Últimos temas
» Confesionario 7u7
Dom Feb 12, 2017 1:41 pm por Goo Ha Ra ♥

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

» {!} R E G I S T R O de idols [Boygroups]
Dom Dic 28, 2014 3:51 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

Before U go, let me say words you don't want to hear (Priv/T.O.P) [2014]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Before U go, let me say words you don't want to hear (Priv/T.O.P) [2014]

Mensaje por Jung Jessica el Miér Nov 06, 2013 11:26 pm

No recordaba la cantidad de noches que había llevado sin poder dormir bien, atormentada por la mescolanza de sentimientos contradictorios que me tenían al vilo de la irrealidad, pensando en qué sería de mí de entonces en adelante. Pensando, desconsoladamente, en que había permitido que la tristeza azotara mi corazón. Me sentía cansada por la falta de sueño, simplemente salía del departamento para cumplir con mi agenda, una vez terminadas mis responsabilidades regresaba corriendo directo hacia mí cama, para envolverme en las suaves sábanas olor a lavanda, para sumergirme en la comodidad y suavidad de mi colchón, para contarle a mi almohada mis más fúnebres pensamientos, siendo ésta la única testigo de las lágrimas amargas de mis cansados ojos todas las noches. Mi actitud tenía preocupadas a mis amigas y compañeras de grupo, lo sabía. Pero no quería preocuparlas más de lo debido, cada una tenía una vida lo suficientemente dura como para encimarle mis penas. Probablemente asumiesen que se debía a problemas con SeungHyun.

Las dos últimas semanas habían sido cruciales en mi vida, al punto de hacerme asegurar de que la decisión que tenía pensado tomar antes de irme poco tiempo atrás con SeungHyun a la casa de la playa, era la más acertada. Era evidente que el problema entre los miembros de Big Bang iba en aumento y todo por mi culpa. Ya no importaba lo que hubiese intentado hacer o lo que hubiese pensado antes de involucrarme más a fondo con Seunghyun, lo que importaba era lo que había hecho; me había entregado una vez más a Jiyong aun siendo novia del mayor del grupo. Hubiese querido poder hacer de cuenta que nada había pasado. Pero sabía que no podía. Era impensable creer que podría volver a los brazos de SeungHyun después de haber estado con Jiyong, aun cuando sólo una semana antes me había entregado a él por primera vez.  Y, era todavía más innegable el hecho de que, quisiera o no, Jiyong había removido en mí sentimientos del pasado. Creí que todo el dolor que me causó nuestra separación había sido enterrado en lo más profundo de mi memoria, en aquel lugar de los recuerdos felices y a la vez tristes que te desgarran el alma pero que tienen que estar allí guardados, recuerdos que deben ser abandonados como una película en un teatro vacío, para que presencia no duela más, dando la bienvenida a otros más llevaderos y sanos para el corazón.  

Me removí debajo de las sabanas sentándome y el fastidio de mi cuerpo adormecido me trajo de vuelta a la realidad. Nunca había sufrido un tumulto de emociones como la que atravesaba en ese momento mi alma. Me sentía inundada de vergüenza y odio, no contra Jiyong  ni contra Seunghyun, pero si contra mí misma. ¿Cómo podía sentir tanta repulsión hacia mi propia persona? Bajé la cabeza preguntándome cómo dos hombres podían reducirme a tal estado de locura. Las lágrimas me empañaron los ojos mientras me levantaba. Caminé hasta el cuarto de baño y me detuve en frente del espejo, suspiré profundo al ver mi reflejo, que solo mostraba a una Jessica con el rostro demacrado. Sequé de un manotazo brusco las lágrimas que recorrían mis mejillas y reí sin nada de humor. 


