Últimos temas
» Confesionario 7u7
Dom Feb 12, 2017 1:41 pm por Goo Ha Ra ♥

» Idols Pleasures {Elite}
Jue Ene 28, 2016 10:06 pm por Invitado

» Save in my hands Δ Seo Joo Hyun
Jue Ago 06, 2015 1:11 pm por Seo JooHyun

» We'll become silhouettes in the end Δ Seo Joo Hyun
Sáb Jun 20, 2015 11:10 pm por Seo JooHyun

» Breaking the habit [ REAPERTURA || ÉLITE ]
Vie Mar 20, 2015 10:09 am por Invitado

» Make Your Move {Afiliación Hermana}
Mar Dic 30, 2014 4:22 am por Invitado

» ▬ 10 post antes de que postee un chico
Dom Dic 28, 2014 4:01 pm por ChunJi

» {!} R E G I S T R O de idols [Boygroups]
Dom Dic 28, 2014 3:51 pm por ChunJi

◙ Bienvenidos ◙
Bienvenid@ a Korean Destiny antes conocido como "Korean Dreamers" nació un Miér 27 Oct 2010, y desde ese momento lo primordial era concentrar un foro donde su temática principal estuviera rodeada por el genero musical que se habre paso a escala mundial, el K-Pop, ahora este funge como un centro para que aquellas personas que comparten una misma afición, la tematica del foro ambientada en la guerra de compañías, desea que sus usuarios tengan pleno conocimiento de las reglas por eso se les pide leer cada una de ellas con detenimiento para evitar malos entendidos en el futuro.
◙ STAFF ◙
Kim Taeyeon
Administradora Principal
MPPerfil
Kim Jaejoong
Administrador Inactividad
MPPerfil
Shim ChangMin
Administrador Afiliaciones/Diseño
MPPerfil
Jung Nicole
Moderadora Principal
MPPerfil
Kim YooJung
2da Moderadora
MPPerfil
Bang MinAh
3ra Moderadora
MPPerfil

Save in my hands Δ Seo Joo Hyun

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Save in my hands Δ Seo Joo Hyun

Mensaje por Kim Jun Myeon el Dom Jul 05, 2015 1:42 pm

Todas las fans, autoproclamadas Exotics,  sabían que Junmyeon adoraba la navidad, porque era una época en la que las cosas malas quedaban en el pasado, la nieve cubría los caminos conglomerados de la ciudad y las personas se preocupaban un poco más por el resto. Era, quizá, una acción llena de hipocresía,  pensar en que estará haciendo esa persona a la que no le hablas por meses, sin preocuparte a llamarle y pedirle perdón. Eran recuerdos vacíos i se veían así. Junmyeon se caracterizaba por ser nostálgico, porque cada pequeña cosa que ocurría le lastimaba profundamente. Nadie entendía el porqué de su sonrisa forzada, de las pocas energías que tenía de bailar, actuar o hacer bromas idiotas de mal gusto. Solo era un objeto más en la escenografía del lugar, un miembro invisible e irrelevante de un grupo de talla internacional como lo era Exo. Había quien lo notaba, las especulaciones se levaban; que si abandonaría el grupo, que si tenía problemas con los miembros. Chen le observaba fijamente mientras servía la comida y carraspeaba débilmente llamando la atención de todos, o casi todos, el líder se encontraba solamente envolviendo su pasta con el tenedor, sin apetito y con preocupación. La causa… SM Xmas Week. Allí estaría ella. ─Y entonces Exo no participara en ese concierto, las ventas fueron bien en el último disco pero,  Junmyeon, es hora de que hablemos. ¿Hay algo que te preocupe?─  ¿Qué podría responder a eso?

