tan cerca de mí que nuestras narices apenas se rozaban. Creí que el corazón se saldría de mi pecho, podía sentir las fuertes pulsaciones en las sienes ensordeciendo mis oídos—¿Quién dice que no está bien?La única manera de sanar nuestros corazones, es descargar todo lo que sentimos. Si nos separamos de esta forma, ¿Este sería nuestro final? .—Susurré, haciendo una pausa. —No… no sigas pensando en eso, no sigas lastimándote más que me siento morir cada que pienso en cuán desdichado te he hecho sentir. Sé que te amo, pero no sé cómo amar, no soy una persona capaz de amar. Ni siquiera merezco que me sigas aman—No pude terminar la palabra. Como si nunca nos hubiésemos separado, aquel hombre tenía mi corazón desbocado, cubrió mis labios con los suyos en un beso anhelante como lo había hecho antes en tantas ocasiones. Suspiré contra sus labios con una mezcla de melancolía y felicidad, mientras mi cuerpo se estremecía y enredaba mis brazos alrededor de su cuello asiéndolo más hacia mí.Casi había olvidado lo mucho que me gustaban sus besos, su aroma, su porte masculino y gallardo.¿Podía ser posible que existiese un sentimiento más complicado que aquel al cual llaman “amor”? ¿Sería capaz de soportar la idea de alejarme de él una vez más, luego de haberme sentido desvanecer en sus brazos?
avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Lun Jun 03, 2013 9:03 pm

Las palabras que en un pasado nos habíamos dedicado el uno al otro comenzaban a perder fuerza, haciendo que mi corazón me obligase a remontarme a mucho tiempo atrás cuando solo podía pensar en ella como la mujer de mi vida, aquellos tiempos donde el simple hecho de odiarla me parecía una remota estupidez, donde mi corazón solo de pensar en ella se estremecía, donde el simple brillo de una joya me hacía recordar sus ojos mirándome somnolientos en la mañana. Y tras aquella última discusión en la que mis argumentos se habían vuelto totalmente inválidos incluso para mí. Es cierto, ambos habíamos sufrido mucho por esta relación, gente cercana a nosotros lo había pasado mal también pero... ¿Que se suponía que iba a decir ahora? No podíamos simplemente decir que lo que ha pasado antaño había sido un mal bache, un mal bache no daña a tanta gente como este había logrado, involucrando a mis compañeros y a las suyas, involucrando tanta gente que decir que la amaba abiertamente sería una especie de insulto para ellos.

Verla allí parada, en mi casa nuevamente me hacía simplemente querer olvidarme de todo, olvidar todo lo que nos hemos dicho, todo lo negativo que he sentido por ella, y simplemente tomar su mano y llevármela lejos, escaparnos de todo como en otros tiempos planeamos...Desgraciadamente las cosas no podían ser tan fáciles y esto cada vez me parecía más una broma de mal gusto de lo que sea que maneja nuestros destinos. Hacernos odiarnos hasta niveles enfermizos para simplemente disfrazar el daño que ambos nos habíamos ocasionado con toda la conciencia del mundo, sabiendo que nos estábamos haciendo daño y continuando con nuestros planes solo para dañar al contrario y demostrar quien era mas fuerte cuando amos flaqueábamos por lo mismo, y es que en este preciso momento podría decir que ambos nos habíamos amado como siempre, pero el hecho de la traición que ambos nos profesamos hizo que quisiéramos convertir aquel amor que creímos inmortal se convirtiese en el odio que ambos decíamos sentir.

Mi mano dolía, dolía a horrores, casi tanto como mi orgullo se había herido en el momento en el que pronuncié aquellas palabras , igual que el momento en el que la encontré en la cama con otro. A día de hoy no podría repetir palabras que dije en el pasado, pero tampoco podría decir que no las sentía, sería mentir de una manera demasiado evidente pues siempre he sido un hombre de palabra menos en este preciso momento en el que solo podía dejarme embriagar por el aroma del cuerpo de Eunjung, de mi ex pareja, de aquella que no podía simplemente olvidar para rehacer mi vida, de aquella que siempre había sido mi todo aunque me hubiese empeñado en que no fuese mas que un recuerdo y ahora aquel recuerdo me golpeaba de aquella manera, y me hacía sentirme vulnerable, estúpido y un monstruo pero...¿Realmente aquello era algo que no deseaba? Para nada...La deseaba como siempre lo había hecho.

-¿Como crees que me sentí yo? Ah? Pero no quiero hablar más de eso por hoy, solo quiero...que seas mía una vez más, olvidar los problemas durante un tiempo, simplemente dejarme llevar por un sentimiento puro que hacía mucho que no sentía - Sus labios junto a los míos no me hacían poder pensar en nada más que en ella, en su cuerpo bajo el mío, su piel bajo mis manos y mis labios recorriendo cada parte de su cuerpo, solo aquel pensamiento me había hecho olvidar todos los malos momentos ¿Quizás necesitaba eso? ¿Una simple declaración? - No sé mostrarte que te amo, en el pasado incluso te desatendí...Supongo que eso fue lo que buscases lo que yo no te daba en otro...No quiero evocar mas al pasado....Al menos no ahora - La empujé con cuidado contra la pared, dejando mis labios deslizarse por su cuello, mordiéndolo con suavidad, introduciendo mis manos dentro de su camiseta, acariciando su piel con suavidad-
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Ham EunJung el Dom Sep 14, 2014 5:49 pm

Ponía esmero en escuchar lo que decía, parecía tan sentido y entusiasta que me hizo sentir sacudida por su efusividad. No sólo yo había dado el brazo a torcer, él también lo había hecho. Probablemente se había sentido más dolido de lo que yo hubiese podido imaginar jamás. Entre más lo pensaba, más me recriminaba haberlo dañado de forma tan cruel. Pero no iba a continuar permitiendo que el peso sobre mis hombros se desbordara más de lo tolerado ya.  Inevitable me resultaba pensar en cuál sería el siguiente paso, si, nos desahogamos, descargamos la ira, todo aquello que llevábamos atorados en nuestras gargantas desde hacía muchísimo tiempo atrás, pero ¿qué había ahora?