--- 10: 30 p.m---


Al final me había dirigido al casino, decidida a entretener mi mente y pensar en algo que no fuese enfrentarme a romper con SeungHyun. Una actitud cobarde, lo sabía. Siendo sincera, no me gustaba el casino. El estruendo de las maquinas era horrible, pasar por delante de ellas resultaba hastioso y ensordecedor. No podía comprender cómo alguien quisiese estar horas y horas allí. Observé la mesa de una ruleta y busqué a un hombre en específico, era conocido por ser uno de los mejores apostadores del recinto. Un hombre con mente “implacable y maestra” , justo lo que necesitaba para ocupar mis pensamientos. Al encontrarlo le invité a jugar. Pude percibir la incredulidad en su mirada ante mi invitación, ¿Me estaba subestimando sólo por ser mujer y mucho menor que él? El pensamiento me hizo soltar un bufido. Pero finalmente había aceptado. Me había emocionado y concentrado tanto en el juego, que olvidé por completo todo a mi alrededor. Incluso me sentí cómoda en aquel sitio; las personas me trataban con naturalidad, no como a una celebridad. Les hablaba libremente, sin tapujos, expresándome como me nacía. Fue reconfortante ver la manera en que las cejas de aquel hombre se unían en un gesto enfurruñado cuando le gané la primera ronda. Recogí las fichas y fui por el cambio a efectivo. Y de ese modo fueron pasando los minutos, tiempo en que mi estruendosa risa, los juramentos de aquel hombre y los murmullos de los demás primaban en el espacio. Olía también a cigarro y a alcohol, dos olores a los que estaba familiarizada. Siendo una persona que suele frecuentar las discotecas, bares y casinos, aquel ambiente me resultaba de lo más natural. Reí con amargura al pensar en que, hasta antes de conocer a Jiyong, mis encuentros furtivos con hombres se habían dado, en la mayoría de los casos, en lugares así. Chicos que no habían significado para mí más que un pasatiempo momentáneo. Había jurado no enamorarme nunca y divertirme, pero había pagado el precio. ¡Si que lo había pagado! 

Gracias— Contesté dedicándole una sonrisa amable a un camarero que había arribado a traerme una copa de Martini.  Era la tercera de esta noche. Bebí el contenido como si se tratara de agua y la regresé a la bandeja, atisbando la mirada atónita de camarero y más atrás la de mi oponente. Sentía que empezaba a hacer calor, así que abrí los dos primeros botones de mi blusa, dejando ver un poco el escote de mi pecho. Era consciente de cuán llamativo era para los hombres aquella característica de mi cuerpo, pero no lo hacía para que me miraran ni para distraer la atención de mi rival de turno, sino porque el alcohol empezaba a causar estragos en mí. —Me disculpan— Dije retirándome un poco de la mesa, y con las manos temblorosas saqué mi teléfono móvil de mi cartera. Ya basta de distracciones, lo llamaría. Entonces le marqué a SeungHyun, pero su móvil me mandó a buzón; estaba apagado. Mordí mis labios, dudosa, y le envié un mensaje de voz. “Hola, soy yo. Jessica. Sé que tienes razón al decir que estoy extraña contigo últimamente. Estoy dispuesta a contarte la verdad…Quiero verte, SeungHyun. Me encuentro Olympus Casino. Te… ven” . Ni siquiera me atreví a decirle ‘te amo’, después de lo que tenía pensado hacer, ¿me creería que le amo? Probablemente le costaría hacerse a una idea de qué era lo que le diría, pero necesitaba alejarlo de mi vida. O más bien, necesitaba alejarme de la suya, porque era yo el origen del conflicto. Yo y nadie más que yo. Regresé a la mesa, tratando de mantener la compostura. —En este casino saben cuidar a sus clientes, estoy encantada— Murmuré con picardía y esbocé una sonrisa lo mejor que pude. 

