Últimos temas
» Confesionario 7u7
Mar Feb 21, 2017 11:10 pm por Lee Ki Kwang

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

» {!} R E G I S T R O de idols [Boygroups]
Dom Dic 28, 2014 3:51 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

Be the light [Heo Gayoon]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Be the light [Heo Gayoon]

Mensaje por Yong Jun Hyung el Miér Oct 02, 2013 2:22 am

Diez y media de la noche era la hora que se marcaba en la hora del castaño que hasta ahora no podía apartar la mirada de aquel reloj que se encontraba adornando su muñeca ¿Inquieto? Mentiría si no dijera que se encontraba de una manera como aquella y es que no todos los días alguien como el tenía la ocasión de poder acordar una cena con una mujer como aquella a la cual podía denominar perfectamente como su mayor "nemesis", Heo Ga Yoon. A pesar de todo no se trataba de una cena informal, ellos no podrían tener algo como aquello después de todo lo que había pasado en todos aquello años en los cuales sus vidas habían pasado por unos momentos más que complicados prácticamente imposibles de asimilar por lo menos en el corto plazo de tiempo en el que habían concurrido y es que no solo habían vivido por una fuerte separación, un accidente de trafico que casi les cuesta la vida y varias complicaciones que se les iban sumando a medida que el tiempo había pasando si no que también habían tenido que toparse con una responsabilidad tan grande como la de ser padres algo para lo que realmente, él no estaba preparado y mucho menos después de haber sufrido un accidente del cual solo recuerda cosas señaladas y a su vez, poco agradables. Pero el ser adultos les había hecho obligarlos a mirar adelante, tratando así de ignorar ciertas cosas para así poder seguir con sus vidas y con ello también con la que habían brindado a la pequeña que ahora, era lo que Junhyung denominaba como su único tesoros ¿Quien lo dijo? De sentir un gran rechazo hacia los niños y de tener un nulo trato con estos poco a poco había aprendido a ser no un padre ejemplar pero sí uno que pudiera cuidar de su pequeña sin ningún tipo de problema, es más, disfrutaba de aquello algo que pocos podían llegar a imaginar de él y es que más de uno había quedo estupefacto al ver que el tan desastroso y distante Junhyung ahora, era todo lo contrario aunque solo fuera con la pequeña Dayoung.


Su vida en tan solo unos meses había dado un completo vuelco y con ello sus intereses y la manera en la que veía las cosas también lo habían hecho pero sobre todo, la manera en la cual ahora tomaba cartas en el asunto con la chica que pronto llegaría al lugar que habían acordado, claro esta, si no decidía volver a las andadas de meses atrás cuando aún eran una pareja estable, aquellos días en los cuales era capaz de hacerle esperar prácticamente una hora con tan solo molestarle. Pero las cosas habían cambiado y más aún desde que la relación de ambos no era nada más que algo profesional pero a su vez también algo más complicada al tener que compartir algo como una custodia que se hacía bastante complicada en ocasiones. Lo siento, hoy debo ocuparme de un tema importante  el viernes nos vemos en mi oficina y cerraremos el contrato, no es buen momento ahora — Fueron las palabras que salían del castaño, mientras colgaba aquel celular, que se encontraba a la salida de aquel tan elegante restaurante que solían frecuentar con normalidad los idols de alto estandin, aquellos como él que realmente tenían el nivel requerido para dejar su dinero fluir sin ningún tipo de dificultad y es que aquella noche por mucho que fuera para tratar ciertos temas que no tuvieran que ver con ellos, era algo más especial que las demás y es que ambos se habían dado a la costumbre de tratar ciertas cosas por teléfono o simplemente en la empresa donde no podían llegar a tener ningún tipo de intimidad, algo de lo que no habían podido disfrutar desde aquella noche que acabaron compartiendo en su casa de una manera algo más que intima aunque fuera algo que realmente, ninguno de los dos había planeado o tan si quiera llegado a imaginar.


"Debemos de tratar de algo en especial" Habían sido las palabras que le había brindado a aquella mujer para poder así robarle algo de su tiempo aquella noche que tal y como sabía debido al estricto control que llevaba con sus artistas, no tenía nada que hacer, no por lo menos profesional y es que también podía afirmar que su tuviera algo en especial le había reclamado que cuidara de la pequeña para no dejarla a solas en casa aunque siempre cabría una pequeña duda ¿Sung Jae? Ya estaba más que excesivamente claro no solo que ambos vivían juntos si no que además de ello algunos rumores solían decir que entre ambos había algo más que una amistad, algo que el castaño prefirió ignorar por el simple hecho de que quería por lo menos pensar que aquello no era más que un falso rumor al que los ciudadanos decidían aferrarse para tan solo hacer aquellos recuentros algo más difíciles ¿Quien los quería ver nuevamente juntos? Todos tenían grandes y a su vez malas ideas sobre la relación que ambos habían decidido vivir y con las palabras que Yoo Inna había dedicado a la prensa ahora eran aún peores las ideas no solo que rondaban de ella si no también de él que en su estado comatoso no tuvo la ocasión de poder hacer nada al respecto. Pero ya era tarde para tratar de emendar aquellos daños y mucho más para quejarse más aún sumando las numerosas discusiones que había compartido con la que se había atrevido a nombrarse como su prometida aunque fuera para tratar de pasar a aquella sala de operaciones una vez se hubiera dado el testimonio de que el castaño había tenido que sufrir una "desconexión" de este mundo al tener que inducirle un coma para tratar de salvarle la vida a la más desesperada.