Negó con la cabeza tres veces y comió un poco de su porción de pasta con puré, su madre le había preguntado lo mismo por teléfono a penas un par de días antes. Algunos de los chicos se quedaron extrañados ante la pregunta, era obvio que su debilidad no había interferido de ninguna manera con su trabajo. Todo por lo que Junmyeon luchaba y amaba era pulcro y cuidadosamente desarrollado, su trabajo seguía siendo tan bueno como siempre y normalmente eso era lo que importaba a las personas que ganaban dinero con su trabajo. ─Todo está bien Jongdae, chicos recuerden que los dos días de vacaciones que tenemos se acaban el 27 de diciembre,  bueno, al menos para Jongdae, Baekhyun y Kyungsoo que tienen que ensayar la canción una vez más antes de presentarla en el programa─ los tres resoplaron, era su culpa por ser principales. Yixing rio y se encogió de hombros, ese hombre no tenía descanso. Los dos pequeños tenían serios problemas con aguantarse las ganas de ir por las maletas y largarse a sus casas. Siendo ambos de Seúl era más fácil que se marcharan. La cena en casa de exo acabó con todos hablando en voz baja y el plato de Junmyeon a medio comer. ─Apenas si a picado la pasta─ escucho murmurar a Chanyeol a modo de queja. No sabía que le estaba pasando, Junmyeon era alguien que se toma las cosas muy a pecho y esa huida conveniente del rio Han no le pareció más que un rechazo sutil. Tanto como su tacto frio lo era, el corazón de Seo Joo Hyun puede ser  difícil de penetrar. Tonto y estúpido Junmyeon que creyó lo contrario. El sueño le venció recordándose que Joohyun no era la típica chica bonita que busca sentirse querida, que tenía carácter fuerte y sentido de justicia retorcido, pero a él le gustaban todos esos encantos y defectos, quizá era en parte masoquista.

Los primeros rayos del sol le despertaron como si tuviera un sistema de alarma biológico, no había nadie más que Kyungsoo en la residencia. Él jamás viajaba de noche, por lo que era lógico que se quedara hasta el amanecer. Vestía un gracioso pijama azul y su pelo desordenado, encantador a su manera ─Buenos días, Hyung ¿te sientes mejor?─  el mayor suspiró y se marchó del lugar, tomó un largo baño, era navidad. Y realmente no le importaba, algo malo había pasado con él. ─Jo.. jo.. jo… feliz navidad  Kim Jun Myeon. Despierta de esta pesadilla, hombre, eres lamentable─ su madre le había mandado un mensaje temprano el día anterior. «Vayamos a comer los cuatro, trae el vino por que ahora ganas tu propio dinero» era tan linda. Lo que le gustaba del invierno no era el frio,  mucho menos el frio; si no que oscurecía a temprana hora. Eran las cinco cuando salió de la residencia donde vivía con los chicos, compró dos botellas del mejor vino del centro comercial y se dirigió a la casa de los amigos de su madre que le habían invitado de buena voluntad. No había nadie al parecer, las tres veces que toco el timbre y los quince minutos afuera avalaban su teoría. ─Mamá─ entonces decidió hablar por teléfono ─estoy en donde me dijiste, pero, no hay nadie aquí─ escucho algunas voces de trasfondo, las quiso reconocer pero no le dio tiempo cuando todo calló «Junnie, Uhm, resulta que la camioneta de tu padre se averió, pero no hay problema, entra con confianza estaremos allí en unos minutos»

─ Eso haré, ten cuidado mamá. Ven pronto─ sin soportar más el frio en sus manos presionó la palanquilla de la puerta y entro con cuidado, estaba solo. Decidió poner las cosas en la mesilla de noche a un lado del sofá y esperar pacientemente, había premios y diplomas colgados en la pared del salón pero le pareció descortés mirar así que se quedó con las manos entre las piernas esperando. Con la nariz hundida en la bufanda y tiritando de pies a cabeza. El clic de la puerta le alerto de una nueva presencia así que adormilado se pudo en pie de un salto para recibir a su madre, pero la imagen que le recibió era algo que no esperaba. Los colores le subieron al rostro y quiso desfallecer. ─Joohyunnie─ tartamudeo inseguro ¿Qué diablos pasaba?

Kim Jun Myeon
EXO K
EXO K

Mensajes : 80
Humor : Good Mood~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save in my hands Δ Seo Joo Hyun

Mensaje por Seo JooHyun el Jue Ago 06, 2015 1:11 pm

El sonido de cascabeles y villancicos cada vez que pasaba por las calles de la ciudad le recordaban sin falta las festividades en las que se encontraban, para esas fechas las personas parecían olvidar que no eran precisamente occidentales y las tiendas a sus entradas invitaban a pasar con la mercadotecnia de los Santa Claus bailarines. Sonrió con ternura viendo como una pequeña se emocionaba y señalaba a uno de esos hombres disfrazados a pesar de que sus ojos rasgados tras lo pequeños lentes eran más marcados que los de su padre, su piel un tanto más morena y la barba caía con un blanco exagerado y plástico, claro que no faltaba la escases de… rechonchés pero hey ¿Quién era ella para criticar? Les había sacado una sonrisa a la niña y a ella también. EL resto del camino al restaurante fue rápido y para cuando tomó asiento junto a las demás, se dio cuenta de que era la única que faltaba, de esa forma la última reunión de las soshis antes de separarse a disfrutar de sus vacaciones dio inicio, como cada año.

