Últimos temas
» Historia 2017
Sáb Mayo 13, 2017 9:08 pm por You´re Desitny

» Confesionario 7u7
Jue Mar 09, 2017 9:31 pm por Kim Heechul

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

In the midnight [Yoo Inna] -IMPORTANTE-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In the midnight [Yoo Inna] -IMPORTANTE-

Mensaje por Yong Jun Hyung el Jue Oct 11, 2012 8:16 pm

La noche se tornaba de oscuro azul que hacía ver aquel cielo estrellado de lo menos agradable. Las nubes ocultaban la luna mientras algunas gotas de lluvia se hacían de notar de una manera no muy desagradable para un cuerpo parcialmente inerte que se encontraba vagando por las calles más solitarias y a su vez apartadas de la capital a pesar de ser parte de esta. Sin un rumbo fijo o por lo menos, un rumbo consciente, seguía por aquella acera completamente vacía como si de un camino conocido se tratase, como si todo estuviera bien y no me encontrara con los grados de alcohol hasta los que ahora había decidido invertir parte de mi dinero. No era poco, por favor, era Yong Junhyung el mismo que se dejo la vida en la música y en los negocios ¿Como no iba a dejar que mi dinero se gastara como si de un simple juego se tratase? Desde hacía tiempo no conocía el control, no cuando en unas noches impulsivas acababa visitando aquellos bares nocturnos para simplemente buscar la compañía de una fría bebida que me hiciera olvidar los grandes y numerosos errores que solía cometer día y noche, los mismos que aún me mantenían bajo el doloroso castigo del desamor, de la obsesión y del miedo. ¿Desde cuando me había vuelto tan cobarde? o simplemente...¿Desde cuanto me había vuelto un ser tan despreciable? A ciencia cierta podía afirmar que siempre había sido la clase de hombre odioso, frío y sin ningún tipo del tacto, un hombre llevado por la codicia, la avaricia y la fama pero ¿De verdad había llegado a un punto como este en el que tan solo consigo ver todo de un negro más que opaco ante mis actos y relaciones cercanas?

Desde hacía tiempo sentía que no tenía nada, nada me motivaba, nada me hacía sentir vivo a pesar de estar bajo el horrible dolor de una resaca que despertaba todos mis sentidos de la peor de las maneras. Lo había perdido todo aunque a ojos de los demás siguiera siendo el mismo en el escenario, el mismo rapero talentoso y con las decisiones más frías y exitosas posibles a pesar de que mi lugar tanto como presidente como de miembro activo en B2ST se habían visto congeladas ante mi misma renuncia que tan solo se trataba de un pacto oculto entre miembros de confianza y de la misma compañía que todavía, se hayaba bajo mi nombre y mandato.Pero ahora, no tenía nada ya que incluso había dejado todas mis amistades a un lado para poder así tratar de salir adelante por mi mismo, sin tener que inculcar a nadie y con ello, ser una molestia para los demás ya que sabía que en la situación en la que me encuentro, no era de buen ver tratar con alguien como yo o simplemente, algo agradable no solo por mis ausentes y vacías miradas si no también por mis frías respuestas y mis altas horas bajo el incesante sentido y olor de aquel licor que hacía de mi el hombre menos consciente del lugar.

Pero ¿Acaso algo importaba ya? Todo se había destrozado, no había nada por lo que luchar ni nada por lo que desear, nada por lo que querer despertar cada mañana y todo ello, hasta el punto de no querer hacerlo. Nada tenía sentido y eso había hecho que incluso mis mayores pasiones como la música hubieran quedado de lado aunque de manera inconsciente siguiera escribiendo aquellos raps incesantes en hojas desgastadas de papel y arrugas de frustración, de dolor y en ocasiones, teñidas por pequeñas lagrimas que recorrían mi rostro de una manera que hacía que me sintiera nuevamente el hombre más despreciable de este mundo. No era lo mío, nunca acepte ser débil pero ahora, sentía que no era más que una de esas personas vulnerables a las cuales cualquier cosa les hacía desear caer en el olvido, no querer ver un nuevo amanecer y además de ello, tornar una noche, en un sueño eterno que le dejara un tiempo de descanso para así poder olvidar aquellas pesadillas que vivía cada mañana al darme cuenta de que nuevamente, volvía a estar solo, sin aquella fragancia que hacía de mi, el hombre más feliz de este mundo.