No me explicó cómo fue que pasó, había perdido la concentración y no sólo eso, las fichas también. Pero no el orgullo. Aun cuando no tenía nada más que apostar, volví a hacerlo. No podía permitirme irme de aquel sitio con los bolsillos vacíos. ¿En qué más me concentraría mientras llegaba SeungHyun? Y lo peor de la noche apenas comenzaba. De repente tuve la sensación de estar siendo observada por todos los presentes, fruncí el ceño, confundida, pero al fijar mi atención en la enorme pantalla de centro comprendí la razón. Me sentí temblar, no de miedo, sino de rabia. Presentaban el nuevo “Boom!” de una cuestionable gaceta de chismes. Era yo la protagonista del nuevo escándalo. El reportero ni corto ni perezoso desvelaba yo que le había sido infiel a SeungHyun con Jiyong. —¿Cómo es posible…? —Murmuré lo suficientemente bajo como para que nadie más me escuchara. Sentí que cada musculo de mi cuerpo se tensaba y que una cruz enorme se situaba en mi espalda. Mi vida íntima no tenía por qué saberla nadie. ¡Y esa estúpida gaceta se estaba encargando de divulgarla! Encolericé terriblemente, aun cuando aquel idiota sólo había afirmado que me besé con Jiyong mas no que en realidad, había sido  mucho más que un simple beso, había tenido relaciones con él.

Eso no es cierto— Fue lo único que pude decir en mi defensa, antes de levantarme de allí y empezar a alejarme de esa mesa como alma que lleva el diablo. Sin embargo, fui detenida por unas ásperas manos, me volví. Se trataba del hombre con quien había apostado. —¿Para donde crees que vas sin pagarme? Me tiene sin cuidado si eres la famosa Jessica Jung o no — Le oí decir con firmeza. —Deme su número de cuenta y mañana le hago llegar su dinero—Contesté con pocas ganas. El hombre esbozó una sonrisa maliciosa y bajó su mirada hacia mi pronunciado escote. —Hay otro modo más interesante de pagarme, muñeca. — Cerré los ojos y tomé aire procurando calmar la furia empezó a enardecer por su indecencia. — Ya le dije que le daré su dinero. Fin de la discusión. —Musité impasible dedicándole una mirada afilada, pero el hombre ni corto ni perezoso se me lanzó encima arrinconándome contra un buró y sus asquerosas manos resbalaban por mi cuerpo. Intenté zafarme de su agarre en vano, hasta que en un momento no sé cómo hice pero logré alejar su estúpida cara de mi cuello y le propiné un puñetazo que lo dejó en el suelo. Las personas alrededor me miraban estupefactas, probablemente se sorprendían de cómo una chica de mi contextura tuviese tanta fuerza, pues vale, de algo me servía practicar boxeo y ser una adicta al ejercicio. Pero entonces, al repasar la mirada hacia la entrada del recinto, mi corazón dio un vuelco. SeungHyun había llegado con aquella presencia imponente y masculina hacia que le caracterizaba. Me pregunté si habría escuchado las noticias, rogaba que no fuese así. De cualquier modo, caminé hacia él, sintiendo mis piernas flaquear debido a los nervios. Necesitaba sacar fuerzas y mostrarme imperturbable por lo que tenía pensado hacerle. Le tomé de la mano, en silencio y le guie hasta una parte desolada del casino, donde no se escuchaba mucho ruido. — Creí que no llegarías. — Dije con suave impaciencia, aun agitada por lo que había ocurrido con el otro hombre, hecho que estaba segura había alcanzado SeungHyun a ver, todos los presentes habían presenciado tan bochornosa escena. — Necesitamos hablar seriamente, SeungHyun. — Reí torpemente, todavía sentía algo de mareo por los tragos. — ¿Qué estabas haciendo antes de venir aquí? ¿Te desperté? Espero que no haya sido así, sino SeungRi, Daesung y Taeyang me odiarán más por interrumpir tu sueño…—Balbuceé con amargura. Podía sentirlo, podía sentir que desprenderme de él no sería fácil. Lo amaba, de un modo extraño, pero lo amaba, y tristemente lo había descubierto en el peor momento de mi vida. — ¿No has visto las noticias… verdad? — Elevé una ceja y mordí mis labios.