Río y pico de la comida de Yoona a pesar de haber almorzado no mucho antes, le encantaba pasar tiempo con todas ellas aún cuando se trataba de una despedida porque sabía que volverían a verse una o dos semanas después y a pesar de todo ello, su mente estaba en otra parte como lo había estado desde aquel fresco día en el Río Han. Todas sabían que ocurría algo, se les notaba en los ojos cada vez que le miraban para preguntarle algo o simplemente para sonreírle, pero SeoHyun no sabía si estaba agradecida de que no dijeran nada o frustrada de un secreto a voces que en verdad ni ella misma sabía lo que era. De lo que si estaba segura, es que no podía verle a la cara jamás, por lo menos no sin alguien presente que desviase la atención. Un par de horas después el grupo se fue reduciendo, alguna incluso llevaban su última maleta con ellas en su plan por ir directo al aeropuerto, JooHyun solía ser la última en despedirse pero no mucho antes había recibido una llamada de su madre que demandaba su presencia en casa para ayudar con la cena.

— Pudiste haberme dicho antes — susurró tratando de no hacer sonar aquello como queja pero su madre no le hizo caso, miró a su padre con algo de esperanza pero éste solo se encogió y desapareció hacia quizá, la sala. Suspirando terminó de ayudar con energías renovadas, se cambió por unos mayones gruesos y un vestido casi afelpado para esa temporada en colores blancos y rosas pasteles — ¿A qué hora van a llegar? — Dubu reaccionó ante su presencia en la entrad de la sala y con emoción corrió donde ella siendo levantado al instante — ¿No les conozco o no me quieres decir quiénes son?, ¿A caso es mi tía favorita y es una sorpresa? —  las preguntas y el tono curioso enlazadas con ellas borbotearon desde su garganta con insistencia y su progenitor soltó una risa paternal que se le antojo encantadora como para abrazarlo de no ser porque su cachorro la mantenía ocupada. – Lo verás cuando esté aquí – su madre casi fulminó con la mirada al hombre y Joo pestañeó confundida — Deberías llevar a pasear a Dubu, se ve con mucha energía — apresuró a agregar su padre poniéndose de pie, ambos mayores se acercaron a la chica y le abrazaron y besaron las mejillas contestando ella gustosa
— Feliz Navidad — exclamó sorprendiéndose a sí misma de lo adelantada que estuvieron sus palabras y río con energía al recibir respuesta — No tardaré entonces — de esa forma salió de la casa de sus padres con Dubu y su correa.

Cuando regresó, le pareció raro no escuchar ruido alguno. Pasando el recibidor dejó a Dubu en el piso y a diferencia de otras veces salió corriendo de su lado en dirección a una voz que le heló más de ser posible luego de su caminata, su rosada nariz y su boca entreabierta se asomaron por sobre la bufanda cuando la bajó con sus manos — MyunMyun oppa… — no sabía cómo reaccionar, giró casi como si quisiera ver que se había equivocado de hogar pero no, él estaba ahí, parado en la sala de sus padres con un mini cachorro a sus pies queriendo saludarlo y lograba respirar a penas —  ¿Q-qué hace aquí? — preguntó al final pasando hasta la cocina en busca de sus padres… o quien fuese, sin éxito alguno antes de volver donde él. No paraba de pestañear y no se mantenía quieta en un lugar jugueteando con sus manos —  ¿Mi madre te invitó? —  susurró lo más tranquila que pudo, tomó aire y se acercó donde él  con una sonrisa más que tambaleante que se escondió cuando se agachó para mimar al cachorro, no quería verle a los ojos, no habría podido aquel día, no podía ése y quizá ningún otro, jamás. ¿Eso era una broma o un sueño, verdad? Esperaba despertarse con los gritos de Hyoyeon en cualquier momento.

Seo JooHyun
Girl's Generation
Girl's Generation

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.