“¿Esto de verdad está ocurriendo? ¿No estoy alucinando que siento los labios de Junho sobre los míos, tomándolos, besándolos con anhelo, haciéndome sentir un cumulo de emociones tan intensas que de no estar sujeta a su cuello mis piernas flaquearían?”, mi mente me llevaba a tener ese tipo de pensamientos. Volver a sentir a Junho tan próximo a mí, era impensable, increíble, maravilloso. Tal como él lo había mencionado, tampoco deseaba seguir ahondando más en la herida, seguir escarbando en el pasado que tanto daño nos había causado. Lo único que necesitaba era olvidarlo todo y abandonarme a esos firmes brazos que con calidez me rodeaban.

Mientras mis dedos se enredaban más entre las hebras ajenas y mis labios se movían con precisión profundizando más el beso, ya no había temor en mis movimientos, lo estaba sintiendo cada fibra de mi cuerpo, enviando a mis sentidos una crisis caótica. La punta de mi lengua se deslizó muy lentamente entre sus labios, separándolos de forma persuasiva, acariciando el interior y mis pulgares acariciaban la piel de sus mejillas. En breve percibí una llamarada de calor desde la base de mi nuca hasta mi espina dorsal ante el cosquilleo que el recorrido de sus labios ávidos y húmedos despertaban en mi piel, erizándose por donde éstos acariciaban y acalerando mis pulsaciones de manera arrebatadora. Mis manos bajaron hasta el borde de su camisa introduciéndose a través de ésta entrando en contacto con su piel tersa y suave, fui ascendiendo por su espalda levantando de paso aquel suéter que ahora me parecía, como poco, estorboso. Lo aparté de mí sólo un instante para terminar de sacar la prenda, una vez libre de ésta, volví a fundirme en el deleite de aquellos labios, cobrando mayor ímpetu, mientras las palmas de mis manos recorrían su fornida espalda de abajo hacia arriba, como si quisiera grabarme su textura, las palabras sobraban, no quería arruinar el momento.    
avatar
Ham EunJung
T-ara
T-ara

Mensajes : 192
Humor : Feliz ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Junho Lee el Dom Sep 14, 2014 9:44 pm

Puede que mis palabras ya careciesen de sentido, puede que lo que pensase en aquel momento no fuese más que un mero atisbo de cordura que parecía haberse escondido en aquel mar de locura que me había arrastrado al haber tenido tan cerca a la que había sido, y era, el amor de mi vida, podría sonar aquello como la mayor cursilería jamás pensada, pero gracias a dios había sido tan solo un pensamiento, algo que no saldría de mis labios ni aunque me matasen por ello ¿Podría ser aquella una de las razones que nos había llevado a esto? Aquella falta de bonitas palabras como las que las parejas solían dedicarse, aunque realmente había ocasiones para todo, también hubo palabras bonitas en el pasado, pero quizás no las suficientes.

Mi temple, el cual normalmente se podía notar con tan solo verme de lejos, en aquel momento estaba totalmente destrozado por aquel calor emergente que manaba de mi cuerpo al sentirla acorralada contra la pared, seguía con ese sentimiento de que algo estaba mal en aquello, de que mis piernas no estaban relajadas como normalmente, que aquel pequeño temblor se había apoderado de mi cuerpo, llevándome a dejar algún que otro mordisco sobre su piel al notar sus manos sobre mi propia piel al haberme quitado la camiseta. Mi piel estaba erizada ante aquel contacto tan esperado como inesperado, sentir sus manos como en el pasado surcando mi piel con tenues caricias que lograban volverme loco hasta cuando eran sin querer, sus carnosos labios no me ayudaban tampoco a acallar aquella vocecilla que simplemente me susurraba que acabase con toda la ropa que quedaba en su cuerpo de un tirón, sin miramientos, sin preocuparme de lo que podría pasar de hacer tal cosa.

Quizás aquel pensamiento de que aquello sería demasiado brusco llegó demasiado tarde, ya que mis manos ya se habían encargado de romper aquella blusa que tapaba el cuerpo de Eunjung y prácticamente había tirado esta al otro lado de la habitación, buscando sus labios de una manera mas intensa que la anterior, acariciando sus caderas con las yemas de los dedos mientras subían lentamente hacia su pecho, sobre el cual una de mis manos se posó con suavidad, presionando con delicadeza aquella zona. Poco duró aquel contacto ya que agarrándola por el cinturón que adornaba sus caderas comencé a tirar de ella, sin dejar de besar sus labios, en ocasiones repartiendo leves besos por sus comisuras en el camino hacia mi cuarto...¿Sería ella la que parase aquella locura? ¿Alguno de los dos realmente sería capaz de hacer algo como aquello? Sentir sus labios junto a los míos, sentir otra vez aquella danza con la que la lengua de ambos se deleitaba mutuamente, notar el calor que manaba de su cuerpo al igual que del mío, aquella temperatura insoportable que estaba abrasándome por dentro...Definitivamente no podía pararlo ni aunque lo desease realmente.
avatar
Junho Lee
2PM
2PM

Mensajes : 32
Humor : Tsk...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Why Are You Being Like This (Prvi/Junho)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.