Jung Jessica
Ice Princess


Sigue a tu corazón

Jung Jessica
Girl's Generation
Girl's Generation

Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Before U go, let me say words you don't want to hear (Priv/T.O.P) [2014]

Mensaje por Choi Seung Hyun el Vie Ago 29, 2014 9:26 pm

El amor lo significaba todo para mi, amar y ser amado fue una de mis grandes retos a lo largo de mi vida, quería sentirme capaz de ser un buen hombre para Jessica, ella lo era todo para mí, la joya más preciosa que debía resguardar con esmero y paciencia, entendía que lo nuestro con esfuerzo podía llegar a unirnos más de lo que ya nos encontrábamos, pero al parecer, mi ingenuidad era mi talón de Aquiles;  un día más de trabajo, promociones y actividades dominaban mi agenda, pero siempre trataba de encajar un espacio para encontrarme con mi pareja, irremediablemente el ser un actor también absorbe el poco tiempo que me era dado, para una que otra aparición en un programa de televisión, fuera de casa por largas semanas, siendo solo una habitación de hotel mi residencia temporaria no me era necesario encender el televisor o leer el periódico cuando simplemente era escaso mis momentos libres, particularmente un evento en un casino conocido del centro de Seúl era mi siguiente parada y donde precisamente tenía una cita con Jessica más tarde, concentrándome en un pequeño listado que ojeaba con atención de lo que sería las preguntas que estarían haciendo algunos de los reporteros me mantenía concentrado, mientras al parecer mi estilista trataba de dar los últimos retoques para mi atuendo perfecto, cuidar de una buena apariencia de pies a cabeza era fundamental, sobre todo cuando se trata de la YG.

Estamos listos, se hará un recorrido con el director general por todo el casino, ya que se trata de uno de los inversionistas de tu próxima película, vamos Seung Hyun –replicó el manager con autoridad al hacer un ademán con su mano izquierda para que avanzara a su lado, con seguridad levante mi mentón, mostrando una sonrisa juguetona en mis labios al sentir el primera flash de una cámara tomando una fotografía desde mi entrada, saludando con cordialidad a algunos fans que se encontraban esperando largas horas siquiera para poder verme. Entre con total confianza, sin mostrar una pizca del nerviosismo que me dominaba en gran parte de las ocasiones, aún me consideraba tímido sin ningún miembro cerca, dado que tratábamos de apoyarnos unos a los otros, por lo que las actividades en solitario eran un tanto difíciles de sobrellevar – Mucho gusto –mencione al saludar con un apretón de manos seguido de una reverencia al director general del casino, escuchando de su parte que no era la única celebridad que se encontraba en el lugar en aquel momento, lo que me tomo un tanto de sorpresa, era olvidadizo, ¿de quién se trataba?

El andar por unos cuantos salones, con el ambiente cargado de decepción por algunos jugadores y la felicidad de otros por haber ganado más de lo esperado, la conversación entre ambos se tornaba cada vez más enfocada en la participación de ser una figura para su casino que el de promocionar una película, de igual manera seguí mi caminar hasta parar en seco, observando en las pantallas notorias de televisión unas imágenes que me tenían confundido,  un programa de espectáculos mostraba como evidencia la reconciliación de Jessica con GD, dejándole entrar en su casa y saliendo de esta al parecer unas dos horas después. Sentí un doloroso puntazo en mi estomago,  baje la mirada, repitiendo una y otra vez para mi mismo que solo debía tratarse de una mal entendido de los medios, trate de respirar profundamente, esperando pensar con claridad pero para terminar de confirmar lo que estaba sucediendo, una de sus empleadas con su identidad protegida (???), confirmaba un encuentro amoroso.