Suspiró sin poder evitarlo, realmente estaba cansado de aquello y más aún ante la impaciencia que empezaba a recorrer su cuerpo cuando ya habían pasado unos diez minutos desde la hora acordada. Si, estaba acostumbrado a aquello, simplemente esperar hasta que apareciera era la única opción ¿Rebajarse a mandarle un mensaje? Lo había llegado a pensar pero realmente aquella idea no le había atraído no por lo menos de una manera lo suficientemente fuerte puesto que nunca se había rebajado de aquella manera y hoy, tampoco lo haría a pesar de que algo en su interior estuviera pidiendole algo como eso a gritos. Alzó na mano para así llevarse esta a las gafas de sol, colocandose estas algo distraido antes de darse cuenta de como algunas personas al otro lado de la calle algunas personas le observaban dando asi claras señales de que le habían descubierto, pero realmente, no le importaba. Estaba  acostumbrado a cosas como esas y desde que su vida privada se había convertido en quizás una de las más conocidas y escandalosas pocas cosas llegaban a importarle ¿Que le vieran de nuevo con Gayoon? Podía llegar a ocasionar un nuevo escándalo pero ciertamente ya no le importaba puesto que sabía que tenían cosas que tratar aunque una de ellas no sería más que un pequeño extra que e había decidido agregar a aquella reunión en la que finalmente no solo hablarían de la pequeña si no también de las cosas que tenían que aclarar sobre ambos y con ello sobre los problemas que ahora tomaban prioridad en sus vidas. Quisiera o no ella seguía siendo la primera y con ello la única que podía hacer que se sintiera completamente perdido en un mundo que realmente había sido creado para sus desgracias continuas



U are the heart that keeps me alive.


And my mates are all there trying to calm me down 'Cause I'm shouting your name all over town I'm swearing if i go there now I can change your mind turn it all around. And I know that I'm drunk but I'll say the words. And she'll listen this time even though they're slurred. Dialed her number and confess to her. I'm still in love but all I heard was nothing.

Yong Jun Hyung
B2ST
B2ST

No Mensajes : 672
Humor : Cold [ xxx ] 100%

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Be the light [Heo Gayoon]

Mensaje por Heo GaYoon el Vie Sep 19, 2014 3:54 pm

Trabajo, una vida ajetreada, actividades y compromisos que obligatoriamente debía de cumplir, ya no era solo por velar por mi bienestar, sino también por el de mi pequeña y de los integrantes que formaban ACube, era una obligación de la cual no me quejaba, ciertamente había obtenido experiencias y conocimiento a lo largo del tiempo en que me veía envuelta en aquel cargo tan importante. Con la llegada de JunHyung nuevamente sabía que mi vida no podía seguir siendo la misma, ya no podíamos centrar nuestra atención a nosotros, teníamos alguien más a quién debíamos proteger y cuidar, ya la vida nos hacia conocer la responsabilidad de estar a cargo de otro ser que necesitaba toda nuestra atención, ciertamente Dayoung llegó de manera inesperada, pero aún así para mí era lo más preciado que Yong pudo haberme dado, era nuestra, el perfecto recordatorio de aquel amor que se negaba a apartarse de mi corazón, traía a mi vida esa sensatez de la que había carecido gran parte de mi vida adulta, con ella pude sentar cabeza y convertirme en una mujer prudente.
 
Los escándalos desaparecían, lo que quedaba en el pasado no se debía recordar, era fácil decirlo y practicarlo difícil, con el apoyo adecuado lograba superar las trampas de los sentimientos dando paso a  la razón como la compañera predilecta, no quería volver en los mismos errores, me había prometido a mi misma la última vez que me encontré con Yong que ya no volvería a buscarle, que mi corazón ya no dominaría mis acciones, que los sentimientos que albergaba por él no volverían a nublar mi juicio, hasta el momento deje de prestar atención a los reportajes de una Inna felizmente comprometida, presumiendo ante el mundo que ella era considerada la prometida del presidente de CUBE, llegué a sentir que el destino era  evidente, lo nuestro solo nos causaría daño. Lo estaba viviendo, pero con firmeza evadí el dolor con mayor trabajo, si no tenía tiempo entonces no tendría por qué pensar en él, la comunicación era mínima o completamente nula, mientras más alejados nos encontremos más fácil es sobrellevar nuestra relación de ex pareja.