No sabía lo que hacía, me encontraba parcialmente mareado mientras mis pasos seguían aquel camino que cada vez se volvía más familiar para mi persona ¿Había estado aquí antes? Pare mi camino durante unos segundos para así, poder alzar mi mirada y captar al instante aquel edificio que se encontraba ante mi.¿Hacía cuanto tiempo que no había vuelto a pisar esta calle? Siempre había sido un lugar evitado, un camino que me había negado a recorrer inconscientemente debido a mi gran deseo de olvidar. ¿Cuantas cosas había vivido en este lugar? Experiencias inolvidables a decir verdad, pero de la misma manera, sobre actuadas. Nunca había amado, no por lo menos con la intensidad necesaria para poder decir al menos un simple "Te quiero" o un "Te amo" Nunca me sentí cualificado para decir cosas como aquellas, sabía que lo mío no era el amor y de la misma manera, sabía que no era algo que pudiera dar a cualquiera a pesar de hacer que las personas de mi alrededor llegaran a vivir una mentira como la que ahora llegaba a mi mente. ¿De verdad había hecho algo como aquello? Mis pasos al instante se retomaron de manera irremediable aprovechando que la puerta de aquel portal se encontraba entreabierta como si fuera el mismo destino el que decidiera lo que debiera o no debiera de hacer. Tomé el ascensor, parándome durante unos instantes ante aquel espejo que se encontraba en el interior de este.No veía bien, a decir verdad era el alcohol el culpable de ello y es por eso que tras intentar arreglar minimamente mi apariencia desistí a los pocos segundos para así girarme y apoyarme en la pared de aquel mismo ascensor que me estaba llevando a aquel piso numero cinco que anteriormente, frecuentaba cada día. Era obvio, fue mi hogar hacía ya varios años atrás.

Tres años fueron los testigos de aquel gran error que tan solo se convirtió en dolor para una persona que de alguna manera, apreciaba ¿Como no iba a hacerlo? Pude llegar a ser rastrero y odioso pero los buenos momentos, siempre fueron los buenos momentos, aquellos que en estos instantes, me hicieron pensar que realmente estaba haciendo lo indicado al acudir a un lugar como este. Salí con algo de dificultad una vez las puertas de aquel ascensor se abrieron y con un paso algo complicado me acerqué a aquella puerta número 32 que se avistaba al final de aquel elegante pasillo que me hacía recordar aquellas risas, aquellos juegos de "enamorados" que había vivido en la época en la cual había compartido una relación sentimental con la mujer que en estos momentos deseaba encontrarme. Solo había un pequeño obstáculo en aquellos momentos, una puerta y con ello, una contraseña que me impidiera o no entrar en aquel departamento que estaba ante mis ojos. Alcé una mano, yo mismo sabía cual era la clave para poder adentrarme en aquella casa, nosotros mismos la habíamos colocado años atrás con la misma fecha en la cual nuestra relación se convirtió en algo oficial pero ¿Habría sido capaz de cambiarla? Desistí al instante cuando decidido iba a colocar aquellos números y de tal manera cambie el rumbo para poder hacer tocar aquel timbre que se hizo de sonar en aquella casa para dar a conocer que a estar horas de la noche, una persona esperaba poder realizar una pequeña visita a la casa.
avatar
Yong Jun Hyung
B2ST
B2ST

No Mensajes : 672
Humor : Cold [ xxx ] 100%

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.