Era sumamente inocente o un completo y total idiota, como se supone que ahora mismo podía verla cara a cara sin sentir que mi orgullo como hombre había sido pisoteado con tanta indiferencia, no quería pensar, no quería siquiera estar en aquel lugar rodeado de desconocidos, pero no había ninguna salida, no me he era permitido mostrar alguna reacción de mi parte al sentir miradas indiscretas disimuladas entre cuchicheos incesantes de los presentes, lo sabían, hablaban de lo estúpido que había sido, otros en cambio musitaban en voz baja la lástima que me tenían al haber sido víctima de un engaño mostrado a la nación, perdido, herido y muerto. El respirar se hacía tan difícil, inhalar una gran bocanada de aire para seguido exhalar todo fuera,  mi pecho oprimido se contraía con fiereza, era mi corazón  afligido mostrando muy a mi pesar la debilidad que me poseía en ese instante. Ya no hay cuestionamientos para ella, pero tampoco había reproches para mi, todo se volvía un caos en mis pensamientos, las memorias que compartía tan celosamente para ambos resultaban para mi juicio una mentira, besos compartidos, caricias dadas y palabras amor, se había perdido tan rápidamente, ahora quién nos alejada ¿Jiyong?, más que nunca las dudas alimentaban mis ideas, puede que sea realmente aquello que llaman "karma" me estaba sucediendo, mi traición a GD se volvío en mi contra.

Mi semblante era ciertamente diferente, las expresiones de mis rostro se volvían más tocas y mi cuerpo se encontraba rígido, mi manager como siempre fue el primero en notar que la noticia no me había sentado nada bien, dirigí mi mirada a su costado, observando como movía sus labios, sin embargo no comprendía sus palabras, era evidente que deseaba simplemente retirarme y pensar, antes de ir a romperle la cara a Jiyong, sin ser partidario de la violencia lo que me mantenía cabreado era el hecho de esa escena que sin esperarlo había sido testigo. Hay ocasiones en las que no se sabe que esperar de uno mismo, como en ese preciso momento en que mi manager colocaba mi mano sobre mi hombro, percatandome al elevar mi mirada que la mujer dueña de mis pensamientos estaba justo frente a mis ojos, tan sensual y atrayente, esta vez no sentía aquella algarabía al encontrarla, solo podía escuchar una voz interna diciéndome "ve, allí esta ella", pero al contrario de cualquier ocasión pasada, no me permitía dar un paso hacia donde se encontraba, aunque también pude observar a un hombre mal herido en aquel sitio - Hyun, ¿me estás escuchando? Ese tipo está acosando a tu novia por dinero - saque mi billetera y de está unos cuantos dólares que llevaba conmigo -  Dale esto, además pide disculpas por su comportamiento, se que pido demasiado pero sabes que nos debemos a un imagen, te sabré recompensar luego - callé enseguida ante la presencia de Jessica delante de mi, habían pasado ya algunas semanas sin poder compartir en una misma habitación, y justo como si leyera mi mente, tome con suavidad su mano, dejándome guiar por ella hasta un lugar apartado del casino, el ruido era menor así como escasa las personas que nos podían rodear, solo que no tarde demasiado en recordar lo que había escuchado y visto en los televisores de aquellas salas, me solté de manera brusca de su agarre, apartandome de su lado sin muchas ganas de disimular ni hacerme el tonto ante semejante situación- ¿Crees que soy idiota? ¡Diablos! Sé la respuesta a esa pregunta pero por algún motivo quiero escucharlo de ti - mencioné distante y frío, ejerciendo con el puño izquierdo un fuerte golpe contra la pared, una manera sana de dejar salir mi enojo (?) - Jiyong debe encontrarse bien, ¿no es así? Ambos son tan cercanos que el hacerme quedar como idiota debe ser un hobbie, no quiero perder mi tiempo contigo, lo sabes bien, te amo profundamente pero ¡¡NO SOY UN JODIDO ESTUPIDO JESSICA!! - la severidad remarcaba mis palabras, con fuerza y rencor, amaba a esa mujer con lo profundo de mi ser, pero la cólera era dominante en mi.  

Choi Seung Hyun
Big Bang
Big Bang

No Mensajes : 140

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.