Mi madre se había convertido en el pilar del que apoyarme, ella me ayudaba a dejar y traer de vuelta a Dayoung de casa de su padre, así no tendríamos ningún contacto directo, por parte del trabajo este siempre era de manera individual, Jiyoon era la responsable de hablar con DooJoon y JunHyung, así mis participaciones eran escasas en reuniones de ambas compañías, con límites entre ambos la niña se pudo acoplar rápidamente, acostumbrándose de alguna manera al distanciamiento de sus padre, ponernos de acuerdo antes era bastante complicado, con nuestros abogados todo fue distinto, ambos vivimos la vida lejos del otro. Saqué el móvil de mi bolsa, observando que pronto sería la hora de nuestro encuentro, el primero desde mi visita a su departamento, donde los detalles dejaron en mí un sabor agridulce, desde ahí precisamente el distanciamiento había comenzado.

“-No hay nada. Inna no es nada en mi vida. Nunca quise hacerte daño de la misma manera que cuando lo nuestro acabo me di cuenta de que había convertido el mayor error de mi vida.¿De verdad piensas...que podría haberme comprometido con otra que no fueras tu?” 

Recordaba cada noche esas palabras, aferrándome de alguna manera a su persona, con todas mis fuerzas deseaba luchar por estar a su lado, pero a la vez solo quería mantenerle lejos, aún con su accidente la culpa nunca desaparecería por más que pasaran los años, si Inna era la persona indicada no tenia porque arruinar su felicidad, las noticias de un compromiso aún seguían presente en el medio, por lo tanto sus palabras parecían ser dichas por mero capricho por el momento que estábamos viviendo al reencontrarnos en intimidad, sabía que estaba dejando marcharle pero debía de tomar la decisión correcta, ya el corazón no tenia permiso de actuar ni controlar mis decisiones. –Noona, estamos por llegar– escuche decir a SungJae con un tono de melancolía implícito en sus palabras, aún cuando conducía y miraba al frente sin mostrarme su mirada, podía percibir que se sentía dolido, ha unos días de mudarse empezaba a mostrar signos de desanimo en su rostro, le alentaba a que viviese con sus compañeros, que ya no era necesario el que cuidara de mi, que todo estaría bien si él deseaba apartarse de nosotras, era comprensible que no se sintiera cómodamente al saber que no podía corresponder a sus sentimientos, en parte se convirtió en un hombre en tan poco tiempo. – Gracias… -Mencione con agradecimiento, dando una suave palmada en su hombro. – Ten cuidado cuando manejes de regreso a tu práctica. -Dije mis palabras con un tono cariñoso, mostrando una suave sonrisa en mis labios. -No te preocupes Noona, si necesitas que venga a buscarte puedes llamarme, por cierto… suerte… -cayó su voz y con un semblante serio en su rostro, estacionaba el auto frente al restaurante, notando las cámaras que se encontraban en el lugar. 

Lo tendré en cuenta, gracias de nuevo.–Con seguridad baje del auto sin mostrar demasiada atención a los flash de las cámaras, cada paso firme lo daba con suma elegancia, sin dejar entrever alguna emoción en mi rostro, mi mirada vago por unos segundos hasta que pude hallar la presencia de JunHyung en una de las mesas justo a plena vista de los ventanales, respiré profundamente como si de aquella manera tomará valor para cualquier inconveniente que sucediera, si ambos estábamos juntos seguramente no saldría nada bueno; me dirigí a donde se encontraba, dejando sobre la mesa una pequeña bolsa de regalo color celeste y sin demasiadas cordialidades tomé asiento frente a su persona, dejando sobre el otro costado de la mesa mi otra bolsa(?). –[/color]Gracias por venir, se que debes estar ocupado pero me alegra ver que no ignorado mi mensaje. –Estaba allí sin objeciones, asistiendo a un corto mensaje que le había enviado unos días antes, sonreí débilmente sin saber exactamente por donde comenzar, cruce mis piernas por debajo de la mesa, anulando la existencia de todos los que se encontraran allí en ese momento(?).

Es bueno verte de nuevo, ten este obsequio, se que ya pasado tiempo desde tu cumpleaños pero no había tenido la oportunidad de dártelo como debía. –Extendí la bolsa celeste para que la tomara, [/color]dentro de esta contenía una caja con un reloj color negro, atrás de este tenía grabado las palabras “Cada vez que te enamores no expliques a nadie nada, deja que el amor te invada sin entrar en pormenores.”No está demás encontrarnos cómodamente, ¿No lo crees? Espero que Inna entienda el porque te llamé para vernos.

Heo GaYoon
4Minute
4Minute

No Mensajes : 709

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.